31/7/13

Gramsci | Note sul modo di studiare il marxismo

Di questi quattro estratti dei "Quaderni" di Gramsci che qui pubblichiamo, il primo e il terzo possono sembrare non attuali e non conformi all'indole e agli scopi della nostra "Guida" in quanto prospettano una impostazione dello studio teorico del marxismo che potrebbe interessare soltanto pochissimi specialisti e che, d'altra parte, non troverebbe in Italia la necessaria base organizzativa e i materiali indispensabili (libri, documenti, ecc.). L'obiezione non è infondata, senonché molti dei criteri di ricerca indicati da Gramsci sono validi anche per uno studio contenuto in limiti più modesti e molte delle sue osservazioni possono servire di orientamento per ogni studioso. L'interesse degli spunti offerti dagli altri due estratti non ha bisogno di essere sottolineato.

30/7/13

El marxismo revolucionario y el debate sobre el poder

Néstor Kohan
Un fantasma, todavía sin cuerpo, asoma la cabeza

La actualidad del pensamiento político de Mario Roberto Santucho [1936-1976] impacta, sorprende, descoloca. En la Argentina del siglo XXI, más de tres décadas después de la dictadura militar que lo asesinó (desapareciendo su cuerpo) junto con 30.000 compañeros y compañeras, el fantasma de Santucho reaparece por doquier. ¿Qué está sucediendo? ¿Por qué atrae? Hoy en día infinidad de libros y de películas (entre las que se destaca la inigualable Gaviotas Blindadas) intentan repensar y debatir la estrategia política de la insurgencia guevarista del PRT-ERP y en particular el pensamiento político de su máximo dirigente.

A pesar de que todo el mundo está alertado sobre la estricta vigilancia y el  escandaloso control de la inteligencia norteamericana, en el facebook y en otras redes sociales miles de jóvenes, en lugar de poner una fotografía suya o de su novio o novia, eligen como “perfil” la cara de Santucho. ¿La juventud se volvió loca?

29/7/13

Gramsci, une pensée devenue monde

  • Mener la bataille des idées pour soustraire les classes populaires à l’idéologie dominante afin de conquérir le pouvoir… Fréquemment citées, mais rarement lues et bien souvent galvaudées, les analyses qu’Antonio Gramsci développe alors qu’il est incarcéré dans les geôles fascistes au début des années 1930 connaissent une remarquable résurgence. De l’Europe à l’Inde en passant par l’Amérique latine, ses écrits circulent et fertilisent les pensées critiques.
Razmig Keucheyan  |  Pourquoi ce qui a été possible en Russie en 1917, c’est-à-dire une révolution ouvrière, a-t-il échoué partout ailleurs ? Comment se fait-il qu’à l’époque le mouvement ait été défait dans les autres pays européens — en Allemagne, en Hongrie, mais aussi dans l’Italie des « conseils de Turin », lorsque les ouvriers du nord du pays, en 1919-1920, occupèrent leurs usines pendant plusieurs mois ?

Homo homini deus | ¿Por qué Rousseau y Marx tenían razón?

Nicolás González Varela | Especial para Gramscimanía
  • “Todo acto de violencia es un acto político” | Friedrich Engels
  • "Todos los conceptos materialistas contienen una acusación y un imperativo" Herbert Marcuse
El hombre mono con el hueso
Odisea del Espacio 2001 ✆ Stanley Kubrick 
El gran Rousseau afirmaba que “el principio fundamental de la Moralidad, que he razonado en todos mis escritos y desarrollado tan claramente como pude, es que el Hombre es un ser naturalmente bueno, amante de la Justicia y el Orden, que no hay perversidad original en el corazón humano, y que los primeros movimientos de la Naturaleza siempre tienen la Razón.” [1] La raíz del hombre, decía un joven Marx, es el hombre; la misma alienación no depende ni de un Dios ni de la Naturaleza, sino sólo de la “relación” histórico-social del hombre con otro hombre. Para la naciente Antropología iluminista y sus herederos el Hombre era bueno por naturaleza, tanto para sí mismo como para los otros. Una idea-fuerza que hoy se nos presenta como inocente y acientífica. Uno de los más insidiosos pseudoargumentos de la Ideología burguesa moderna y posmoderna es que la guerra, la polemos, es innata a la Naturaleza humana, un dato objetivo e irreductible. 

