30/6/13

Capitalismo, movilizaciones, programa | En la visión de Marx, el salario no está reducido al nivel de subsistencia fisiológica

Rolando Astarita

A raíz de las recientes y grandes manifestaciones en Brasil y Chile, y un poco antes, en Turquía, muchos comentaristas destacaron que ocurren en países que han experimentado un crecimiento relativamente importante en los últimos años, o incluso décadas. Por ejemplo, en Brasil, desde 1992 el producto bruto interno por habitante más que se duplicó, unas 30 millones de personas salieron de la situación de pobreza absoluta, y mejoraron los índices en educación y salud (el Índice de Desarrollo Humano aumentó un 24% desde 1990 a 2013). Sin embargo, millones salieron a las calles reclamando por salud, educación y transporte, contra la represión policial y la corrupción. En esta nota argumento que la teoría de Marx provee un marco adecuado para entender la dinámica de estas movilizaciones, relacionada con la dialéctica “desarrollo capitalista – polarización social”. De aquí se desprenden cuestiones referidas a programas y perspectivas de estas movilizaciones.

L'americanismo? Non è da avversare / Estratto della relazione al convegno su Antonio Gramsci

  • I principi fordisti con la loro ‘economia programmatica’, non erano così distanti dalle idee sovietiche. Pubblichiamo un estratto della relazione che il filosofo terrà al convegno su «Gramsci, pensatore unitario contemporaneo», presso Palazzo Marini, Sala della Mercede, Roma)
Domenico Losurdo

Come spiegare l'attenzione intensa che a partire in ogni caso dal 1929, come dimostra una lettera a Tania del 25 marzo di quell'anno, Gramsci riserva all'«americanismo» e al «fordismo»? Il giudizio a tratti positivo espresso a tale proposito dai Quaderni del carcere dimostrerebbe il crescente distacco del rivoluzionario in carcere dal movimento comunista? Al di là del desiderio di accomodamento al clima ideologico oggi dominante che ispira tale interpretazione, a viziarla è un equivoco di fondo.

Antonio Gramsci & Jürgen Habermas | Hegemonía o diálogo

Francisco Nixon

Hace unos meses hablaba de Gramsci y Habermas al final de un artículo colectivo […]. La mención era muy oscura por razones de brevedad y porque no respondía directamente a la polémica que había originado el artículo, sino que más bien era una respuesta a los recientes intentos de analizar la música desde un punto de vista político. Gramsci fue un marxista italiano que inventó el concepto de “hegemonía cultural” para explicar contradicciones (según la ortodoxia marxista) tales como que el proletariado europeo combatiera entre sí en la Primera Guerra Mundial, o que las masas populares no apoyaran los procesos revolucionarios.

El concepto de política en los Cuadernos de la Cárcel

Carlos Nelson Coutinho

Entre los marxistas de su tiempo, Gramsci probablemente fue el único que utilizó de forma positiva el término ciencias políticas o ciencias de la política. Mientras que el los Cuadernos el término sociología siempre aparece con una connotación marcadamente negativa (es conocida la aversión gramsciana a la “sociología marxista” propuesta por Bujárin y su crítica al formalismo y al empirismo de la de la sociología “burguesa”). La expresión ciencia política, por el contrario, tiene en sus apuntes una indiscutible acepción positiva. No es difícil notar que uno de los motivos de los Cuadernos, quizá el más comprometido, es precisamente la elaboración  de una “ciencia de la política” adecuada a la filosofía de la praxis, o sea al marxismo.

Nota sobre el martiano Gramsci y el gramsciano Martí

Guillermo Castro Herrera

En sus notas sobre Maquiavelo como primer teórico de la política moderna, Gramsci hace una reflexión del mayor interés sobre los vínculos entre la socialidad y la eficacia histórica de los partidos políticos. [1] Así, tras preguntarse en qué consiste la elaboración de la historia de un partido político, señala lo siguiente:
G. Castro Herrera
¿Será la mera narración de la vida interna de una organización política? ¿Cómo nace, los primeros grupos que lo constituyen, las polémicas ideológicas a través de las cuales se forma su programa y su concepción del mundo y de la vida? En ese caso se trataría de la historia de grupos restringidos de intelectuales y a veces de la biografía política de un individuo aislado. El marco del cuadro, por lo tanto, tendrá que ser más amplio y global. Deberá hacerse la historia de una determinada masa de hombres que habrá seguido a los promotores, los habrá apoyado con su confianza, con su lealtad, con su disciplina, o los habrá criticado “realistamente” dispersándose o permaneciendo pasivos frente a algunas iniciativas.

Sociología y ciencia política

Antonio Gramsci

El éxito de la sociología está en relación con la decadencia del concepto de ciencia política y de arte político que tiene lugar en el siglo XIX (con más exactitud en la segunda mitad, con el éxito de las doctrinas evolucionistas y positivistas). Lo que hay de realmente importante en la sociología no es otra cosa que ciencia política. "Política" deviene sinónimo de política parlamentaria o de pandillas personales. Existe la convicción de que con las constituciones y los parlamentos se inició una época de "evolución natural" y que la sociedad encontró sus fundamentos definitivos porque eran racionales. He aquí porque la sociedad puede ser estudiada por el método de las ciencias naturales. Empobrecimiento del concepto de Estado que se deriva de esta manera de ver.