3/11/13

El concepto de Subalterno y de Grupos Subalternos | Noción gramsciana y del grupo ‘Subaltern Studies’

Rafael Ojeda  |  Subalterno nos refiere, como atributo general de subordinación, a lo que es de rango inferior, ya sea en términos de autoridad o poder, a partir de nociones de clase, casta, edad, género, raza, cultura, lengua, ocupación o cualquier otra forma de gradación en una escala de jerarquías.  En su sentido teórico más difundido el concepto fue desarrollado por Antonio Gramsci (1891-1937), pensador italiano que en sus Cuadernos de la cárcel, consistente en 32 libretas no destinadas a ser publicadas, escritas entre 1929 y 1935, durante su estancia en prisión -tras una breve referencia a un texto de Lucien Herr-, esquematiza lo “subalterno” oponiéndolo a “dominante” a partir de una noción de estructura socio-económica diferencial, en sus “notas sobre la historia Italiana”.

Algunos conceptos importantes en la obra de Antonio Gramsci

Intelectuales y hegemonía

Queridísima Tatiana. (... ) El estudio que he realizado sobre los intelectuales es muy amplio como diseño y, en realidad, no creo que existan en Italia libros sobre este tema.  Existe ciertamente mucho material erudito, pero disperso en un número infinito de revistas y archivos históricos locales.  Por otra parte, yo extiendo mucho la noción de intelectual, sin limitarme a la noción corriente que hace referencia a los grandes intelectuales.  Este estudio lleva también a ciertas determinaciones del concepto de Estado, normalmente entendido como sociedad política (o dictadura, o aparato coercitivo para conformar la masa popular según el tipo de producción y la economía de un momento dado) y no como un equilibrio entre la Sociedad política y la Sociedad civil (o hegemonía de un grupo social sobre toda la sociedad nacional ejercida a

Antonio Gramsci e Hannah Arendt: Per amore del mondo grande, terribile e complicato | Lelio La Porta

Joseph A. Buttigieg  |  Le vite di Antonio Gramsci e di Hannah Arendt furono plasmate, in larga misura, dagli eventi turbolenti del periodo tra le due guerre mondiali, che essi sperimentarono nei loro modi distintivi in diverse parti d’Europa. Il disastroso fallimento della democrazia liberale e la presa del potere da parte del fascismo in Italia derubarono Gramsci della sua libertà negli ultimi 11 anni della sua breve vita. Nel caso della Arendt, il collasso della Repubblica di Weimar e l’avvento del Nazismo la costrinsero all’esilio, non solo dalla terra di nascita, ma anche dalla cultura nella quale il suo precoce intelletto era radicato.

Non è un caso che i loro scritti — sebbene composti in contesti profondamente differenti — affrontino questioni simili o sovrapposte: la genealogia del totalitarismo, la filosofia politica e pratica, la modernità, il carattere delle rivoluzioni, i movimenti popolari o di massa, ecc. Tuttavia, nonostante