26/2/14

‘El pueblo de los monos’ | Una lectura clave de Gramsci para analizar el neo- fascismo en Venezuela

  • “La pequeña burguesía, que definitivamente ha perdido toda esperanza de recobrar una función productiva…, trata en todas las formas de conservar una posición de iniciativa histórica: imita a la clase obrera, sale a las calles. Esta nueva táctica se lleva a cabo de los modos y formas permitidos a una clase de charlatanes, de escépticos, de corruptos: el desarrollo de los hechos que han tomado el nombre de ‘radiantes jornadas de mayo’, con todos sus reflejos periodísticos, oradores, teatrales, callejeros durante la guerra, es como la proyección en la realidad de un relato de la jungla de Kipling: el relato de Bandar-Log, del pueblo de los monos, el cual cree ser superior a todos los demás pueblos de la jungla, poseer toda la inteligencia, toda la intuición histórica, todo el espíritu revolucionario, toda la sabiduría de gobierno, etcétera, etcétera… trata de corromper la calle.” | Antonio Gramsci, “El pueblo de los monos” (1921)
José Francisco Puello-Socarrás  |  El italiano Antonio Gramsci es sin lugar a dudas uno de los analistas más autorizados sobre el fascismo como fenómeno político (1). Y ello, no sólo por haber sido el “observador” contemporáneo de mayor agudeza sobre el origen y la evolución del fascismo en Italia. También porque Gramsci mismo fue una de las víctimas de ese régimen antipopular y criminal. Como