2/2/13

Gramsci en Ecuador / Llega desde el Cono Sur con sus textos y por la presencia de los perseguidos que se refugian en el país

Francisco Hidalgo Flor

La situación de Antonio Gramsci durante los once años que permanece en la Cárcel, objeto de la implacable persecución fascista y el odio de Mussolini, debió ser, sin lugar a dudas, muy penosa, sin embargo también podría decirse que marca condiciones, como aquella de no estar urgido por la coyuntura, ni por las conveniencias de las tácticas momentáneas, que le permitieron desarrollar y templar sus ideas.

En sus textos utiliza varias imágenes para describir esta difícil

Gramsci y la reconstrucción de la sociedad civil desde los movimientos de resistencia en la Argentina

Hugo Calello & Susana Neuhaus

Este trabajo surge desde dos intenciones convergentes. La primera se refiere a la indudable acentuación y emergencia de movimientos políticos de resistencia contra los efectos de la globalización y el poder dominante de la sociedad en la Argentina y en general en América Latina, en el último lustro. La segunda es la de intentar desarrollar el debate y la discusión sobre una propuesta epistemológica y política que se está comenzando a llevar a cabo en la Universidad de Buenos Aires, para explicar e intervenir críticamente sobre el proceso de construcción de la sociedad civil en la Argentina y en América Latina.

Gramsci en la Revolución mexicana

Diego Rivera
✆ Desfile del 1° de Mayo
Stella Maris Torre

El objeto de este informe es analizar los procesos de la revolución mexicana durante el período 1910-1940 aplicando las categorías gramscianas de “revolución pasiva”, “transformismo” y “Estado ampliado”. Como trataré de demostrar, considero que la participación masiva popular fue transformándose desde desorganizada pero relativamente autónoma del Estado en 1910-1920 hasta organizada pero dependiente del propio Estado entre 1920-1940, asimismo la renovación que implican las reformas si bien fueron considerables, son solamente parte de la lucha histórica por la tierra del pueblo mexicano, al tiempo que toda oposición fue en general, o reprimida o absorbida por el Estado, según los diversos contextos.

Tomar el marco teórico de Gramsci (revolucionario y pensador marxista italiano, nacido el 22-1-1891 en Ales, Cagliari, Cerdeña; fallecido el 27-4-1937

Gramsci y nosotros / ¿Quién necesita un Cielo socialista en el cual todos estén de acuerdo con todos, donde todo es igual?

Stuart Hall

Stuart Hall
Esta no es una exposición comprensiva de las ideas de Antonio Gramsci, ni un recuento sistemático de la situación política en la Gran Bretaña de hoy. Es un intento de pensar “en voz alta” algunos de los desconcertantes dilemas que enfrenta la Izquierda, a la luz de- desde la perspectiva de- el trabajo de Gramsci. No quiero sostener que, en forma simple, Gramsci “tiene las respuestas o la llave” para los problemas de hoy. Sí creo que debemos pensar nuestros problemas de una forma gramsciana- lo cual es diferente. No debemos usar a Gramsci (de la misma manera en que hemos abusado

Crisis orgánica y revolución pasiva / El enemigo toma la iniciativa

La gobernabilidad del capitalismo periférico y los desafíos de la izquierda revolucionaria

Néstor Kohan

Desde Marx y Engels hasta Lenin, Trotsky y Mao, desde Mariátegui, Mella, Recabarren y Ponce hasta el Che Guevara y Fidel, gran parte de las reflexiones de los marxistas sobre la lucha de clases han girado en torno a la necesidad de asumir la iniciativa política por parte de los trabajadores y el pueblo.

Pero ¿qué sucede cuando la iniciativa la toman nuestros enemigos? ¿Qué hacer cuando los segmentos más lúcidos de la burguesía intentan resolver la crisis orgánica de hegemonía, legitimidad política y gobernabilidad apelando a

Antonio Gramsci / Crisis y crisis orgánica

José María Laso Prieto

Conceptos necesarios para analizar el fenómeno de la súbita evolución de algunos políticos profesionales desde posiciones revolucionarias a otras mucho más conservadoras

En un anterior artículo de esta serie, al tratar del concepto gramsciano de «nacional-popular», nos detuvimos antes de precisar que, para Gramsci, «crear esta nueva cultura, es antes de cualquier otra cosa, la misión atribuida a los intelectuales, como educadores y formadores del intelecto y de la conciencia del pueblo-nación..., la misión de satisfacer las exigencias intelectuales del pueblo..., de elaborar 'un humanismo moderno', capaz de expandirse hasta las capas más bajas e incultas.» «Nacional-popular» es, por consiguiente, el índice