23/6/16

Abriendo horizontes: Sociedad Civil, Estado y Hegemonía en la obra de Carlos Pereyra

◆ Se presentan algunas de las ideas principales que desarrolló Carlos Pereyra en torno a problemas de la política, el Estado y la sociedad civil. Se traza un seguimiento de la obra de Pereyra a propósito de estas nociones, ubicándolas en el contexto de la recepción de la obra de Antonio Gramsci. Igualmente, se presentan las principales ideas del filósofo a propósito del Estado mexicano en el contexto de la coyuntura política de los años setenta. El texto busca ubicar el hilo de continuidad de la obra de Pereyra en la teoría política marxista.

Jaime Ortega Reyna

Es indudable que el estudio de la recepción e incorporación de la obra de Antonio Gramsci 2 en nuestro medio intelectual se da en el conjunto de vaivenes propios de la disputa política, particularmente la que involucró importantes movilizaciones sociales y un creciente prestigio del marxismo en los centros de reflexión de la izquierda, incluidos el Partido Comunista Mexicano. 3 Sin ese marco de referencia sería imposible hablar de una recepción propia u original como la que, sostenemos, aconteció a mediados de los años setenta. De entre quienes han hecho parte de la recepción y de una cierta apropiación de la obra del teórico italiano queremos presentar en esta ocasión algunas reflexiones sobre Carlos Pereyra.

Gramsci y la cultura popular

 Gramsci pretendió conseguir que los “grandes” artistas fueran también parte de la cultura popular (como lo fueron en su momento Dante o Shakespeare); es decir, enseñar a leer y a apreciar esos poemas de un modo histórico y vital
 La voluntad activa, práctica, es lo que hace que Gramsci llame a Marx y Engels “los filósofos de la praxis” y al marxismo “la filosofía de la praxis”

Juan Carlos Rodríguez 

Suele decirse que casi todo el mundo del llamado pensamiento alternativo (o pensamiento crítico al menos) anda buscando en los textos de Gramsci la solución a los problemas políticos y culturales que nos acucian. Sobre todo a través de dos cuestiones claves en Gramsci: la noción de hegemonía y la noción de la cultura popular. Ahora bien: me temo que se busca en Gramsci lo que Gramsci no nos puede dar sino a través de una larga investigación. Quiero decir, que se trata de categorías o nociones que no están servidas en bandeja, ya plenas y absolutamente consolidadas. Como canapés que pudieran tomarse directamente de la bandeja. Muy al contrario: hegemonía y literatura nacional-popular suponen en Gramsci un largo proceso de elaboración, lleno de contradicciones y de búsquedas, en las que Gramsci no siempre vio muy claro. Y lo analizaremos enseguida.