El Papa, el “centro” y el marxismo

    Papa Francisco ✆ Rocchia
    Rolando Astarita  |  “La fe realiza en nuestras vidas una revolución que podríamos llamar copernicana, porque nos quita del centro y se lo devuelve a Dios”, dijo el Papa a los jóvenes en Río de Janeiro. Poner el centro en Dios, no en el ser humano, es la clave del mensaje. Es la idea central de la humildad cristiana, considerada virtud; es el mensaje de que el ser humano es pequeño, incluso insignificante, frente a la inmensidad de Dios. “El que se humilla será ensalzado, el que se ensalza será abatido”, dice la Iglesia. El ser humano debe entender su pequeñez frente a Dios, ya que la gloria de todo lo bueno que tiene pertenece El; el mensaje es de sumisión de la voluntad humana frente al poder superior (“cualquiera que se humille… ése es el mayor en el reino de los cielos”). Por eso la sumisión está asociada a la mansedumbre, exaltada también como virtud: “los mansos heredarán la tierra y se recrearán con abundancia de paz”. Para esto, no se deben desafiar los límites del conocimiento establecido, de las verdades “impenetrables” para las personas de carne y hueso.

    28/7/13

    Por un nuevo curso del comunismo revolucionario

      Leon Trotsky
      ✆ Cubo futurista de Annenkov
    • “No hay nada más difícil de emprender, ni más dudoso de lograr, ni más peligroso de manejar que aventurarse a introducir nuevas instituciones; porque quien las ha introducido tiene como enemigos a todos aquellos que se beneficiaban con el viejo orden, y sólo tiene tibios defensores en aquellos que se benefician con el nuevo orden. La tibieza en ellos proviene por un lado del temor a los adversarios que tienen la legislación antigua de su parte, también por otro de la incredulidad de los hombres en las cosas nuevas si no ven ya realizada una experiencia segura” | Maquiavelo, ‘El Príncipe’, 1513
    Emmanuel Barot | Traducción del francés por Rossana Cortez
    El “comunismo” ha regresado estos últimos años a la escena pública, emblemáticamente bajo el rostro de una “Idea” en torno a la cual se mueven algunos grandes nombres de la “izquierda de la izquierda” europea. ¿Qué hacer, entonces, para que la Idea se reapropie de las masas –es decir, que esas masas se reapropien de ella, le hagan perder su mayúscula y que vuelva a ser una fuerza material–?

    27/7/13

    Le hussard rouge | Daniel Bensaïd, 1946-2010

    • "On prétend souvent qu'il faut vivre avec sons temps. Ce temps se meurt. Faudrait-il aussi pourrir et disparaître avec lui ?» 1
    • "Mais parce que tu es tiède, et ni froid ni chaud, je te vomirai de ma bouche.» 2
    Sebastien Budgen  |  Traduit de l'anglais par Florine Leplâtre

    Le temps prélève actuellement un lourd tribut sur les penseurs de la gauche radicale. Il suffit de faire la liste des noms de ceux que nous avons perdus récemment pour prendre la mesure de l’hécatombe : Georges Labica, Giovanni Arrighi, Peter Gowan, Gerald Cohen, Howard Zinn. Le rouleau compresseur avance inexorablement, prenant de la vitesse à mesure qu’il progresse. Chaque mort nous laisse pleins d’horreur et de regrets : encore un allié qui s’en va au mauvais moment, encore un tas de textes mal assimilés, encore un chemin de recherches et de réflexions qui s’arrête d’un coup. 

