8/11/14

Las ‘Cartas desde la Cárcel’ de Antonio Gramsci

Su obra, para las nuevas generaciones puede ser fuente de conocimientos teóricos, como su vida es paradigma de un compromiso social y político en una época en que la postmodernidad desacredita todo atisbo de rebeldía contra el sistema

Antonio José Domínguez   |   Después de una época en la que la obra de Antonio Gramsci fue objeto de discusión, referencia y estudios –las publicaciones y congresos sobre su obra en todo el mundo occidental en los años setenta y ochenta hegemonizaron muchos de los debates sobre marxismo– hoy día, su obra merecería la atención en un momento de crisis donde, como él decía, a lo nuevo le cuesta emerger sobre lo caduco de lo viejo y donde sus categorías como el historicismo, el bloque hegemónico o el llamado intelectual orgánico nos clarificaría o desvelaría muchas de las cuestiones que han surgido después de la caída del Muro, el derrumbe del bloque comunista y la supremacía de las tesis neoliberales, así como la función de los partidos marxistas en las llamadas democracias.