14/3/13

Gramsci y la Sociedad / De la crítica de la sociología marxista a la ciencia de la política

Fabio Frosini

En los Cuadernos de la cárcel la crítica de la sociología conduce a la elaboración de una “ciencia de la política”. En este ensayo se muestra cómo esa crítica —que nace como intervención política en el contexto del comunismo de la Tercera Internacional— se entrelaza con los nudos cruciales de la reflexión de Gramsci, como la relación entre teoría y política (y el estatus de la teoría) y entre filosofía e ideología, y los conceptos de necesidad histórica, ley y ciencia. Se muestra cómo el resultado de la investigación consiste, para Gramsci, no tanto en el rechazo de la idea de una legalidad social, sino en la redefinición de la “ley” social e histórica en términos de “regularidad”, noción en la cual se sintetizan voluntad política y necesidad económica.

Immanenza e Materialismo storico nei ‘Quaderni del carcere’ di Gramsci

Fabio Frosini

1. Dallo storicismo all’immanenza

Prendiamo le mosse da un fatto noto: Gramsci non ebbe mai un buon rapporto con il materialismo, e anzi giunse a sostenere, neiQuaderni del carcere, che, nell’ambito del materialismo storico, della «espressione ‘materialismo storico’ si è dato il maggior peso al primo membro, mentre dovrebbe esser dato al secondo: Marx è essenzialmente uno ‘storicista’ ecc.» (Q 4, 11, 433) (1). In questo stesso testo che porta il titolo impegnativo di Problemi fondamentali del marxismo, nelle righe immediatamente precedenti quelle citate, Gramsci fa, in polemica con

Gramsci aujourd’hui

Maria-Antonietta Macciocchi

En venant vous parler de Gramsci, ou plutôt pour Gramsci, j’ai conscience de pénétrer en un continent nouveau pour la connaissance de l’ ouvre politique, outre que philosophique, d’un grand marxiste, de surcroît méconnu en France. 

Maria-Antonietta Macciocchi
✆ Lilli Carmelini
Aussi voudrais-je citer Dante — « L’eau que je prends jamais ne s’écoula [5] » ou encore : « Ô lecteur, tu entendras un jeu nouveau [6] » —, pour vous dire combien est vive la conscience critique que j’ai d’entreprendre une approche nouvelle, inédite — et de l’oser par la pensée et par l’action —, conscience d’autant plus profonde qu’elle renvoie à la connaissance de mes propres limites objectives. Je ne vous parle pas en tant qu’universitaire, mais en tant que militante qui a passé le plus clair de son temps dans l’action politique et qui fait résider en elle la raison même de son propre engagement.

Marxismo, feminismo y liberación de la mujer

Mujer frente al espejo
✆ Pablo Picasso
Sharon Smith

Inessa Armand, la primera dirigente del Departamento de la Mujer en la Revolución Rusa de 1917, hizo la siguiente observación: “Si la liberación de la mujer es impensable sin el comunismo, el comunismo es también impensable sin la liberación de la mujer”. Esta afirmación es un perfecto resumen de la relación entre la lucha por el socialismo y la lucha por la liberación de la mujer: no es posible una sin la otra.

La tradición marxista asume, desde sus orígenes, con los escritos de Karl Marx y Friedrich Engels, la lucha por la liberación de la mujer. Ya desde el “Manifiesto Comunista”, Marx y Engels argumentaron como la clase dominante oprime a las mujeres, relegándolas a “ciudadanas de segunda clase” en la sociedad y dentro de la familia: “el burgués ve en su mujer un mero instrumento de producción…, no sospecha siquiera que el verdadero objetivo que perseguimos [los comunistas] es el de acabar con esa situación de las mujeres