2/7/13

Marxismo y el carácter social de China

Fred Goldstein
Traducción del inglés por J. M.- revisado por Berta Joubert-Ceci

English
El tema de China es una de las cuestiones más importantes del siglo XXI para la clase obrera y los pueblos oprimidos, así como para las clases dominantes imperialistas hostiles del mundo. Es de gran interés para los movimientos progresistas y revolucionarios, sobre todo en EE.UU., el llegar a una política correcta hacia China.

En primer lugar, China fue un país oprimido que logró su liberación del imperialismo británico, francés, alemán, estadounidense y japonés en 1949 haciendo una de las grandes revoluciones en la historia. En ese momento, una cuarta parte de la raza humana fue liberada de las garras del imperialismo.

El legado de Gramsci

Atilio Boron

“¡Hay que lograr que ese cerebro deje de funcionar!”, exclamó entre la desesperación y la impotencia el fiscal del régimen fascista ante la corte que estaba juzgando al fundador del Partido Comunista Italiano. La corte, naturalmente, obedeció a su mandato y lo condenó a veinte años, cuatro meses y cinco días de prisión y una considerable suma de dinero en concepto de multa. Allí pasaría los restantes once años de su vida sólo para ser liberado pocos días antes de su muerte, el 27 de Abril de 1937, cuando múltiples enfermedades agravadas por la falta de cuidado médico habían minado irreversiblemente su salud. Su larga agonía en las mazmorras del fascismo revela no sólo la bajeza moral del régimen sino también el talante ético de su víctima.

Antonio Gramsci: La voluntad de pensar

  • “Los escritos de Gramsci están inspirados en lo más alto de la voluntad de pensamiento hasta el punto en que ese pensamiento deba ponerse al servicio de lo que estando comprometido con la lógica del partido lo trasciende.”
Oscar Ariel Cabezas

El nombre Antonio Gramsci (1891-1937) está compuesto de lo mejor del pensamiento político del siglo XX y de lo peor de las cárceles del fascismo italiano de Mussolini. En América Latina la referencia a este hombre hecho de voluntad de pensamiento y cárcel se suscita casi inmediatamente después del triunfo de la Revolución Bolchevique de 1917. La referencia la encontramos en el periódico El tiempo de Lima, en julio de 1921. Es José Carlos Mariátegui quien menciona al insigne teórico cuando dice que “El Ordine Nuovo es el diario del Partido Comunista y está dirigido por dos de los más notables intelectuales del partido: Terracini y Gramsci”.