29/2/16

Antonio Gramsci, ritratto di un rivoluzionario

23/2/16

Revolución pasiva y “nuevo conformismo” en Gramsci desde Trotsky

Leon Trotsky ✆ A.d 
El período de entreguerras se caracterizó porque Inglaterra ya no podía ejercer su antiguo rol hegemónico, y porque Estados Unidos no estaba aún en condiciones de ejercer esa hegemonía. La primera guerra mundial, en palabras de Joshua, puso en evidencia estas contradicciones, y la segunda, las resolvió [1]. En ese marco se dan los debates convergentes y divergentes entre León Trotsky y Antonio Gramsci, ambos teóricos revolucionarios, en ese entonces, de la Tercera Internacional.
En el artículo de la revista Estrategia Internacional, Emilio Albamonte y Manolo Romano [2], resaltan que el primer punto de encuentro entre ambos revolucionarios es que destacan el rol de Estados Unidos como nueva potencia mundial ante la declinante hegemonía de Inglaterra, compartiendo como punto de partida un mismo punto de vista metodológico. Ambos hacen especial hincapié en la ley de la productividad del trabajo. Para León Trotsky ésta es importante por la forma superior que le dio Estados Unidos, expresada en la producción en cadena, estandarizada o en masa. Era el “americanismo” del que habla Antonio Gramsci: los nuevos métodos de trabajo, un nuevo modo de vivir, pensar y sentir. “El paso del viejo individualismo económico a la economía planificada” [3].

22/2/16

Trotsky & Gramsci. En torno a la revolución en las democracias capitalistas — [V & VI]


En sus ‘Cuadernos de la Cárcel (1929-1935)’,  Antonio Gramsci definió la “teoría de la revolución permanente” de León Trotsky como la “teoría del ataque frontal”, es decir, como la máxima expresión de la “guerra de movimientos”. Esta definición no se corresponde con la desarrollada por el revolucionario ruso.
Gramsci y su definición de la revolución permanente
Vicente Mellado   |   En el artículo anterior de esta sección, afirmamos que en sus Quaderni del Carcere (1929-1935) Antonio Gramsci vinculó la teoría de la revolución permanente de León Trotsky a las tendencias ultra izquierdistas del movimiento comunista internacional. En este artículo queremos realizar el intento por rastrear porqué Gramsci definió a la revolución permanente como teoría del ataque frontal.

21/2/16

Intelectuales tradicionales e intelectuales orgánicos — La imposibilidad de continuidad existencial y vital entre ambos

Antonio Gramsci
✆ Tullio Pericoli 
Horacio González   /   A Manguel [*] le gustaría que le digan intelectual tradicional. Así lo deduzco del fragmento de El viajero, la torre y la larva, en el que comenta a Gramsci con gran propiedad. Los intelectuales tradicionales –dice– “se muestran como individuos autónomos, independientes, parte de un linaje ininterrumpido por los conflictos y los levantamientos sociales”. Es una muy buena interpretación, que comparto, aunque creo que no se ajusta estrictamente a lo que quiso decir Gramsci. Supongo que el encarcelado italiano apuntaba a un tipo  de superación del intelectual tradicional –vinculado a la Iglesia, a la vida campesina, a las infinitas variante del universalismo abstracto–, que progresivamente iba a ser superado por el “intelectual orgánico”, que durante mucho tiempo, en la lengua repetidora de muchos lectores de Gramsci, significó la culminación de un proceso social triunfante, de carácter industrializador o modernizador, de fuerte tonalidad laica. No obstante, creo que Gramsci –no tuve tiempo para verificarlo entre mis libros desordenados– no veía como una categoría histórica válida ese carácter “ininterrumpido” que ahora le atribuye Manguel. Es que quien interrumpe al “tradicional”, en los hechos, aunque nunca de una manera clara, es el “intelectual orgánico” a través de andamios culturales operados por personas con calificaciones específicas, técnicos, periodistas, escritores partidarios o “a la búsqueda del burgués”, etc., que cumplían funciones de estabilización de un sentido cultural “hegemónico”.

