29/6/13

Pensar las ciencias sociales desde Gramsci & Bourdieu / Dos propuestas que se encuentran

Teatro Escolar
✆ Lado Tevdoradze
Pablo di Napoli
  • “El problema de qué es la "ciencia" misma debe ser planteado. ¿La ciencia no es ella misma "actividad política" y pensamiento político, en cuanto que transforma a los hombres, los hace distintos de lo que eran antes?” Gramsci, Maquiavelo. Sociología y ciencia política, Tomo V, pág. 186-187
El presente trabajo se propone tejer algunos puentes entre las obras de Antonio Gramsci y Pierre Bourdieu a partir de la concepción de ciencia que ambos plantean. Aquí no se pretende realizar un análisis acabado de sus obras ni hacer una contraposición estricta de las mismas, sino de establecer puntos de encuentro entre sus propuestas teórico-epistemológicas y el desarrollo de social.

Subjetividad social y objetividad científica / Apuntes sobre la Epistemología Política de Antonio Gramsci

Antonio Gramsci ✆ Stefania Morgante
Miguel Candioti

La “filosofía de la praxis” de Antonio Gramsci se caracteriza, por un lado, por sus críticas a lo que él denomina el “materialismo metafísico” propio del positivismo y del sentido común (tradicionalmente influido por la religión), y por otro, por una concepción no dogmática de la ciencia y sus condiciones de posibilidad en el terreno de las superestructuras de una sociedad desgarrada en grupos con intereses antagónicos.

En su ataque contra el “materialismo metafísico” Gramsci confunde el objetivismo de las posturas deterministas con el “materialismo” sin más, lo cual trae como consecuencia que su justo antiobjetivismo acaba por volverse un subjetivismo histórico, esto es, en una forma de idealismo. Sin embargo, esta perspectiva lo lleva a pensar la objetividad científica desde un punto de vista no arbitrario, al considerarla como el resultado de la construcción histórica de una subjetividad universal. Así, pues, la objetividad científica es sobre todo una conquista político-cultural.

Epistemología y ética en las Ciencias Sociales / A propósito de Antonio Gramsci

Ángel Ruiz Zúñiga

El tema de una teoría de verdad para las ciencias sociales incide sobre una de las problemáticas más difíciles en la epistemología: ¿qué se puede saber sobre la sociedad y la historia? y ¿cuáles son los criterios para determinar cuándo una teoría social es verdadera o cuándo es falsa? han sido interrogantes bastantes veces vinculados a tomas de posición filosóficas o ideológicas. Que esto haya sucedido nos debería poner en guardia acerca de la naturaleza especial del conocimiento social.

Notas sobre Gramsci y las Ciencias Sociales

Renato Ortiz
Traducción del portugués por Ada Solari

PDF
No es mi intención elaborar, en este breve texto, una interpretación abarcadora y exhaustiva de la obra de Gramsci. Varios autores ya lo han hecho, y creo, además, que mi contribución en ese ámbito sería de poca utilidad. Mi punto de partida es otro y lo construyo a partir de una pregunta: ¿qué puede extraer, hoy, un científico social de la lectura de su obra? Se trata, por tanto, de un ángulo unilateral e interesado, que deja de lado un análisis riguroso de los conceptos y privilegia la relación del autor con el universo de las ciencias sociales. Creo que cuestiones tales como "¿Fue Gramsci un sociólogo" o "¿Fue un científico político?", llevan a formular un conjunto de problemas falsos, pues, como marxista y militante, sus intereses trascendían las fronteras entre las disciplinas y tenían como referencia directa el campo de la práctica política.

Notas breves sobre la idea de Ciencia en Gramsci

Cristina Díez Fernández

En estas breves notas lo único que se pretende es apuntar la importancia de la Idea de Ciencia en el pensamiento del autor italiano. Mucho se ha hablado de la centralidad  que el concepto de filosofía de la praxis tiene en su obra, pero pocas veces se tiene en cuenta que  la forma en que Gramsci ha llegado a él es a partir del de ciencia. Así, difícilmente podrían comprenderse el uno sin el otro. A propósito de esto, cabe destacar que uno de los problemas que más le preocupó fue el de la relación entre ciencia y filosofía.  Ambas son consideradas por él como dos superestructuras que se manifiestan en función del proceso histórico del que forman parte. Y en tanto que superestructuras deben ser estudiadas con los mismos métodos que se utilizan para analizar las ideas religiosas  o los movimientos políticos.

Una de las cuestiones centrales en torno al concepto de ciencia es si esta tiene autoridad para certificar la existencia objetiva  de la realidad externa.  Gramsci señala que esta labor no le pertenece, la ciencia no puede dar pruebas de la objetividad de lo real, porque esa objetividad  es una determinada concepción del mundo y no un dato científico.