5/2/13

Gramsci en Brasil

Foto: Carlos Nelson Coutinho
Carlos Nelson Coutinho

Entre 1966 y 1968, en el periodo en que las contradicciones internas del régimen dictatorial brasileño, instaurado en 1964, todavía permitían un margen relativo de libertad en el terreno cultural, tuvo lugar una valiente iniciativa editorial: en tres años se publicaron cinco de las más importantes obras de Antonio Gramsci, inédito hasta entonces en lengua portuguesa1 Se ponía así a disposición del lector brasileño un corpus de escritos gramscianos que, dada su amplitud, todavía no era accesible ni aun al lector de lengua francesa, inglesa o alemana.

En un primer momento las consecuencias de esta iniciativa editorial fueron bastante modestas. Las primeras ediciones de los textos de Gramsci se agotaron muy lentamente y con dificultades: