26/1/13

Lucha política y guerra militar

Antonio Gramsci

En la guerra militar, logrado el fin estratégico de la destrucción del ejército enemigo y de la ocupación de su territorio, se da la paz. Es preciso señalar, por otro lado, que para que concluya la guerra basta con que el fin estratégico sea alcanzado sólo potencialmente; o sea basta con que no exista duda de que un ejército no puede combatir más y que el ejército victorioso "puede" ocupar el territorio enemigo. La lucha política es enormemente más compleja. En cierto sentido puede ser parangonada con las guerras coloniales o con las viejas guerras de conquista, cuando el ejército victorioso ocupa o se propone ocupar en forma estable todo o una parte del territorio conquistado. Entonces, el ejército vencido es desarmado v dispersado, pero la lucha continúa en el terreno político y en el de la "preparación" militar. Así, la lucha política de la India contra los ingleses (y en cierta medida de

Karl Marx significa la entrada de la inteligencia en la historia humana, el reino de la conciencia

Antonio Gramsci
  
Nosotros, los marxistas. ¿Hay marxistas? Buaggine, sólo tú eres inmortal. La cuestión será probablemente disparar en estos días, con motivo del centenario, y se derramó un río de tinta y la locura. La verborrea y el legado bizantino son los hombres incorruptibles. Marx escribió una dottrinetta, no un Mesías que ha dejado una serie de parábolas embarazadas imperativos categóricos, normas indiscutibles, absolutas, fuera de las categorías de tiempo y espacio. Sólo un imperativo categórico, la única regla: “Trabajadores del mundo uníos”. El deber de la organización, la propaganda del deber de las organizaciones y asociaciones, por lo tanto se debe discriminar entre marxistas y no marxistas. Demasiado poco, demasiado: ¿quién no sería marxista?