4/10/13

Un monumento a Antonio Gramsci, ¡… y en Nueva York!

Graciela Montaldo  |  El artista suizo Thomas Hirschhorn montó este verano en Nueva York un monumento al filósofo y teórico político italiano Antonio Gramsci. La particularidad de la obra (“de arte” para Hirshhorn) es que se trata de un monumento efímero: una construcción de aglomerado en un jardín comunitario de un edificio “de interés social” en el Bronx. La sensación es que todo está fuera de lugar: la grandilocuencia del título respecto de la materialidad de la obra (el monumento se desarma al final del verano), el territorio que ocupa (habitado por población hispana y afroamericana con escaso acceso al arte y a los escritos de Gramsci), las actividades que se desarrollan (conferencias de Marcus Steinweg y Christine Buci-Glucksmann, una radio comunitaria, un taller para niños, sesiones de micrófono abierto para el público, un “Gramsci Bar”), los objetos de Gramsci