5/5/13

Perspectiva actual de Antonio Labriola, Antonio Gramsci y Palmiro Togliatti

Renato Guttuso
✆ Los funerales de Togliatti
José María Laso Prieto

Antonio Labriola
En un artículo publicado recientemente en la revista Argumentos [1] sosteníamos que para los españoles tiene particular relevancia el modelo italiano. Pero no exclusivamente como modelo de desarrollo económico, ya que este tipo de paradigmas implica siempre el riesgo de una aplicación mecanicista fuera del contexto que lo hizo operativo. 

Se trata, por el contrario, de referencias mucho más matizadas que tienen por base la previsibilidad de que en los próximos años vamos a alcanzar en España niveles de desarrollo económico, político y social muy similares a los logrados por el pueblo italiano. Con ello será posible que los españoles podamos utilizar un fecundo acervo de experiencias político-sociales y elaboraciones científicas del que la dictadura franquista nos mantenía artificialmente alejados, a pesar de los fuertes lazos históricos existentes entre ambos pueblos.

Las mujeres y el socialismo

Ricardo Sánchez Ángel

Especial para Gramscimanía
Las Mujeres discurren en la historia, superando los olvidos, las exclusiones, recuperando su visibilidad. Ellas son protagonistas de la vida social, cultural, económica y política. La historia es en femenino y masculino, profundamente interrelacionados estos géneros, con el poder de los hombres sobre Las Mujeres y las resistencias creativas de ellas. La historia es binaria, en que hombres y mujeres están presentes, de la misma manera que la historia es la del discurrir contradictorio de clases sociales, estamentos, profesiones, élites, partidos, individualidades, distintos pueblos, culturas, religiones y creencias, en el desarrollo desigual de la sociedad planetaria. Si se asume esta perspectiva, buena parte de la historia escritadeberá ser reelaborada, para recuperar su riqueza y complejidad.

El lenguaje y la actividad humana / Las formas del comportamiento humano están condicionadas por el lenguaje

Foto: Adam Schaff
Adam Schaff

Hace unos años me obligué, en cierto modo moralmente, a ocuparme de nuevo de la problemática de la Semántica General. Lo hice al criticar esta corriente en la “Introducción a la Semántica” (Einfikhrung in die Semantik,).l Considero mi deber cumplir con esta obligación, ya que – excepto los aspectos negativos que ya consideré en mi crítica – veo también lo positivo de la Semántica General, sobre todo en sus concepciones sobre la función social del lenguaje, que por lo demás no se encuentran en ninguna otra parte. Primordialmente trataré de las observaciones sobre la influencia que ejerce el lenguaje en la conducta humana. Mientras la crítica recayó a menudo desconsideradamente sobre los aspectos más vulnerables de la Semántica General, olvidó muchas veces una valoración objetiva de los mecanismos positivos contenidos en algunos pensamientos de esta doctrina.

Comentario crítico a ‘Filosofía de la praxis’ de Adolfo Sánchez Vázquez

Adolfo Sánchez Vázquez
✆ David Padilla
N. Mauricio Andrade Ruiz
  •  "Con admiración se cita a Kant, indicando que él no enseñaba filosofía, sino el filosofar; como si alguien enseñase carpintería, pero no enseñase a construir una mesa,una silla, una puerta, un armario, etc."
     
    G. W. F. Hegel
En el prólogo a la edición de 1980 de su Filosofía de la praxis Adolfo Sánchez Vázquez (“SV” a partir de aquí) reitera los propósitos de esta obra, de entre los cuales el fundamental es la reivindicación de la praxis como categoría central en el marxismo y como categoría filosófica importante en general.[1] También se quiere deslindar filosóficamente al marxismo de vulgarizaciones ideológicas y/o concepciones simplistas (mecanicistas, deterministas, economistas, cientificistas, reduccionistas, etc.). Pero estos propósitos obedecen a uno de mayor envergadura, y que trasciende toda filosofía, a saber, la transformación de la realidad. Y si, como se verá más adelante, la transformación implica la teoría, un pensamiento que se preocupe explícitamente por la praxis es ya, de algún modo, parte de esa transformación.

La praxis en la filosofía de Adolfo Sánchez Vázquez

Adolfo Sánchez Vázquez
✆ Helguera
María Rosa Palazón Mayoral

Resumen / En Filosofía de la praxis, Adolfo Sánchez Vázquez interpreta la praxis (haz cuyo envés es la teoría) como categoría central del marxismo; aplica sus abstracciones a la historia concreta, y propone con Feuerbach que tal filosofía no sólo debe interpretar, sino transformar al mundo; compara la praxis revolucionaria y creativa con la actividad práctica habitual; encuentra sus raíces en el trabajo, y la define como una actividad teleológica y utópica, esto es, ética: fundada en el deseo de vivir bien con y para los otros en instituciones justas.

Introducción

Adolfo Sánchez Vázquez es un filósofo prolífico que ha afinado sus argumentaciones a lo largo de muchos años. Fiel a su convicción libertaria, elevó constantemente su voz de protesta porque, dice, lo importante es cómo se está en la Tierra. En 1961, presentó como tesis doctoral la que considera su obra mejor, Filosofía de la praxis, cuyo examen ha ganado records en duración y objeciones, fue una "batalla campal de ideas" (Sánchez Vázquez, 2003: 39).