25/7/15

Gramsci: el fútbol y la escoba

"Nos llaman "perros rabiosos": ¡muy bien! Son los perros rabiosos los que, recorriendo las calles de la ciudad bajo el flagelo de la canícula, obligan a las señoritas de las aceras a correr, a levantar sus falditas y a mostrar sus repugnantes calzones."  Antonio Gramsci, "Perros rabiosos", 22 de febrero de 1916.
“El fútbol, este reino de la lealtad humana ejercida al aire libre”Antonio Gramsci

Miguel Herrera Zgaib   |   Hace ya unos días, al homenajear a dos paisanos uruguayos, Galeano y Ghiggia, reproduje unos apartes del texto de Gramsci que mencionaba el fútbol. Este jueves, cuando visitaba la bella y cómoda biblioteca de los Jesuitas, me topé en la estantería con el rótulo "comunismo", un libro que está hecho con las columnas, una selección, que Antonio Gramsci escribiera entre 1916-1920, "Bajo la Mole. Fragmentos de Civilización". Una de estas columnas, a la que me voy a referir y a citar en particular, la tituló Antonio Gramsci  "El Fútbol y la escoba", y apareció publicada el 26 de agosto de 1918, en plena revolución bolchevique en Rusia, cuando la suerte de la revolución proletaria mundial se jugaba en Europa.

Gramsci era para ese tiempo parte activa de la redacción turinesa del periódico Avanti!, el órgano oficial del Partido Socialista Italiano, del cual era militante desde 1913. Su baño periodístico lo había tenido escribiendo algunas notas sobre Cerdeña, su tierra, en la prensa local y regional. 

Pero, desde 1914 escribía con regularidad para Il grido del popolo (El grito del pueblo), primero, y luego para Avanti!, que fue fundado casi a la par con este gran partido de masas, reformistas, que inició en el año 1896 sus luchas.
"Sotto la Mole"
Foto: Miguel Herrera Zgaib
La razón del nombre general de esta columna regular, yo la supe hasta hace una decena de años. Respondía al hecho que Gramsci, y muchos habitantes de Turín miraban entre arrobados y circunspectos a la llamada Mole Antonelliana, una torre y edificación monumental que le daba identidad al centro de la ciudad capital de la unidad italiana.

Era a su modo, un equivalente de la Tour Eiffel para los parisinos, y recordaba al joven que había venido de la provincia más lejana, Ghilarza, en una isla, que había sido parte del Reino de Nápoles bajo dominio español hasta el siglo XVIII.

Con una modesta beca de estudiante, Antonio llegó a cursar una carrera en la Facultad de Filosofía y Letras, de la que a la postre se retiró para dedicarse de lleno a su militancia política, y ser un joven dirigente, protagonista de los sucesos del "bienio rojo", 1919-1920, con los obreros de Turín, la ciudad del automóvil, de las fábricas Fiat y Lancia. Esto ocurría dos años después de haber escrito la columna que es motivo de esta crónica reflexión.
El fútbol y la escoba
Así empieza la columna "El fútbol y la escoba" escrita por Gramsci en Avanti! y ahora reproducida en el libro Bajo la Mole, de Ediciones Sequitur, Madrid, 2009, con traducción del italiano de Francisco Ochoa de Michelena:
Los italianos aman poco el deporte; los italianos prefieren la escoba al deporte. Antes que el aire libre prefieren la clausura de la taberna; antes que el movimiento, prefieren la quietud en torno a la mesa.Observen un partido de fútbol: es un modelo de la sociedad individualista: se ejerce la iniciativa, pero ésta definida por la ley; las personalidades se distinguen jerárquicamente, y la distinción se da no por antigüedad sino por méritos específico; hay movimiento, competición, lucha, pero todo está regulado por una ley no escrita que se llama "lealtad" y que un árbitro se encarga de recordar en todo momento. Paisaje abierto, libre circulación del aire, pulmones sanos, músculos fuertes, siempre dispuestos a la acción.
El autor de esta nota entiende, observa se conmueve con la modernidad crece con él ante sus ojos de provinciano, dispuesto a transformar el mundo. Es un joven nacido en Ales, Cagliari (Cerdeña), el 22 de enero de 1891. A la sazón tenía 27 años, y en un breve escrito logra captar la relación entre deporte y capitalismo. 
Un colofón
Nos deja esta escritura que es emblema del proyecto "Fútbol, Política e Ideología". Y es un escrito para presentar dos actividades centrales en el segundo semestre que pronto comienza, el curso electivo sobre su pensamiento, de una parte, y de otra, el X Seminario Internacional A. Gramsci, durante la primera semana de Octubre. Están todos invitados. 
http://seminariointernacionalgramsci.blogspot.com/