31/3/13

La venganza de Marx, o cómo la lucha de clases está definiendo el mundo / Reflexiones de un veterano periodista atribulado

Michael Schuman
Traducción del inglés por Ernest Urtasun Domènech
  • El corresponsal de la revista Time en Beijing, Michael Schuman, ofrece en la sección de “Negocios y dinero” del conservador semanario norteamericano esta angustiada y reveladora reflexión sobre el mundo actual.
Karl Marx parecía muerto y enterrado. Con el hundimiento de la Unión Soviética y el gran salto chino hacia el capitalismo, el comunismo se desvaneció hacia los mundos pintorescos de las películas de James Bond o hacia el mantra manipulado sobre Kim Jong Un. El conflicto de clase que Marx consideraba como determinante en el curso de la historia parecía desvanecerse en una era próspera de libre comercio y libre empresa. El inabarcable poder de la globalización conectó las más remotas esquinas del planeta con los lucrativos

El saber constituyente

Toni Negri
Traducción del italiano por Nemoriente

In Italiano
Todos dicen que hemos entrado en una fase constituyente, pero ¿constituyente de qué? La Boldrini y Grasso[2], pero también muchos otros, repiten continuamente que la Constitución del 48 es “la más grande constitución del mundo” –entonces, ¿sobre qué rama deberá posarse el saber constituyente?

En realidad, seguimos utilizando palabras demasiado importantes para decir poco o nada. “Constituyente” es una de estas palabras. Para transformar el Senado en Cámara de las autonomías, no debería ser necesario recurrir al espíritu constituyente. Ni tampoco para hacer una nueva ley electoral, ni para abolir las provincias, y menos todavía para establecer los criterios del fiscal compact [3] (que, por otra parte, la Comisión europea ya ha establecido),

Un nuovo Marx. Filologia e interpretazione dopo la nuova edizione storico-critica (MEGA), de Roberto Fineschi

Antonino Infranca

In Italiano
Roberto Fineschi es conocido en Italia como experto en el pensamiento marxiano, tanto como para haber retraducido el Primer Libro de El Capital, a la luz de la nueva edición de las Obras Completas de Marx y Engels (Marx Engels Gesamtausgabe, precisamente de MEGA) que se está llevando adelante en estos años en Alemania. 
Roberto Fineschi

Justamente a esta ciclópea obra de reconstrucción científica de las obras de Marx y Engels está dedicada la primera parte de este volumen, mientras la segunda lo está a El Capital. La lectura del libro puede permitir al conocedor del pensamiento marxiano y engelsiano una mirada sobre el estado de los trabajos de publicación de las obras de Marx y Engels que por demasiado tiempo se han deseado.

Cuando Gramsci descubrió a Turín, la ciudad obrera

El joven Antonio Gramsci
✆ Gianluca Costantini
Francesco Scalambrino
Traducción del italiano para Gramscimanía por Omar Montilla

Estaba cansado. Los transbordadores y los trenes no eran como los de hoy y el viaje desde la isla de Cerdeña hasta Turín había resultado más fatigoso de lo que se había previsto, inclusive para él que ya no era más un niño. Más bien, ‘Nino’, como cariñosamente era llamado Gramsci en su familia, se encontraba en plena juventud. Nacido en 1891, ya era un veinteañero y apenas había completado el bachillerato. Pero era un joven débil y su gracilidad física aminorada, a causa de una caída sufrida cuando era un niño, la cual le traería problemas por toda la vida.

Desde su partida de Cerdeña se sentía en un estado de ‘sonambulismo’, fuera de su tierra natal y preocupado por sus condiciones financieras: por ello había viajado en tercera clase, gastando 45 de las 100 liras que le había proporcionado la