3/4/13

El modernismo no ha creado ‘órdenes religiosas’ sino un partido político, la democracia cristiana

Antonio Gramsci

La relación entre filosofía “superior” y sentido común es asegurada por la “política”, así como es asegurada por la política la relación entre el catolicismo de los intelectuales y el de los “simples”. Las diferencias entre ambos casos, sin embargo, son fundamentales. Que la iglesia deba afrontar un problema de los “simples” significa precisamente que ha habido una ruptura en la comunidad de los “fieles”, ruptura que no puede subsanarse elevando a los “simples” al nivel de los intelectuales (la iglesia no se propone ni siquiera esta tarea, ideal y económicamente desproporcionada a sus fuerzas actuales), pero con una disciplina de hierro sobre los intelectuales para que no traspasen ciertos límites en la distinción y no la hagan catastrófica e irreparable.

Ciudad, erotismo y poesía en ‘Los Cristales de la Noche’ de Carlos Noguera

Julio  Rafael Silva Sánchez
  • "Destaca su afán por aprehender la ciudad, esta vez a partir del rescate de la oralidad de sus habitantes. La voz narrativa se desliza mimetizándose en el diálogo de los personajes que recrean desde la barra del bar, el ámbito festivo del prostíbulo o la sala velatoria de la funeraria, el laberinto de concreto, polución y asfalto de la ciudad, vista y vivificada por el agudo ojo de un provinciano...": José Carlos De Nóbrega,  Derivando a Valencia a la deriva, Valencia, 2008
Especial para Gramscimanía
Carlos Noguera
Nos gustaría pensar que la frase anterior puede servirnos como aproximación contextual a la obra narrativa del escritor venezolano Carlos Noguera (Tinaquillo, estado Cojedes, 1943),  en un recorrido arbitrario, subjetivo y poético por las páginas de su quinta novela: Los cristales de la noche1 (publicada en la colección Alfaguara, de Santillana Ediciones, el año 2005),  obra en la cual el autor prolonga sus pulsiones, temas, ambientes y personajes desplegados en sus novelas anteriores, en una nueva metáfora de la realidad urbana y de la sexualidad del venezolano, a través de formas ficcionales que hurgan zonas oscuras de la psique y la conducta de sus actores. 

El capitalismo es una enfermedad que propaga la tiranía gubernamental y la violencia de las armas de fuego

John Kozy
Traducción del inglés para Rebelión por Christine Lewis Carroll

Read in English
La tragedia del ser humano es su espíritu mezquino. Crecí en la Pensilvania rural. Todo el mundo tenía armas de fuego, pero nunca fueron motivo de preocupación. La gente tenía armas de fuego para la caza y el tiro al blanco. Yo tenía un rifle Remington de cañón largo para la caza de alimañas, principalmente para impedir que nos invadieran las ratas urbanas. Mi hermano tenía una escopeta, aunque nunca supe de qué tipo. Sólo la utilizó una vez. Cuando fue a cazar faisanes por primera vez llegó a casa con una pieza ensangrentada que ofreció orgullosamente a nuestra madre. Como ella nunca había tenido que desplumar un ave llena de perdigones se pasó toda la tarde intentando convertirla en algo comestible. Cuando terminó, el orgullo que había sentido mi hermano se tornó en pena y desazón. No cazó nunca más. Ningún miembro de mi familia volvió a matar un faisán.