30/10/15

Gramsci después de Tahir

Mariposa ✆ Eduardo Cardozo 
Roberto López Belloso   |   ¿Tienen sentido las ideas de hegemonía, intelectual orgánico o guerra de posiciones, en tiempos que parecen haber difuminado los límites de productor y consumidor de artefactos culturales, de mensajes políticos y de información; en tiempos donde la inteligencia no define un estamento al servicio o en contra del poder, sino una cualidad de los teléfonos?

Demencia. Eso argumentó la defensa para pedir la absolución de Dios. En cambio la fiscalía arremetió con una avalancha de pruebas en su contra. Bastaba con mirar el mundo, o el barrio, para darse cuenta de que era culpable de asuntos de lesa humanidad.

Un hombre con aspecto de profesor amable fue el encargado de llevar adelante el proceso. Calvo y con barba de candado, algo más alto que Lenin, en todo caso más erguido en esas fotos que los muestran juntos. Su historia, la de Anatoli Lunacharsky, es conocida en esta parte del mundo, principalmente porque la narró Eduardo Galeano en una de las pastillas de Los hijos de los días.

24/10/15

A propósito de la “Fuerza Expansiva” del pensamiento político de Antonio Gramsci

◆ “Lo studio dell’origine linguistico-culturale di una metáfora impiegata per indicare un concetto o un rapporto nuovamente scoperto può aiutare a comprendere meglio il concetto stesso” Antonio Gramsci
Antonio Gramsci ✆ Mario Tosto

Jaime Massardo   |   Las siguientes líneas se proponen dar cuenta de una manera sintética y resumida de los principales momentos de recepción en Chile del pensamiento político de Antonio Gramsci, mostrando al mismo tiempo su potencialidad para contribuir a esclarecer determinados problemas relativos a las posibilidades de construcción de una hegemonía de los trabajadores y de las fuerzas democráticas en nuestra sociedad, potencialidad que le otorga, por otra parte, una inmensa actualidad. A su turno –y en esto consiste la hipótesis interpretativa que proponemos aquí para la discusión–, el examen de estos momentos de recepción va poniendo en evidencia la vitalidad de la argumentación del historiador italiano Valentino Gerratana cuando afirma la existencia en la temática gramsciana de “una virtual fuerza expansiva no todavía del todo utilizada”.

14/10/15

Intelectuales orgánicos e intelectuales transgénicos: Debates en torno al progresismo latinoamericano

 “No hay que ocultar a la clase obrera nada de lo que a ésta interesa, ni siquiera cuando tal cosa pueda disgustarla, ni siquiera en el caso de que la verdad parezca hacer daño en lo inmediato; significa que hay que tratar a la clase obrera como se trata a un mayor de edad capaz de razonar y discernir, y no como a un menor bajo tutela.” –  Antonio Gramsci, L’Ordine Nuovo, 17 de marzo de 1922

Foto: Hugo Chávez, Evo Morales & Rafael Correa
Massimo Modonesi   |   Por medio de la noción de intelectuales orgánicos, Gramsci caracterizaba la labor de grupos específicos que cumplían funciones de producción, reproducción, conexión y cohesión ideológica que habilitan a las clases dominantes y las subalternas para sostener, respectivamente, la hegemonía y la disputa contrahegemónica. Se trataba de una apreciación en primera instancia descriptiva, que reconocía la existencia de estos grupos detrás de la construcción del orden burgués y, en otro nivel, prescriptiva, que sugería la necesidad de formar o reforzar una intelectualidad conforme a los intereses y la visión del mundo de los trabajadores.

11/10/15

L’intellettuale collettivo – Da Gramsci al mondo attuale

Alexander Höbel  |  Quello dell’intellettuale collettivo è un tema classico dell’elaborazione gramsciana, e in parte si collega a quella estrema attenzione al terreno della formazione e dell’approfondimento, al lavoro culturale organizzato, tipica della sua impostazione. Per Gramsci, cioè, come già era stato per Gobetti, “la cultura è organizzazione”, e agendo sulla formazione della coscienza di singoli e masse ha ricadute decisive sul piano politico .

Già nel dicembre 1917, dinanzi alla proposta di una “Associazione di cultura” emersa nella sezione torinese del Partito socialista, Gramsci osservava: “Una delle più gravi lacune dell’attività nostra è questa: noi aspettiamo l’attualità per discutere dei problemi e per fissare le direttive della nostra azione”, il che fa sì che non tutti si impadroniscano “dei termini esatti delle questioni”, cosa che provoca “sbandamenti”, disorientamento, “beghe interne”.

