31/12/14

Año Nuevo | Que cada mañana sea para mi año nuevo, para echar cuentas conmigo mismo y renovarme cada día

Antonio Gramsci   |   Cada mañana, cuando me despierto otra vez bajo el manto del cielo, siento que es para mi año nuevo. De ahí que odie esos año-nuevos de fecha fija que convierten la vida y el espíritu humano en un asunto comercial con sus consumos y su balance y previsión de gastos e ingresos de la vieja y nueva gestión. 

Estos balances hacen perder el sentido de continuidad de la vida y del espíritu. Se acaba creyendo que de verdad entre un año y otro hay una solución de continuidad y que empieza una nueva historia, y se hacen buenos propósitos y se lamentan los despropósitos, etc., etc. Es un mal propio de las fechas. Dicen que la cronología es la osamenta de la historia; puede ser. Pero también conviene reconocer que son cuatro o cinco las fechas fundamentales, que toda persona tiene bien presente en su cerebro, que han representado malas pasadas. También están los año-nuevos. El año nuevo de la historia romana, o el de la Edad Media, o el de la Edad Moderna. 

30/12/14

La democracia frente al miedo | Gramsci: las élites europeas, los poderes financieros y las elecciones en Grecia

Pablo Iglesias   | Decía Antonio Gramsci que el Estado es apenas una trinchera avanzada tras la que se asienta la robusta cadena de fortalezas y fortines de la sociedad civil. Robert Cox primero y la escuela de Ámsterdam después, adaptaron la teoría del genio sardo a las relaciones internacionales y a la comprensión de la Unión Europea, para concluir la existencia de unas elites transnacionales europeas vinculadas a poderes financieros capaces de dominar hegemónicamente la voluntad de cualquier Estado de la Unión, y no digamos ya de uno del Sur.

27/12/14

Gramsci, Wittgenstein & Sraffa su prassi, prassi produttive e crisi

Le teorie economiche di Sraffa, pur non essendo marxiste, furono influenzate dal suo rapporto personale e professionale con Gramsci
Ciò che unisce Wittgenstein a Gramsci è l’idea che la dimensione cooperativa e pratica della comunicazione non debba essere distorta da un apparato teorico
Guido Seddone   |   Lo stabilirsi di una procedura sociale dominante viene considerato spesso in ambito filosofico con sospetto per via del rischio di polarizzazione o accentramento di potere politico e finanziario da parte di forze o classi sociali spesso minoritarie. La fase successiva allo stabilirsi di una procedura sociale è la sua giustificazione che in ambito marxista è solitamente definita come Ideologia. Tale ideologia ha una base filosofica in quanto coinvolge e presuppone una coerente unità del pensiero e una concezione del reale che si differenzia dal senso comune per il fatto di non essere frammentata ed occasionale. Inoltre, l’elemento ideologico si concretizza sia attraverso teorie economiche e politiche sia attraverso un assetto istituzionale e legale che rende possibile la conservazione e stabilizzazione delle attività produttive e dei conseguenti equilibri sociali. 

23/12/14

El árbol del erizo | Cartas familiares íntimas de Antonio Gramsci

Ana Moreno Soriano   |   Buscaba otro libro en la estantería, pero encontré El árbol del erizo, de Antonio Gramsci. Lo había leído hace años, pero no me resistí a hojearlo de nuevo y, antes de darme cuenta, me había acomodado en un rincón del salón y estaba releyendo los cuentos y las cartas de Gramsci, las reflexiones de uno de los más importantes pensadores europeos, uno de los más grandes políticos de todos los tiempos.

Había nacido en Ales, en la provincia de Cagliari (Italia) en el año mil ochocientos noventa y uno; estudió en Cerdeña y en mil novecientos once obtuvo una beca para la Universidad de Turín. Allí entró en contacto con la prensa socialista, fue redactor del periódico Avanti! y, más tarde, fundó con Togliatti y otros compañeros, la revista L'Ordine Nuovo. Fue uno de los fundadores, en el año mil novecientos veintiuno, del Partido Comunista Italiano, del que sería secretario general en 1924.

