4/9/13

El autor de los Quaderni en el Bronx | Gramsci: ‘La realidad existe independientemente del individuo pensante’

Salvador López Arnal  [Especial para Gramscimanía]  “Gramsci pasa el verano en el Bronx”. Así titulaba Andrea Aguilar [AA] su crónica del pasado lunes en el global-imperial [1]. “El artista Thomas Hirschhorn resucita al revolucionario italiano con una instalación en Nueva York” era el subtítulo. Un pelín peor expresado: el revolucionario sardo no puede haber resucitado, ni siquiera en EEUU, porque nunca ha muerto, nunca han conseguido que sea un “perro muerto”.
Monumento a Gramsci situado en Forest Houses, un conjunto de viviendas públicas
 en el barrio de Morrisania, del popular distrito del Bronx, en Nueva York 

Las Forest Houses, señala AA, ocupan 15 edificios de 14 pisos de altura; 1.300 apartamentos destinados a vivienda social. Un área de cerca de 7 km2 en el corazón del Bronx. “El complejo fue levantado a mediados de los cincuenta”, unas dos décadas después de la muerte de Gramsci. “El artista suizo Thomas Hirschhorn [TH] se propuso conectar estos dos dispares puntos y decidió plantar un monumento en honor al pensador marxista entre estas casas del Bronx.”