    26/7/13

    Marx hoy | La tecnología, las masas de capital y las resonancias en las masas humanas causan una incertidumbre permanente

    José María Ripalda Crespo
    Parece que en medio de la gran depresión Marx vuelve. Lo que él llamaba “infraestructural”, la economía, vuelve a estar en primera línea. Apenas se oye el reproche que siempre se le dirigió de “economicismo”. Los principales economicistas se encuentran hoy en los gobiernos, los media, la opinión pública, en su enemiga la derecha. Así que en medio de la 'crisis' de las ideologías, Marx ha pasado en cierto modo a formar parte del imaginario común, lo que permite disolverlo en los tópicos comunes, obviando su lado 'agresivo' y 'disonante'. Pero lo que así ocurre es también que Marx se borra y hay que hacer un esfuerzo de rememoración del tipo: “¿no dijo alguien, no dijo... Marx que...?” Su actualidad es más bien envoltorio y Marx se presenta –de hacerse presente- más bien como un precursor ingenuo y tendencioso, ajeno al multiculturalismo, a los temas de género, ecológicos...

    25/7/13

    Gramsci, la experiencia de una lectura

    Osvaldo Fernández Díaz   |  Aun hoy, cuando las ediciones de la obra Gramsci se suceden y que el conocimiento del pensador marxista italiano se ha hecho mundial, se puede decir que hay dos Gramsci. El hombre público, y el prisionero de la cárcel fascista. El primero comprende el itinerario de su vida que va desde su nacimiento en Cerdeña, su formación universitaria, intelectual y política en Torino, en donde se impregna de la cultura que emanaba de los consejos de fábrica, y se hace socialista, junto a Bordiga, participa del grupo que funda el Partido comunista italiano en el congreso de Livorno en enero de 1921.

    La resurrección de Marx

    Karl Marx ✆ Martin Rosmini
    Narciso Isa Conde  |  Bien se ha dicho que las grandes crisis podrían –aunque no obligatoriamente- ponerle fin al sistema capitalista, al tiempo que tienen la virtud de resucitar al viejo Marx con una sonrisa en los labios y devolverle actualidad al socialismo; en este caso no precisamente al “socialismo irreal” que fracasó, pero si a un socialismo libertario y participativo.

    Eso está pasando en la actualidad. La presente crisis estadounidense equivale a la crisis del “centro del mundo”; esto es, a la crisis del centro del capitalismo y de todo el sistema imperialista mundial; y ella se perfila como la de mayor fuerza expansiva y de mayor profundidad en toda la historia del capitalismo, pues dados los altísimos niveles de globalización–mundialización del sistema, tiene un enorme poder de arrastre. En diciembre de 1999 a raíz de la publicación de mi libro “Rearmando la Utopía – Del neoliberalismo global al nuevo socialismo mundial” señalé:

    23/7/13

    Gramsci y el Marx desconocido - IV

    Gramsci pintado a lápiz
    [a la manera de Mondrian]
    Nicolás González Varela |  Especial para Gramscimanía
    • “Me place ser el ácido corrosivo sobre la imbecilidad.” | Gramsci
    • “Siamo noi marxisti? Esistono marxisti? Buaggine, tu sola sei immortale… Eppure cosí è: tutti sono marxisti, un po', inconsapevolmente.” |Gramsci
    • “La carrera revolucionaria no conduce a los banquetes y títulos honoríficos, a investigaciones interesantes y sueldos de profesor, sino a la miseria, a la calumnia, que sólo una fe casi sobrehumana puede iluminar.” Max Horkheimer, ‘Dammerung’
    N. González Varela
    La historia interna de los Quaderni  |  Un testigo de la época carcelaria, y compañero de celda en su primera etapa, Giovanni Lai, recordaba el primer encuentro con Gramsci: “en 1930 me reencontré con él en la Casa Penal… de Turi en Bari. Recuerdo que le reconocí de inmediato. Tenía bien impresa en mi memoria sus características físicas, y me fue muy fácil reconocerlo… Traducía artículos literarios, políticos, filosóficos e históricos, del ruso, del francés, del inglés y del alemán. Leía una infinidad de revistas, literarias, filosóficas y políticas y libros en número sorprendente… pero aquello que me asombraba era que siempre tenía numerosos argumentos de discusión que tenía siempre disponibles.”. 

    Reimaginar la revolución | Gramsci no excluye el recurso a la insurrección, pero la subordina a la construcción de hegemonía

    Amador Fernández-Savater | ¿Cómo es posible que un grupo de cincuenta personas pare un desahucio? Y eso una y otra vez (hasta seiscientas). Esta pregunta me ronda desde hace un tiempo. El 25-S, en la plaza de Neptuno, constatamos directamente que la policía es capaz de desalojar un espacio con cualquier número de manifestantes.

    Entonces, ¿qué fuerza es la que permite a esas cincuenta personas parar un desahucio? ¿Qué significa tener fuerza, si no coincide exactamente con tener poder (físico, cuantitativo, económico, institucional, etc.)? Lo que viene a continuación es un ensayo de respuesta que no pretende agotar la pregunta. Es decir, caben otras respuestas y, sobre todo, cabe seguir planteándose la respuesta -y esto me parece lo más importante.

    Sindicalismo y la nueva hegemonía en Venezuela

    Heriberto Rivera  |  La organización de los trabajadores siempre fue y sigue siendo un tema de larga data de discusión en toda sociedad, independientemente de su orientación político ideológica se han realizado aportes en función de los diversos intereses de clase de los factores surgidos al calor de la historia de la humanidad, es decir el enfrentamiento histórico entre capital y trabajo, fortaleciendo en la mayoría de los casos lo que se conoce como la división social del trabajo apuntalado con las ideas del taylorismo y el fordismo.

     La historia de las luchas por la organización de los trabajadores esta colmada por protagonistas de gran valía, hombres que fueron capaces de realizar sendas elaboraciones teóricas en las condiciones más denigrantes y degradantes vividas por ser humano alguno, con la finalidad de allanar el camino para la redención social de los trabajadores y el hombre en general.

    22/7/13

    Que método Marx ocultou?

    Helmut Reichelt  |  O fato de que Karl Marx mudou a sua concepção sobre o modo de apresentação de O capital no correr do tempo é conhecido o suficiente para ser novamente aquí demonstrado.1 Mas, com todas as “mudanças de plano” constatadas, uma questão está fora de dúvida: deve ser uma sistemática, na expressão de Theodor W. Adorno, “achegada” ao seu objeto.

    Helmut Reichelt

    E esse objeto é a dinâmica do sistema real. Apenas tendo isso como pano de fundo é que faz sentido travar uma discussão sobre o modo de apresentação, sobre o método dialético e sobre a fórmula gasta de que o método não importa se descolado de seu conteúdo. Frequentemente se enfatiza que algumas manifestações de Marx sobre a dialética e sobre o método não contribuem de maneira suficiente para decifrar essa relação complexa. Adorno suspeita até que “o dialético Marx não dispõe de uma concepção inteiramente desenvolvida da dialética, com a qual ele pensa apenas flertar” (Adorno, 1972, p.306).

    21/7/13

    Panorama de la alienación en Marx

    Ludovico Silva  |  Queremos que el lector tenga, de entrada, una visión panorámica acerca de los puntos de discusión. He aquí, enumerados, algunos de ellos:

    1. ¿La alineación: categoría filosófico-antropológica o categoría socioeconómica? Este es el punto más candente y el más general de todos. Puede decirse que todos los otros puntos están incluidos en éste o se derivan de él. Tome el lector en cuenta lo siguiente: en caso de ser la alienación una categoría filosófica, un rasgo “antropológico” del ser humano por así decirlo, no queda otro remedio que separar la teoría de la alienación de todo el sistema socioeconómico de Marx, o sea, de su comprensión de la historia, ya que esta comprensión excluye por definición toda categoría de carácter histórico; en este caso, la alienación no sería otra cosa que una especie de pecado de juventud de Marx, o como se ha dicho, “un concepto premarxista e ideológico”. Por otra parte, si se concibe a la alienación como categoría socioeconómica (de consecuencias éticas) se niega de raíz la posición anterior, pero entonces habrá que demostrar no sólo la persistencia de la teoría, y su vocabulario, a lo largo de la obra de Marx, sino lo que es más importante: demostrar su lugar preciso dentro de la concepción socioeconómica de Marx.

    16/7/13

    Hegemonía y consenso | Lecciones para la lucha del proletariado de Antonio Gramsci

    Alfredo Elizondo  |  Sin duda, Antonio Gramsci es una figura clave del marxismo europeo de la primera mitad del siglo XX. Sus aportes más significativos se centran en el análisis de la ideología y del control por medio de ésta por parte de la burguesía. Sin embargo, no sólo en ese terreno Gramsci realizó grandes aportes, entre los que podemos destacar se encuentran sus aportes a la teoría marxista del partido político y el papel de los intelectuales en el desarrollo y consolidación de la organización revolucionaria del proletariado.

    El presente artículo mostrará, en primera instancia,el análisis del teórico italiano en torno a los conceptos de consenso y hegemonía, piezas centrales de su aporte teórico en torno al control ideológico. En un segundo momento se presentarán los aportes más relevantes de la teoría gramsciana del Partido Político y los intelectuales, para finalizar con una reflexión en torno a la actualidad Gramsci en el escenario de la lucha de clases del proletariado.

    Totalité & dialectique (À partir de György Lukács)

    György Lukács 
    [en vert et violet]
    « Victrix causa deis placuit, sed victa Catoni » | Lucain, La Pharsale, i, 127
    Vincent Charbonnier  |  Avouons-le d’emblée, la totalité est d’abord une question personnelle, dont la problématisation philosophique répond à la rationalisation d’une exigence de sens, vécue comme indispensable à toute vie pratique. Selon nous, on ne philosophe pas tant pour le plaisir d’éduquer son âme que pour comprendre le monde, qui nous entoure, nous excède et nous détermine, et parce qu’en outre, comprendre le monde c’est aussi le transformer. Nulle puérilité donc dans cette exigence quasiment ontologique de savoir, mais une inquiétude qu’une satisfaction, toujours partielle, vient nourrir. L’histoire n’a cependant que faire d’états d’âmes individuels, quand, d’une rare économie de figures, elle semble exhiber les conséquences, génériques, engendrées de cette inquiétude érigée en principe pratique.

    Sobre la dialéctica de la raza y de la clase | Los escritos de Marx sobre la guerra civil, 150 años después

    Karl Marx ✆ Koiduro Suzuki 
    Kevin B. Anderson  |  Traducción del inglés por José Mª Fernández Criado
    Con motivo de la celebración este año en Estados Unidos del 150 aniversario de la Guerra de Secesión, se ha prestado una especial atención a la resistencia afro-americana a la esclavitud y a los abolicionistas radicales del Norte. Cada vez más se está admitiendo, incluso en el Sur, que la supuesta “causa noble” de los confederados se basaba en la defensa de la esclavitud. Sin embargo, hasta hoy, este país continúa negando las dimensiones raciales y de clase de esta guerra. Igualmente se niegan, incluso en la izquierda, las implicaciones revolucionarias de la guerra, no sólo para los afro-americanos, sino también para la clase trabajadora blanca y para el sistema económico y político americano en su conjunto. Al mismo tiempo, persiste un gran desconocimiento de los escritos de Marx y Friedrich Engels sobre la dialéctica de la raza y de la clase en la guerra civil americana, algo que he intentado remediar en mi último libro, Marx at the Margins: On Nationalism, Ethnicity and Non-Western Societies1

    15/7/13

    Qué es ‘interesante’ en el arte | El éxito de un libro de literatura comercial indica cuál es la filosofía de la época

    Antonio Gramsci  |  Habrá que fijar bien qué debe entenderse por "interesante" en el arte en general y especialmente en la literatura narrativa y en el teatro. El elemento “interesante” cambia según los individuos y los grupos sociales, o en la muchedumbre en general; por lo tanto, es un elemento de la cultura, no del arte, etc.

    Pero, ¿es con eso un hecho completamente ajeno al arte y separado de él? Por de pronto, el arte mismo es interesante, interesante por sí mismo, en cuanto satisface una exigencia de la vida. Además: aparte de ese carácter más intimo del arte, el de ser interesante por sí mismo, ¿Qué otros elementos de “interés” puede presentar una obra de arte, por ejemplo, una novela, un poema o un drama? Teóricamente infinitos. 

