16/11/13

Lo político y la política | Un diálogo de Nicos Poulantzas con Antonio Gramsci

Nicos Poulantzas ✆ A.d.
Yolanda Rodríguez Rincón  |  Este artículo examina la vitalidad teórica actual del marxismo en autores como Poulantzas y Gramsci, que encuentra su presencia al volver sobre la cuestión central del Estado, que lleva directamente a lo político y la política. Bajo proposiciones críticas, ambos autores analizan formas políticas que diseñan una nueva relación de fuerzas cuando el Estado hegemónico hace crisis. Hoy sabemos que la reacción ha acentuado, autoritariamente, el discurso liberal.

Un diálogo entre Poulantzas y Gramsci renueva el problema epistemológico que toca la teoría del Estado. Pero, más allá, no sólo permite valorar la democracia radical, implicada en los movimientos de las masas populares, sino que, sobre todo, permite pensar su incidencia bajo la forma del Estado en una transición: sea como ruptura de sus aparatos en tanto emerge un no-Estado; o, sea, como transformación democrática radical de su funcionamiento, en tanto emerge una nueva relación política, porque la crisis es orgánica. Ahí, deviene una
nueva hegemonía.

Al conmemorar [su] trágico fallecimiento a los 43 años, Nicos Poulantzas permanece hoy porque sus reflexiones analíticas y críticas al Estado moderno son penetrantes para la compresión de la actualidad. Presenciamos la crisis más aguda del Estado que es el capitalista y nos abocamos a pensar, a raíz de la crisis financiera en curso, qué hacer con el Estado después que la receta era adelgazarlo al máximo. Es decir, pensamos en la forma Estado en tanto relación invariable de clase, porque conviene recordar, que el mismo Poulantzas la distinguía de otras formas, la forma de Estado y de la forma de régimen político.

Ahora bien, la pregunta cobra un plus valor si recuperamos el planteamiento teórico del Estado y de lo social de Poulantzas, y se replantea, en la medida en que en la conducción global de los asuntos humanos en las actuales condiciones, hacia cómo la forma Estado ejercita únicamente su función opresiva dentro de la reproducción de las condiciones de existencia capitalista; o, por el contrario, la pregunta nos induce a pensar hasta dónde puede ser transformada la forma estatal en un sentido emancipatorio.

Insistimos que se trata, ante todo, de ver por qué es necesario situarnos en esta apariencia dilemática cuando se persiste en soluciones de política global a la crisis actual, en el marco de una tradición neoconservadora que reactualiza el papel opresivo del Estado. Por ello, la necesidad de reflexionar en torno a una idea de construcción por fuera o en contradicción con la actual forma Estado es urgente y necesaria. Y ello nos conduce a una tradición que tiene como uno de sus paradigmas el pensamiento de
Antonio Gramsci en la encrucijada de otra gran crisis, la experimentada del año 1929 en adelante.

Si la crítica al Estado capitalista como práctica política es posible sólo desde fuera del Estado o si es por el contrario, habría también que ver cómo se transforma y/o destruye desde adentro; lo que convoca a revisar las alternativas políticas y a consolidar los movimientos anti y contra sistema, a la vez que exige repensar la política y lo político.

Así que con Nicos Poulantzas desde su Poder político y clases sociales en el Estado capitalista, y dimensionándolo desde obras posteriores, en especial, Estado, poder y socialismo, planteamos que para dar cuenta de lo político y la política es posible hacerlo desde la comprensión de la distinción y la relación entre las estructuras políticas del Estado, y las prácticas políticas de clase. Pero es en la lucha de las clases sociales donde se constituye el efecto de ciertos niveles de estructuras de las que forma parte el Estado, en cuyo predominio político de clase, así revista modalidades, la determinante de la sociedad es cumplir la función global de cohesión.



http://dialnet.unirioja.es/