10/10/15

Trotsky & Gramsci. En torno a la revolución en las democracias capitalistas – [I, II, III & IV]

►  Es conocida la vieja afirmación de los cientistas sociales socialdemócratas y de algunos marxistas permeados por el estalinismo de que León Trotsky logró elaborar una teoría de la revolución para el oriente europeo, pero de inútil aplicación para pensar el triunfo de la revolución en occidente.
Antonio Gramsci ✆ Ludilo Zezanje 

Vicente  Mellado   |   El consenso existente en las aulas universitarias es que habría sido Antonio Gramsci el marxista que elaboró una teoría política para superar la sociedad y el Estado capitalista en occidente. Para esta región, la estrategia de la revolución socialista sería la conquista de la hegemonía de las clases subalternas mediante una “guerra de posiciones” (teniendo presente el hecho de que, como sostuvo Perry Anderson, el concepto de hegemonía adquirió varias definiciones). Esta estrategia seria la correcta para aquellas sociedades con instituciones civiles fuertes y diversos canales de mediación entre las clases dominantes y las clases subalternas.
Leon Trotsky ✆ Arton 
 En cambio, Trotsky solamente pudo elaborar una teoría política aplicable a sociedades carentes de “fortalezas civiles” y donde el Estado lo era todo. La revolución en la Europa oriental sería el resultado de un golpe frontal directo al Estado mediante una “guerra de movimientos”.

El acuerdo de los cientistas sociales neomarxistas, posmarxistas y marxistas posestalinistas respecto a la propuesta de Trotsky es que la teoría de la revolución permanente sería el reflejo de la estrategia de la guerra de movimiento. Afirmándose en citas de Gramsci, Christine Buci-Glucksmann afirmó que Trotsky “sigue siendo el teórico político del ataque frontal, en un periodo en el cual ese ataque sólo ocasiona la derrota”. Para otros intelectuales, como el filósofo polaco posestalinista Leszek Kolakowski, Trotsky no sólo construyó una teoría errada para la conquista del poder en occidente, sino que no habría aportado nada al marxismo.

7/10/15

Gramsci: ¿Qué es la filosofía de la praxis?

Antonio Gramsci ✆ Carpin
“Para la filosofía de la praxis, el ser no se puede separar del pensar, el hombre de la naturaleza, la actividad de la materia, el sujeto del objeto; si se hace esa separación se cae en una de tantas formas de religión, o en la abstracción sin sentido”

“Paso del saber al comprender, al sentir, y viceversa, del sentir al comprender, al saber. El elemento popular “siente”, pero no siempre comprende o sabe; el elemento intelectual “sabe”, pero no siempre comprende y, sobre todo, no siempre “siente”. Los dos extremos son, pues, la pedantería y el filisteísmo, por un lado, y la pasión ciega y el sectarismo por otro. No es que el pedante no pueda ser apasionado, al contrario; la pedantería apasionada es tan ridícula y peligrosa como el sectarismo y la demagogia más desenfrenados. El error del intelectual consiste en creer que se puede saber sin comprender y, especialmente, sin sentir y estar apasionado (no sólo por el saber en sí sino también por el objeto del saber), es decir, que el intelectual sólo puede llegar a intelectual (no a puro pedante) si se diferencia y se separa del pueblo-nación, o sea, sin sentir las pasiones elementales del pueblo, comprendiéndolas, explicándolas y justificándolas en la determinada situación histórica, y relacionándolas dialécticamente con las leyes de la historia, con una concepción superior del mundo, científica y coherentemente elaborada, el “saber”; no se hace política-historia sin esta pasión, es decir, sin esta conexión sentimental entre los intelectuales y el pueblo-nación."

4/10/15

La celda de dos escritores: Antonio Gramsci y César Vallejo

Antonio Gramsci ✆ Feddo Neurg
José L. Corazón Ardura   |   Que la presencia del cementerio y la convivencia entre las tumbas de los poetas ingleses tenga alguna relación con la cercanía de las cenizas de Gramsci es algo que, al menos, muestra el carácter civil de la muerte y sus máscaras. Existe también una vinculación vital y literaria, relacionada además con la estancia en la cárcel, uniendo de un modo temporal, si no, político, dos modos de exponer esa situación de encerramiento en una celda. 

César Vallejo✆ Carlos Merchán
Si las estancias de Antonio Gramsci (desde el 8 noviembre 1926 hasta su muerte en 1937) y César Vallejo (desde el 6 noviembre 1920 hasta el 26 febrero 1921) fueron también coetáneas, porque viven y mueren prácticamente el mismo tiempo, la misma historia de entreguerras y la defensa de un mundo comunista extendido como un fantasma a través de Europa.

Quiere decir que también viven en la cárcel y lo escriben. Es sabida la relación política de ambos escritores como intelectuales involucrados en el comunismo, ambos viajaron en la misma época a Moscú, pero nos interesaría más establecer alguna relación entre este hecho meramente biográfico que indica dos modos de la vivencia en la celda de castigo, pero que se imponen la tarea de exponerlo como si se tratara de considerar que la cuaternidad corresponde más que a las cuatro paredes de la celda, vallejianamente hablando.