22/1/14

Antonio Gramsci: la cultura y los intelectuales

 “En este joven solitario, sin afectos, sin alegrías, debe darse una gran tortura interior, una disidencia terrible que lo ha conducido a hacerse, interiormente, casi de modo inconsciente, apóstol y asceta. Su tortura ha comenzado con sus condiciones físicas: es jorobado y está consumido por enfermedades nerviosas. Ésta su vida constantemente pura y seria ha hecho, desde luego, que en Turín, aunque no sea renombrado públicamente tenga, empero, una influencia grandísima en todos los ambientes socialistas y la sección turinesa siga sus directivas. Por él todos los jóvenes socialistas tienen una admiración y una fe entusiastas. Intransigente, hombre de partido, a veces casi feroz, ejercita su crítica también en contra de sus compañeros, no por polémica personal o cultural, sino por una necesidad insaciable de sinceridad. En el partido cumple una función de verdadera moralidad.” | Piero Gobetti, carta a Giuseppe Prezzolini del 25/VI/1920, Carteggio. 1918-1922

Arnaldo Córdova  |  Antonio Gramsci (Ales, provincia de Cagliari, en Cerdeña, 1891-Roma, 1939) es el más grande pensador marxista que se haya dedicado al estudio del papel de la cultura y de sus creadores, los intelectuales, en la vida social, económica y política. Sus estudios, él mismo lo anticipaba, no pretendían ser de carácter sociológico, sino, precisamente, culturales e históricos (Quaderni del carcere, Einaudi, Torino, 1975, p. 1515). Ningún otro estudioso, de hecho, de ninguna tendencia ideológica o filosófica, ha aportado lo que Gramsci a la comprensión del rol que la cultura y la creación espiritual y, sobre todo, los intelectuales, desempeñan en la vida social en todos sus aspectos en el mundo moderno. Él es único entre los marxistas, porque ninguno se había ocupado de esta crucial temática. Y resulta único entre todos los que han estudiado los fenómenos culturales y espirituales de la sociedad, porque ninguno llegó a los hallazgos que él logró.

Una entrevista a Manuel Sacristán sobre Antonio Gramsci

Nota de edición. Hoy, 22 de enero, se cumple el 123 aniversario del nacimiento del gran revolucionario sardo. Vale la pena recordar esta entrevista que le realizaron hace más de tres décadas, en 1977, a uno de sus grandes estudiosos en un día como hoy. La titularon ‘Gramsci es un clásico, no es una moda’. Se publicó en Diario de Barcelona, el 10 de Mayo de 1977. Fue realizada por Félix Manito y Miquel Subirana.

El 25 de octubre de 1934 se dictó un decreto que concedía a Gramsci la libertad condicional, tras lo cual fue hospitalizado en una clínica de Roma. Concluida ésta, en 1937, Gramsci recuperó su plena libertad en

Cinco tesis sobre Gramsci a 123 años de su nacimiento

Antonio Leal  |  El aporte general más relevante de Gramsci al marxismo parte por una operación filosófica de magnitud: cambia la visión negativa de Marx de la ideología a un concepto positivo de ella y de la superestructura.

1. La elaboración de Antonio Gramsci, desde sus escritos en el periódico Orden Nuevo a aquella de los Cuadernos de la Cárcel, implica una vuelta al marxismo de Marx. La obra de Marx fue pensada y elaborada en el escenario de los países que ya alcanzaban un desarrollo capitalista y donde estaban en plena expansión sea los sujetos sociales característicos de esta sociedad como el nuevo tipo de Estado en capacidad de construir procesos hegemónicos durables y sostenidos en