1/5/13

Una aproximación a la teoría crítica del conflicto social de Karl Marx

José Gil Rivero

Según Marx, el antagonismo entre quienes se ven obligados a vender su fuerza de trabajo para subsistir y quienes detentan la propiedad privada de los medios de producción, lejos de atenuarse con la expansión del capitalismo, adquiere una intensidad cada vez mayor, consecuencia de la contradicción entre el desarrollo de las fuerzas productivas y las relaciones sociales. El resultado final de este proceso, que deviene revolucionario, y cuyo sujeto motor lo constituye el proletariado organizado, será la superación del sistema capitalista y la emergencia de una sociedad en que desaparecerá la propiedad privada de los medios de producción y, por consiguiente, también la estructuración social en clases. 

El Trotsky de Žižek / Una provocación necesaria

Leon Trotsky
✆  Michael Thompson
Jaime Ortega & Víctor Hugo Pacheco

A nadie le queda duda que Slavoj Žižek, intelectual esloveno, es quizás una de las figuras que más controversias levanta en cuanto escribe o publica algún texto. Desde su particular mirada de Lacan, hasta sus ensayos sobre Lenin, ha despertado un curioso interés dentro de la izquierda marxista y más allá de ella. En los últimos tiempos ha llegado a nosotros la presentación que hace al texto de León Trotsky titulado Terrorismo y Comunismo, un opúsculo redactado con la finalidad de polemizar, en el año de 1920, con la mayor figura de la socialdemocracia alemana: Karl Kautsky. Decimos que es una provocación –la de Žižek– porque coloca el texto y al autor de una forma tal que se vuelve obligatorio pensar y re–pensar algunas de las cuestiones que damos por obvias en la historia del comunismo y de la teoría que le dio sustento en tanto que movimiento político.

Estructura y Superestructura / Un intento de lectura diacrónica de los ‘Cuadernos de la Cárcel’

Giuseppe Cospito

PDF
En la “primera Serie” de sus Apuntes de Filosofía, Materialismo e Idealismo, Gramsci escribe que la cuestión de las “Relaciones entre estructura y superestructura” es el problema crucial del materialismo histórico (1). Elegí el tema precisamente para verificar la posibilidad de seguir la evolución del pensamiento de Gramsci a través de su reflexión en la cárcel, basándome esencialmente en la cronología de los Cuadernos propuesta por G. Francioni (2).

La Idea-Chicago: El proletariado no pertenece más que a sí mismo / En torno al 1º de mayo

Nicolás González Varela
  • “El 1º de mayo el proletariado no pertenece más que a sí mismo…La calle le pertenece a ellos, a ellos solos.Sin preocuparse de que desfilan en país enemigo, van radiantes, sin inquietud, seguros del porvenir. No deben compartir ese día, como los otros días de reposo, con sus adversarios y enemigos. Este día les pertenece, es solamente de ellos”: J- Diner-Dénes, 1907
  • "Un día de rebelión, no de descanso! Un día no ordenado por los voceros jactanciosos de las instituciones que tienen encadenado al mundo del trabajador. Un día en que el trabajador hace sus propias leyes y tiene el poder de ejecutarlas! Todo sin el consentimiento ni aprobación de los que oprimen y gobiernan. Un día en que con tremenda fuerza la unidad del ejército de los trabajadores se moviliza contra los que hoy dominan el destino de los pueblos de toda nación. Un día de protesta contra la opresión y la tiranía, contra la ignorancia y la guerra de todo tipo”: Manifiesto de 1886
Especial para Gramscimanía
1. La jornada en que el trabajador hace sus propias leyes y tiene el poder de ejecutarlas… El Primero de Mayo no es ninguna “fiesta del trabajo”, como nos hizo creer la liturgia del movimiento obrero reformista o la misma Iglesia con su San José Obrero o, incluso, ciertos partidos de la izquierda anacrónica.

La importancia de Antonio Gramsci

Antonio Gramsci ✆ Piero Ciuffo
Rossana Rossanda
Traducción del italiano por Leonor Març

Hace setenta [y seis] años moría en una clínica Antonio Gramsci. Al funeral no fue nadie, salvo la cuñada, Tatiana, y la policía. Había sido detenido en 1926 y había recobrado la libertad unas pocas semanas antes, extenuado por la enfermedad y no sólo por ella. 
Rossana Rossanda

Si para morir se precisa de cierto consentimiento, el suyo debió verse propiciado por la percepción de que no era ya querido en parte alguna: no en Moscú, en dónde se encontraban la mujer, los hijos y los compañeros; no en Ghilarza, en donde se hallaba su familia de origen. De esto, nada dijo a la afectuosa no amada Tatiana, y si se lo confió a Piero Sraffa, Piero Sraffa no nos dejó constancia testimonial.