25/7/15

Gramsci: el fútbol y la escoba

"Nos llaman "perros rabiosos": ¡muy bien! Son los perros rabiosos los que, recorriendo las calles de la ciudad bajo el flagelo de la canícula, obligan a las señoritas de las aceras a correr, a levantar sus falditas y a mostrar sus repugnantes calzones."  Antonio Gramsci, "Perros rabiosos", 22 de febrero de 1916.
“El fútbol, este reino de la lealtad humana ejercida al aire libre”Antonio Gramsci

Miguel Herrera Zgaib   |   Hace ya unos días, al homenajear a dos paisanos uruguayos, Galeano y Ghiggia, reproduje unos apartes del texto de Gramsci que mencionaba el fútbol. Este jueves, cuando visitaba la bella y cómoda biblioteca de los Jesuitas, me topé en la estantería con el rótulo "comunismo", un libro que está hecho con las columnas, una selección, que Antonio Gramsci escribiera entre 1916-1920, "Bajo la Mole. Fragmentos de Civilización". Una de estas columnas, a la que me voy a referir y a citar en particular, la tituló Antonio Gramsci  "El Fútbol y la escoba", y apareció publicada el 26 de agosto de 1918, en plena revolución bolchevique en Rusia, cuando la suerte de la revolución proletaria mundial se jugaba en Europa.