20/12/14

La polémica de los intelectuales del PC de Argentina | La discusión sobre Antonio Gramsci

Foto: Alexia Massholder
Isidoro Gilbert comentó un libro sobre Héctor P. Agosti. La autora de la obra responde con esta nota sobre el uso dado al término ‘gramsciano’

Alexia Massholder   |    Bienvenida la polémica! Y por supuesto, el ejercicio de reflexionar no sólo sobre las prácticas culturales ajenas sino las propias. Tal fue el mérito de la crítica que Isidoro Gilbert publicara sobre mi libro El Partido Comunista y sus intelectuales. Pensamiento y acción de Héctor P. Agosti, en la edición impresa de ‘Ñ’ del 29 de noviembre pasado, Llevarme a la reflexión sobre mi propia práctica. [Esta nota fue publicada también en Gramscimanía  bajo el título El hombre que difundía a Gramsci].

No me detendré en recuperar todos los temas tratados en mi investigación, ni completar aquí los temas que aunque no están ausentes, efecti- vamente no fueron desarrollados por cuestiones formales que no cabe explicar aquí. 

Barack Obama y el papa Francisco: ¿gramscianos de derecha?

Foto: Barack Obama & papa Francisco
Fernando Rosso & Juan Dal Maso
"Gramsciano de derecha" fue la definición acuñada por Iñigo Errejón, el joven académico asesor de Podemos, a Enric Juliana, el periodista del diario catalán, La Vanguardia. Juliana es un admirador de los “eurocomunismos” allí donde existieron (Italia) y un nostálgico dónde no tuvieron lugar como partidos de masas o fueron más limitados (Estado Español, con la excepción de Cataluña). Esta definición podría caberle a Obama y el Papa, artífices, junto con Raúl Castro, de una política contrarrevolución social con formas de "revolución pasiva". 

19/12/14

La poetica gramsciana come speranza di salvezza | ‘Für Ewig 3’, di Elio Coriano

Alessandra Peluso   |   Accostarsi a quest’opera è complesso, occorre “scuotere la polvere dai calzari”, ci si immerge in una personalità acuta e sensibile quale è quella di Elio Coriano, che con audacia riprende il pensiero gramsciano. “Für Ewig” è il mondo sommerso scritto da Antonio Gramsci che nel carcere non ha perso mai la speranza di vivere, la speranza di combattere l’assolutismo del regime fascista e riconquistare la libertà. E quale miglior modo di sentirsi liberi anche nel carcere se non quello di scrivere, perché le parole, il pensiero abbiano un senso “für ewig” “per l’eternità”. Così è stato. Oggi i suoi 33 quaderni scritti dal 1929 al 1935 hanno un valore culturale inestimabile. Depurato dalle vesti che da secoli gli intellettuali e le diverse forme di governo lo hanno nuovamente recluso, imprigionandolo in un pregiudizio meschino e fuorviante per la cultura italiana, è stato liberato grazie all’esperimento poetico di Elio Coriano “Für Ewig 3”, la cui maestria ha tradotto in versi la scrittura di Antonio Gramsci.

18/12/14

Antonio Gramsci | Escritos sobre el lenguaje

Ignacio Maldovan   |   En la colección “Pequeña biblioteca de teoría” dirigida por Daniel Link, Diego Bentivegna realiza en Escritos sobre el lenguaje una compilación de reflexiones y comentarios sobre la lengua, la filología y la lingüística realizados por Antonio Gramsci entre 1918 y 1935. Los textos compilados en este volumen están precedidos por un Estudio preliminar de Bentivegna, titulado “Un arcángel devastador: Gramsci, las lenguas, la hegemonía”, donde el autor nos introduce a los conflictos por la lengua desatados en Italia desde el siglo XIX hasta la primera mitad del siglo XX, y que fueron abordados por la Filosofía, la Filología y la Lingüística. A continuación nos presenta 19 textos de Antonio Gramsci ordenados cronológicamente y que comprenden: a) un artículo publicado en 1918 en el periódico socialista Il grido del popolo, cuyo título es “La lengua única y el esperanto”; b) cuatro cartas dirigidas a diferentes destinatarios y c) catorce reflexiones y fragmentos extraídos de sus Quaderni del carcere; todos estos textos acompañados por notas aclaratorias (y títulos tentativos para los fragmentos que no lo poseían)que permiten entender los actores y el contexto desde el cual escribe Gramsci.

