16/11/14

La Legitimidad en Weber y la Hegemonía en Gramsci | Distintas dimensiones del dominio consensual

Antonio Gramsci
David Levine
Max Weber
✆ David Levine
Mabel Thwaites Rey   |   Los conceptos de legitimidad y hegemonía, centrales en el análisis político contemporáneo, remiten a la cuestión clásica de los modos en que se fundamenta el poder político, es decir, cómo se justifica la dominación para obtener cierto consenso en los dominados y, simultáneamente, cómo se puede pensar la transformación social.

Bobbio (1985) señala que es un principio general de la filosofía moral que lo que tiene necesidad de ser justificado es la mala conducta, no la buena. Por eso el poder requiere justificación y sólo la justificación, cualquiera que ésta sea, puede hacer del poder de mandar un derecho y de la obediencia un deber, lo que equivale a transformar una relación de mera fuerza en una relación jurídica. 

Pensar con Gramsci

Mabel Thwaites Rey   |   Pensar con Gramsci, pensar a través de Gramsci implica eludir el afán meramente filológico con el que a veces se abordan ciertas citas de su obra. La potencia del pensamiento del italiano, la especificidad de su vigencia reside en su cualidad incitadora a las preguntas, a la indagación, a la duda, a ir más allá de lo aparente, de lo conocido, de lo reflejo. En suma, al pensamiento. Leído una y otra vez, en cada coyuntura, en cada momento histórico, se comprueba cada vez que Gramsci reta a pensar en lo sustantivo, en los problemas de fondo, en las líneas distintivas que arraigan la dominación y que, a la par, muestran las fisuras que permiten confrontarla. Encontrar en el presente los rasgos anticipatorios del futuro y construir a partir de ellos la acción política emancipatoria: esto es, en un sentido, lo que Hernán Ouviña llama  política prefigurativa.

1. Remite a la materialidad, a lo que existe, a lo ya operante, al marco estructural que configura el escenario sobre y en el cual se plantean las luchas. No hay, entonces, acción posible por fuera de las condiciones reales existentes. No hay ideales y derroteros con destino alguno que no estén anclados en la realidad, en el presente. El futuro está en el hoy, en aquello que constituye el material con el cual se puede construir el porvenir. Esto implica reconocer los límites que enmarcan cada época histórica.

La construcción de la democracia de consensos en Bolivia

Para Antonio Gramsci,  el factor más importante de cohesionamiento estatal es el ideológico
Coincidimos con la tesis doctrinal que sostiene que a las sociedades diferenciadas corresponden los sistemas de democracia de consensos, cuya construcción constituye el desafío más importante de la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia

Carlos Romero Bonifaz   |   La fundación de la República de Bolivia en 1825 y la aprobación de la primera Constitución Política de 1826, dieron paso a la instauración de un régimen político de democracia censitaria, donde una minoría poblacional blancoide alcanzó el control del aparato estatal a costa de la exclusión de la mayoría demográfica integrada por indígenas, campesinos y artesanos.