    13/7/13

    La République communiste de Alain Badiou

    Foto: Alain Badiou
    Jean Ristat  |  On dit parfois, ça et là, que Badiou est un auteur inclassable. Il a, en effet, plusieurs cordes à son arc : le roman, le théâtre, la philosophie, la mathématique, l’essai critique ou politique… Pourquoi faudrait-il d’ailleurs le « classer » ? « Comment classer Platon, rétroactivement, philosophe d’avoir fondé la philosophie, très grand poète de la prose grecque, passé aux transparences de la mathématique, ou s’exerçant à Syracuse aux prémisses du despotisme éclairé, fût-ce au risque d’y être vendu comme esclave ? » fait-il remarquer dans un entretien en 1992. Il pose une question que je fais mienne : « Que sont nos vies, si l’ordre académique des choses en trace l’ornière? »

    Son dernier ouvrage, en effet, ne manquera pas de désarçonner, entre autres philistins, ceux qui s’avancent d’un bon pas dans la carrière, armés de pied en cap de leur « spécialité». Nous savons que notre époque n’aime rien tant que les experts… Qu’est-ce donc que la République de Platon signée Alain Badiou

    12/7/13

    Hegemonía y el lenguaje de la contienda | E.P. Thompson: abandonar guiones históricos y políticos prefabricados

    Gramsci entendió y enfatizó la unidad compleja  de la coerción y el consenso en situaciones de dominación, más claramente de lo que lo hicieron sus intérpretes. La hegemonía era un concepto más material y político en el uso de Gramsci de lo que se ha convertido.
    Foto: Edward P. Thompson

    William Roseberry  |  Al solicitar los ensayos para este volumen, los editores señalaron dos cuerpos paradigmáticos de líneas de pensamiento que deberían modelar nuestra comprensión de “las formas cotidianas de formación del Estado”: la obra de James Scott de una amplia variedad de formas, actos y “artes” de resistencia popular a los órdenes dominantes (véase especialmente 1976; 1985; 1990), y el estudio de Philip Corrigan y Derek Sayer (1985) sobre un orden dominante específico (la formación del Estado inglés, visto como un proceso centenario de transformación económica, extensión y construcción políticas, y revolución cultural que conformó tanto el Estado como formas particulares de sujetos sociales y políticos). La tarea de los autores era considerar la relevancia de estos proyectos desarrollados y aplicados a otras regiones del mundo (el sudeste asiático e Inglaterra), para una comprensión de la formación del Estado mexicano y la cultura popular.

    Patricios y plebeyos | La fortísima influencia de Gramsci en Edward P. Thompson

    Joaquín Miras  |  El capítulo segundo del libro de E. P. Thompson, ‘Costumbres en común’, titulado ‘Patricios y plebeyos’ es muy importante para explicar por ejemplo cómo surge la lucha de clases a partir de culturas y valores vividos, y de la experiencia individual que estos generan –pues la experiencia solo surge a partir de las expectativas de vida, de lo que se considera normativo, justo, etc., es decir, surge a partir de la cultura que construye al individuo-; es también muy importante para estudiar el concepto gramsciano de hegemonía y, a otro nivel, para estudiar la influencia - fortísima- de Gramsci en Thompson, no la de Polanyi. También es de gran importancia para ver cómo Thompson ajusta cuentas con un debate marxista -desde el marxismo-: con el debate con las escuelas que afirman la enajenación generada por el capitalismo hasta el grado de negar la capacidad de percibirse como explotados y de tener autonomía propia, por parte de los subalternos.

    Marxismo, sistema e ação transformadora

    Brasilio Sallum, Jr.  |  No começo dos anos 1970, quando o marxismo estava convulsionado pelo surgimento do estruturalismo althusseriano, Alvin Gouldner — sociólogo da tradição crítica norte-americana — publicou um pequeno artigo denominado “Dois marxismos” em que sublinha a necessidade, óbvia mas poucas vezes atendida, de pensar o marxismo de uma perspectiva marxista (GOULDNER, 1975).

    Ele esclarece: haveria que tratar o marxismo não apenas como meio de conhecer ou de transformar a história, mas também como produto social e histórico. Diz mais: seria necessário pensar o marxismo como movimento que se desdobra na história de forma contraditória, quer dizer, como unidade tensa entre diferenças.

    A primeira das duas recomendações contém o que me parece ser o espírito com que hoje devemos tratar os textos de Marx e Engels, de seus intérpretes e seguidores: não como artigos de fé, mas como meios excepcionais mas limitados, humana e historicamente limitados, de conhecer e transformar o mundo.