16/12/14

Días de la cárcel de Gramsci | Antes de conquistar el poder, una clase revolucionaria tiene que transformarse en clase dirigente

  “La democracia es cancerígena y su cáncer es la burocracia” |  William Burroughs, El almuerzo desnudo
Para ejercer su dominio, la burguesía no necesita siempre de la coerción, de la violencia legal, del terrorismo de Estado…

J. Regadera   |   Quien piensa según el interés de las masas también es un jefe, aunque no sea consciente de ello. Gramsci defendió la toma del poder por parte del proletariado para que controlase las riendas de las masas con el objetivo de levantar su futuro. Se preguntó si era posible vincularse a la gente; si es posible querer a una colectividad sin haber amado nunca de verdad. Empezó a criticar a los intelectuales que, cuanto más libres se creen, al servicio de su hipotético genio, más sirven al poder, asociándose a otros intelectuales por privilegios económicos, corporativos, de casta. Si las perspectivas de la revuelta individual, de la insurrección armada, de la guerra civil contras las clases dirigentes capitalistas, estaban abiertas: cabía la posibilidad de que la revolución estuviese al caer. Pero la crisis económica sería catastrófica si la llamada dictadura del proletariado enterrase al capitalismo…

15/12/14

Gramsci, la reconstrucción del Partido Comunista de España y la Hegemonía de la clase obrera

Javier Parra   |   Cada vez que escuchamos hablar de “hegemonía” nos viene a la cabeza Antonio Gramsci, fundador del Partido Comunista Italiano, y uno de los más brillantes  dirigentes y teóricos comunistas de la historia, que no solo fue perseguido y encarcelado prácticamente hasta su muerte por el fascismo italiano, sino pisoteado por quienes, desde la presunta izquierda, han manipulado, mutilado y amputado su obra para justificar la destrucción de las organizaciones de clase. Nunca ha sido más citado Gramsci como cuando se ha tratado de justificar la disolución de los Partidos Comunistas, empezando por el PCI, allá por 1991.  Un insulto a la memoria del propio Gramsci, una mente prodigiosa como reconocería incluso el régimen de Mussolini, después de que lo detuvieran y lo condenasen a una larga pena de cárcel afirmando que “había que impedir que ese cerebro funcionase durante veinte años”. Mussolini trató de impedir a aquel cerebro funcionar, otros se han ocupado de manipular y pisotear su pensamiento. 

Gramsci y la sociedad intercultural

En 1994, el historiador británico Eric J. Hobsbawn constató que los estudios sobre Antonio Gramsci no sólo no habían disminuido pese a la hegemonía política que el neoliberalismo consiguió apuntalar tras la caída del Muro de Berlín, sino que su figura estaba siendo objeto de renovada atención por parte de investigadores de todo el mundo. Desde entonces, la bibliografía sobre este gran pensador marxista no ha dejado de crecer en número y calidad, consolidándole como "clásico" de la cultura. El presente libro, Gramsci y la sociedad intercultural , del cual son editores Giaime Pala, Antonino Firenze & Jordi Mir García, se inserta en esta nueva ola de estudios gramscianos, y ofrece una serie de contribuciones de estudiosos, algunos de los cuales de reconocido prestigio internacional, centrados sobre todo en el interés que los Cuadernos de la Cárcel de Gramsci han suscitado entre investigadores (historiadores, sociólogos, politólogos, filósofos, antropólogos y teóricos de la literatura) dedicados a los estudios culturales y a los denominados estudios subalternos, señaladamente a partir de la difusión de los principales textos de Edward Said y Stuart Hall.

14/12/14

Il ritorno del maestro | L'identità di filosofia e política: concezione di Giovanni Gentile che affascinava Gramsci

Giuseppe Bedeschi    |   Su Giovanni Gentile non è mai scesa una coltre di oblio. Recentissimo è l'ottimo libro di Luciano Mecacci, La Ghirlanda fiorentina e la morte di Giovanni Gentile (Adelphi); ed esce ora, per i tipi di Bompiani, un volume, L'attualismo (con introduzione di E. Severino), che ripropone alcune delle opere più impegnative del filosofo siciliano. Ma anche nei passati decenni sono apparsi saggi, alcuni di grande pregio, sulla figura e l'opera di Gentile (penso in primo luogo ai libri di A. Del Noce, G. Sasso, S. Romano).