Reedición de ‘Antonio Gramsci. Vida de un Revolucionario’, de Giuseppe Fiori

Jordi Coromiras i Julián   |   Es normal que en nuestra época emerjan de la nada muchos personajes históricos que creíamos olvidados. La manía de muchos necrofans por conmemorar muchos aniversarios sin redondeces es una de las causas. La otra, igualmente lamentable, surge de la ignorancia, que suele ser muy atrevida. En enero de 2013 una activista del 15-M fue llamada a declarar por la Brigada de delitos tecnológicos por publicar tuits que enaltecían la violencia. Entre ellos estaban algunos que eran citas literales de Antonio Gramsci, quien de la noche a la mañana devino uno de los trending topic más surrealistas que se recuerden en nuestro país, que ya es decir. Ahora [la editorial] Capitán Swing recupera la biografía del líder y teórico comunista italiano que escribiera en los años sesenta su compatriota Giuseppe Fiori. Algunos han criticado que el texto elegido sea tan añejo cuando existe mucha bibliografía que revisita la vida y obra del sardo desde perspectivas más contemporáneas, pero el valor de la obra reside en trazar un perfil biográfico muy concreto sin ninguna voluntad hagiográfica. Un clásico cuando se habla de Gramsci, siempre muy alabado y víctima -por el corrosivo paso del tiempo- de su propia brillantez, hasta el punto de olvidarse de la magnitud de su trayectoria.

19/2/16

'Gramsci 44' — L’esilio sull’isola di Ustica in una storia mai raccontata prima

Anna Foti   |   Ustica ai tempi del regime fascista e della repressione dei dissidenti politici, quando da isola a Nord del Sud divenne luogo di esilio in cui confinare il pensiero diverso, alienare e condannare persone ad esistenze avvolte nell’oblio. L’isola del mar Tirreno e la storia sconosciuta di Antonio Gramsci, politico e intellettuale italiano, tra i fondatori del partito Comunista d’Italia, sezione dell’Internazionale nel 1921 (anno in cui diresse il giornale “Ordine nuovo”) e nel 1924 fondatore dell’Unità, organo ufficiale del Partito Comunista Italiano fino al 1991, deputato della Camera del Regno d’Italia. Nell’isola egli era stato confinato nel 1926 per cinque anni, poi ridottisi a 44 giorni, dopo un arresto senza processo. Antonio Gramsci arrivò ‘dal continente’ sull’isola, divenuta prigione a cielo aperto per delinquenti comuni e dissidenti politici, nel dicembre del 1926 con i polsi incatenati. Questo frangente della vita dell’intellettuale antifascista di origini sarde è stata rievocata nel film – documentario girato proprio in quei luoghi e intitolato appunto “Gramsci 44”. Una storia di implacabile esilio ma anche di ostinata resistenza.

18/2/16

Educación, Filosofía y Revolución: Una visión sustentada en Gramsci

José Eduardo Hermoso   |   La virtud del pensar que posee el ser humano lo vuelve eminentemente peligroso a las formas de dominación del hombre sobre el hombre, ya que, toda tesis de dominación tiene una antítesis de emancipación, por tanto, la revolución conlleva 3 elementos necesarios para su praxis y su desarrollo, ellos son: la educación, la filosofía y el ser revolucionario, pero, ¿Qué papel juega el hombre revolucionario en la educación y la filosofía?, para Antonio Gramsci “...hay que comenzar demostrando que todos los hombres son “filósofos” definiendo los límites y las características de esta « filosofía espontanea »”, así podemos iniciar definiendo al revolucionario como el hombre que destaca su crítica y pensamiento sobre la vida del ser y por el cual hace de su propia vida la praxis de su pensamiento, que sobrelleva inevitablemente a formularse una filosofía de vida revolucionaria; esto destaca sobre el pensamiento y actuar de un colectivo que siente e identifica similitudes socio-cognitivas; por otra parte, la educación debe ser el camino de emancipación, ya que el desarrollo del pensamiento pasa inevitablemente por la madurez de un pensamiento crítico de las situaciones de dominación.

15/2/16

Il vecchio muore e il nuovo non può nascere

 “La crisi consiste appunto nel fatto che il vecchio muore e il nuovo non può nascere: in questo interregno si verificano i fenomeni morbosi più svariati”, osservava Gramsci in una nota scritta in carcere nel 1930; questa considerazione è purtroppo ancora oggi particolarmente attuale. Se non saremo in grado di far nascere una più razionale organizzazione della società, sulle rovine dell’attuale, andremo incontro a un’epoca ancora più oscurantista e imbarbarita della presente.

