1/7/13

Antonio Gramsci, siempre vigente

  • Este artículo recoge el pensamiento de la derecha chilena -extensivo a toda Nuestramérica-, sobre Gramsci. Resulta increíble leer lo que opinan sobre el indudable avance de las fuerzas de izquierda en nuestro contexto regional. Con la presente publicación damos cabida, como ya lo hemos hecho, a ciertas voces que deben permitirnos avizorar el horizonte que tenemos por delante
Marcelo Elissalde Martel

El profesor y Maestro Eduardo Soto Kloss, inició una conferencia internacional sobre Gramsci, de la siguiente manera: “ Es de aquellas personas que no debió haber nacido…”, [1]  fuerte pero ese pensamiento está en el Evangelio para ciertas personas malignas, que es lo que posteriormente explicó el profesor Soto. Gramsci intelectual italiano fue uno de los fundadores del Partido Comunista de Italia ,por ello al asumir Benito Mussolini en 1922, lo encarceló hasta su pronta muerte, pues era débil y defectuoso. Sin embargo en prisión escribe sus famosos “Cuadernos de la Cárcel” , en que en forma astuta y sibilina señala las directrices para adaptar el comunismo a las democracias occidentales, pues se percató que la revolución, la lucha de clases, el enfrentamiento social y la violencia no eran recomendables ni el camino a seguir.

Para lograr el objetivo siempre habrá compañeros de ruta que colaboran consciente o inconscientemente facilitándoles las cosas. En síntesis recomienda: penetrar y dominar los pilares fundamentales de la instituciones occidentales, corroerlas desde adentro, como la familia, la Iglesia, las Fuerzas Armadas, los sindicatos, las universidades, los medios de comunicación, los tribunales, los colegios, los colegios profesionales etc., debilitando así, fatalmente sus bases de sustentación.

Resultado de lo anterior en Chile (también con ligeras variantes en América):

Permisividad en toda la sociedad civil, como la pornografía, la telebasura, la propaganda erotizada, programas obscenos, sin contenido que pervierten a la juventud, la falta de ejercicio de la autoridad  por parte de quién debe ejercerla, falta de respeto a los  profesores , padres personas mayores en general, la Iglesia ha perdido el rumbo con sus miembros “progresistas”, las FFAA y policiales no se atreven a actuar con energía al no tener  respaldo político ni jurídico, el relativismo moral  que todo lo permite divorcio, aborto, matrimonio igualitario, homosexualismo y cuidado con criticarlo!, porque de acuerdo a esta lógica le va a ir mal…, de la calle se adueñan los grupos ultristas, antisistémicos que no aceptan la discrepancia, agreden golpean  impunemente al resto, se imponen los audaces y violentos, como también lo señaló Laurentin Beria [2], hay que transformar la historia  de manera que los “buenos de ayer son los malos de hoy” y además hay que estigmatizarlos, para nunca más se les puedan oponer. En esto último son verdaderos genios.

Y el Partido Comunista criollo [Chile] en el intertanto avanza y avanza, partió en la clandestinidad, con su brazo armado el FPMR [Frente Patriótico Manuel Rodríguez] asesinando chilenos, luego no fueron considerados en democracia, hasta la última elección parlamentaria en que gracias a la complicidad de la Democracia Cristiana negociaron 3 cupos, hoy ya están en el Pacto de Bachelet [3], negociando nuevos cupos y hasta llegarán probablemente al poder. Todo lo anterior es una realidad en el Chile actual. En Europa viene de vuelta del problema los tuvieron por 70 años en la Unión Soviética y por casi 50 años en Europa Oriental, con Muro de Berlín incluido, ya fue suficiente. En América en cambio, por desconocimiento  o complicidad, de miopes políticos y autoridades, Gramsci está plenamente vigente, que falta les hace leer los “Cuadernos de la Cárcel” [4] para despertar del letargo, antes que sea demasiado tarde.

Notas del Editor

[1] La cultura de la muerte. La derecha nunca ha querido confrontar ideológicamente porque prefiere ver al eventual adversario bajo tierra.
[2] Se trata de Lavrenti Beria,  fue jefe de la policía y el servicio secreto (NKVD) desde 1938 hasta 1953 de la Unión Soviética (URSS).
[3] Se refiere al acuerdo logrado entre el Partido Comunista de Chile y Michelle Bachelet, quien es nuevamente candidata a la presidencia de Chile.
[4] Buena recomendación, pero de dudable cumplimiento. Son varios tomos, y no me imagino a nuestros derechistas venezolanos leyendo a Gramsci, cuando todavía desconocen nuestro texto constitucional. Lo de ‘desconocer’ no es textual, porque durante el golpe de estado del año 2002, de un plumazo derogaron la Constitución que había sido redactada y votada en un masivo referéndum por el pueblo venezolano.