Quali sono i motivi di questo continuo «ritorno» del filosofo siciliano? Un «ritorno» tanto più singolare, in quanto alcuni degli studiosi più influenti della Prima Repubblica hanno dato su Gentile un giudizio negativo, durissimo. Vale la pena di fare, a questo proposito, un paio di esempi. Uno studioso di formazione neoidealistica come Eugenio Garin scriveva nel 1955 (nelle Cronache di filosofia italiana) che purtroppo il primato della gnoseologia aveva orientato l'attualismo verso una sorta di «teologia», e quindi non l'aveva fatto gravitare sulla storia, bensì gli aveva fatto risolvere la storia nella filosofia, «ossia nel quadro vuoto del pensiero pensante, che invece di essere concretissimo diviene astrattissimo».

8/12/14

Lukács & Gramsci: un’analisi comparativa

Convergenze e differenze tra i due grandi marxisti del Novecento. Il giovanile idealismo e la critica al determinismo marxista e a Bucharin. La divergenza sul terreno della teoria della conoscenza. Ideologia come conoscenza cha ha luogo nella prassi interattiva. Non si tratta di scegliere tra Gramsci e Lukács, ma di integrarli dialetticamente per superare i limiti di entrambi
Carlos Nelson Coutinho   |   Mi sembra indiscutibile che György Lukács e Antonio Gramsci siano, per lo meno dalla morte di Lenin, i due maggiori pensatori marxisti del XX secolo. Seppure la bibliografia sui due sia immensa (in particolare quella su Gramsci, che ha resistito meglio di Lukács all’onda antimarxista che ha accompagnato l’egemonia del neoliberalismo e del cosiddetto pensiero postmoderno), sono pochissimi i saggi dedicati esclusivamente a una comparazione tra i due autori, nella quale si discuta dei loro possibili punti di convergenza e di divergenza [1].

4/12/14

El hombre que difundía a Gramsci

Biografía intelectual. La historiadora Alexia Massholder reconstruye vida y obra del argentino Héctor P. Agosti, divulgador del gramscismo

Isidoro Gilbert   |   Los 32 Cuadernos de cárcel, 2.848 páginas escritas por un muy enfermo Antonio Gramsci, desde febrero de 1929 hasta agosto de 1935 en vísperas de su muerte, fueron secretamente llevadas a Moscú por sus amigos para resguardarlas del fascismo pero al final de la guerra el secretario general del PC italiano, Palmiro Togliatti, impulsó su publicación en Italia junto a las Cartas de la cárcel . Son seis volúmenes, ordenados por argumentos homogéneos, con los títulos: El materialismo histórico y la filosofía de Benedetto Croce (1948); Los intelectuales y la organización de la cultura (1949); Il Risorgimento (1949); Notas sobre Maquiavelo , sobre la política y sobre el Estado moderno (1949); Literatura y vida nacional (1950) y Pasado y Presente (1951).

3/12/14

Marx, Gramsci, Trotsky: la "nueva inmanencia" y la política marxista

Juan Dal Maso   |   Retomando la escritura sobre temas "filosóficos", quisiera volver sobre la "nueva inmanencia" en el marxismo, que tratamos anteriormente [en trabajos publicados en Gramscimanía: A propósito del Cuaderno 11 de Gramsci | La ‘ortodoxia’ que no fue; Nuevamente sobre el materialismo de Marx y su actualidad y Gramsci, Marx y la "nueva inmanencia": acerca de una lectura de Peter D. Thomas]. [Para una definición de ‘inmanente’ en pocas palabras].

La cuestión de la "nueva inmanencia" o el "nuevo concepto de inmanencia" del que habla Gramsci como característico del marxismo tiene una gran importancia teórica porque está ligada a la definición del lugar del marxismo en la historia de la cultura occidental y en qué sentido continúa o rompe con las anteriores filosofías o concepciones del mundo.