11/2/13

La Revolución mexicana / Una lectura desde Gramsci

David Alfaro Siqueiros ✆ La huelga de Cananea, mural
A diferencia de la mayoría de las revoluciones que signaron el siglo XX, la mexicana sorteó con éxito el totalitarismo. Apoyándose en Antonio Gramsci, los autores bosquejan en este lúcido ensayo las claves de ese 'éxito' y adelantan algunas respuestas a la actual crisis del poder político en México.

Sergio Ordóñez & Paty Montiel

El objetivo de este ensayo es mostrar que en el largo periodo conocido como «la Revolución mexicana» tiene lugar un proceso de  revolución pasiva que devendría en la conformación de un bloque histórico corporativo en México, así como argumentar que a finales de los años ochenta y los primeros noventa se verifica un intento (fallido) de construcción de un nuevo bloque histórico, por medio del proceso ideológicamente

Gramsci y el concepto de revolución pasiva

Adam David Morton

Leon Trotsky escribió una vez en el libro La revolución permanente que, ‘Es falso que la economía global es simplemente una suma de las partes nacionales de una u otra clase de la misma […] En realidad, las diferencias nacionales representan una combinación original de las características básicas del proceso mundial’. De la misma manera, el concepto de la revolución pasiva, desarrollado por Antonio Gramsci, intenta demonstrar como los procesos del la formación de un Estado tienen sus raíces en las circunstancias de un desarrollo a la vez combinado pero desigual. ‘El capitalismo es un fenómeno histórico y global cuyo desarrollo desigual’, según Gramsci, ‘significa que las naciones individuales no pueden estar el mismo nivel de desarrollo económico al mismo tiempo’.

El concepto de revolución pasiva / La fase originaria de un fenómeno que más tarde sería llamado ‘transformismo’

“Mientras Cavour era consciente de su objetivo en cuanto comprendía en forma crítica el objetivo de Mazzini, este último, por su escasa o nula comprensión del objetivo de Cavour era, en realidad, poco consciente de su propio objetivo.”

Antonio Gramsci

El concepto de "revolución pasiva" debe ser rigurosamente deducido de los dos principios fundamentales de ciencia política:

1) que ninguna formación social desaparece mientras las fuerzas productivas que se desarrollaron en su interior encuentran aún posibilidades de ulteriores movimientos progresivos;

Gramsci y la vía no jacobina de la revolución burguesa

Osvaldo Calello

Osvaldo Calello
En uno de los pasajes de los Cuadernos de la Cárcel, al examinar el fenómeno del cesarismo, Antonio Gramsci señaló que el tipo de lucha política se había modificado sustancialmente después de los acontecimientos revolucionarios en 1848. Señalaba, en ese sentido, el apreciable cambio que habían experimentado las condiciones políticas y estatales sobre las que se desarrollaba esa lucha, y enumeraba como transformaciones sustanciales la expansión del parlamentarismo, el desenvolvimiento de las organizaciones sindicales y de los partidos políticos, la formación de consistentes burocracias estatales y privadas; y junto con ellas,