Renato Caputo   |   Sfruttando a proprio vantaggio una crisi provocata da assetti proprietari sempre più monopolizzati da pochissimi privati, che impediscono lo sviluppo economico, una élite progressivamente ristretta si appropria di una quota sempre più spropositata del prodotto di un lavoro in misura crescente diviso e strutturato a livello internazionale. Così oggi l’1% della popolazione, senza dover lavorare, possiede maggiori ricchezze del 99%, spesso costretto a faticare per tutta la vita per consentire a una ristrettissima minoranza di vivere nel lusso più sfrenato, tanto che 63 nababbi si appropriano di una quota maggiore della ricchezza totale di 3 miliardi e seicento milioni di persone, il 50% più povero dell’umanità.  

13/2/16

Gramsci e la “Rivoluzione in Occidente”

Después de Maquiavelo, Gramsci es el pensador italiano más leído y estudiado en el mundo. Su pensamiento es cada vez más actual para aquellos que no intentan limitarse a comprender la realidad, sino que miran a la transformación radical del mundo, donde un 1% de la población acapara más riquezas que el 90% restante. Dentro de los primeros, las 62 personas más ricas se apropian de mayores recursos que el 50% de los más pobres, o sea, 3.600 millones de personas

Renato Caputo   |   L’opera di Gramsci può essere interpretata come un trait d’union fra il marxismo della Terza Internazionale e i successivi sviluppi che ha avuto la riflessione marxista nel mondo occidentale.  Gramsci, infatti, si pone il compito di tradurre il pensiero di Lenin, adattandolo alle peculiari condizioni delle società a capitalismo avanzato. Antonio Gramsci nasce ad Ales (Cagliari) nel 1891.  Terminate le scuole elementari, è costretto a lavorare, ma continua a studiare e, nonostante la difficile situazione economica della famiglia, riesce a iscriversi all’Università di Torino.  Sono anni molto duri per la condizione di povertà, l’isolamento e un grave esaurimento nervoso.

6/2/16

Antonio Gramsci, comunista herético y orillero

Conversación con Oscar Ariel Cabezas sobre su último libro “Gramsci en las orillas”, obra que reúne un conjunto de intervenciones heterogéneas que se sitúan en América Latina como lugar de enunciación política.

Víctor Hugo Pacheco Chávez   |   Oscar Ariel Cabezas, Académico de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (Chile) es autor del libro Postsoberanía. Literatura, política y trabajo (2013). Además, ha sido coeditor de Efectos de imagen ¿Qué fue y qué es el cine militante? (2014) y coautor con Miguel Valderrama de Consignas (2014). En sus distintos trabajos ha abordado la relación entre teología y política, y el tema de las tecnologías de dominación que el capital ha empleado en su despliegue neoliberal. También ha reflexionado sobre las posibilidades y modalidades bajo las cuales los procesos de subjetivación de la política contemporánea han decantado en un dique a la soberanía absoluta del capital. De ahí que una de sus preocupaciones, pensar la política, está plasmada en el último libro que ha coordinado, ‘Gramsci en las orillas’ (2015), obra que reúne un conjunto de intervenciones heterogéneas que se sitúan en América Latina como lugar de enunciación política.

3/2/16

Antonio Gramsci: un pensiero per l'eternità

Lelio La Porta   |   A pagina 28 del Corriere della Sera del 10 gennaio scorso appariva un articolo a firma Tommaso Labate intitolato: Da Pasolini a Gramsci, l’appropriazione interessata dell’album di sinistra. A proposito di Gramsci, l’autore faceva presente come il noto “Odio gli indifferenti” sia “diventato lo slogan di un (…) moderato doc, Alfio Marchini”.  Infatti, non sarà sfuggito a quante e a quanti frequentano i piuttosto malmessi servizi pubblici della Capitale che alcuni autobus sono tappezzati dalla propaganda elettorale (a Roma si voterà in primavera per l’elezione del Sindaco) del “moderato doc”, appena citato, sulla quale campeggia il famoso incipit dell’articolo gramsciano del febbraio del 1917. 

Le compagne e i compagni, le lettrici e i lettori di questo settimanale vorranno perdonare l’autore di queste brevi note di riflessione per le modalità di inizio, in chiave non tanto polemica quanto indignata, di un articolo il cui cuore è il ricordo del 125° anniversario della nascita di Antonio Gramsci (22 gennaio 1891 ad Ales).