21/3/13

David Riazanov / Humanista, editor de Marx, disidente rojo

Nicolás González Varela
  • “Yo no soy un bolchevique, no soy un menchevique,  no soy un leninista. Soy solamente marxista, y, como marxista, soy un comunista”: David Riazanov, 1924
  • “Corremos el riesgo de conocer a Luxemburg o Lenin de la A a la Z, e ignorar los escritos del propio Marx.” : David Riazanov, 1924
Especial para Gramscimanía 
Un gran biógrafo de Marx, Boris Nicolaïevski,[1] reconocía en 1937 que de cada mil socialistas, tal vez sólo uno haya leído una obra completa de Marx; y de cada mil antimarxistas, ni uno. Y lo peor, concluía, es que Marx ya no estaba de moda. Cuarenta años antes, un gran teórico y militante, Labriola, al participar en el publicitado debate sobre la valencia científica de la obra de Marx en 1897 (la llamada “primera crisis del Marxismo”, y cuyos principales interlocutores eran nada menos que intelectuales de la talla de George Sorel, Eduard Bernstein y Benedetto Croce),[2] se preguntaba con inocencia: “los escritos de Marx y Engels… ¿fueron leídos enteramente por algún externo al grupo de amigos y adeptos próximos, esto es, de los seguidores e intérpretes directos de los autores mismos?... Añádese a eso la rareza de muchos de los escritos aludidos, y hasta la imposibilidad de dar con algunos de ellos.”