    11/7/13

    Marx et la mobilité sociale

    Patrick Massa  |  Le marxisme et les sciences sociales académiques prétendant détenir les clefs d’une compréhension scientifique du monde social, il est intéressant de les confronter sur un terrain étroitement délimité. Il est admis que l’optique marxiste serait par essence inattentive aux réalités qu’étudie la sociologie de la mobilité sociale, c’est-à-dire les déplacements des individus dans l’échelle sociale. Le décalage chronologique entre la France et les Etats-Unis dans le développement des travaux sur la mobilité sociale serait imputable au poids du marxisme si l’on en croit Les Sociologues et la mobilité sociale (1993) de Charles-Henri Cuin Il rappelle par exemple que le jeune Alain Touraine fut envoyé par l’économiste marxiste Charles Bettelheim au IIe Congrès mondial de sociologie à Liège en 1953 afin de contester l’intérêt même de ce type d’étude. Le démographe Jacques Dupâquier évoque dans La Société française au XIXe siècle.

    La conception marxiste de l'histoire

    Eric Hobsbawm |  Dans ces textes inédits, l’auteur partage sa passion pour l’histoire. Il se souvient, alors qu’il était jeune juif autrichien, des titres des journaux le jour où Hitler est devenu chancelier. Avec modestie, il avoue avoir consacré sa vie à une cause qui manifestement a échoué : le communisme initié par la révolution d’octobre. Mais rien n’aiguise l’esprit de l’historien comme la défaite.

    Comme aucun autre historien contemporain, Eric Hobsbawm explique pourquoi et comment le matérialisme de Marx s’est imposé au coeur de la démarche des historiens. Il oppose l’approche de Levi Strauss et celle de Marx. Il nous éclaire sur la curieuse histoire de l’Europe, l’histoire populaire, la révolution russe et la montée de la barbarie contemporaine.

    10/7/13

    El discurso intelectual de Edward P. Thompson

    E.P. Thompson
    Paulo C. León  |  El artículo presenta un análisis exploratorio de las estrategias narrativas en el trabajo de E. P. Thompson, especialmente en obras como The Making of the English Working Class y Miseria de la teoría. Esto es desarrollado en el marco de una historiografía contemporánea acerca del análisis del discurso histórico (especialmente de la propuesta de Hyden White) y la sociología de Pierre Bourdieu. En este sentido, el discurso de Thompson es tomado como el producto de un proceso ontogenético y una estructura de relaciones familiares, políticas y académicas (en el contexto de la izquierda inglesa y la historiografía marxista, entre los años 50 y los 70) que permiten comprender la forma del relato.

    1. Introducción | La desnaturalización del discurso histórico

    El ejercicio de esbozar un socioanálisis de la obra histórica de Edward Palmer Thompson posee un generoso marco analítico, tanto en la historiografía contemporánea como en la sociología.

    Aproximación heterodoxa a Edward P. Thompson | En la orilla del marxismo y en el centro de la virtud

    Se analiza la trayectoria profesional y personal del historiador británico E. P. Thompson, cuyos estudios acerca de la clase obrera y la sociedad en general contribuyeron a la edificación de la historia económica y política de la modernidad europea
    Foto: Edward P.Thompson habla a los asistentes
    del Glastornbury CND Festival, el 23-06-1984
    Eduardo García Morán  |  1. De no errar cuando dice que La formación de la clase obrera en Inglaterra (1963), de E. P. Thompson, es «clave para la historia social»{1}, Hernández Sandoica estaría dando el código alfanumérico para desvelar aquello que supuso la contribución más sobresaliente de Thompson a partir del marxismo –luego veremos sus otros ‘apoyos’ y la reinterpretación que acometió el historiador británico de algunos planteamientos de Marx y Engels– y muy específicamente del materialismo histórico y lo que implica, a saber: un armazón racional de muy complicado abordaje con intención destructora{2}.

    El concepto de clase en Edward P. Thompson

    Foto: Edward P. Thompson
    “[...] Tanto si se trata de la Escuela de Frankfurt como de Althusser, están marcados por el mismo fuerte énfasis en el peso ineluctable de los modos ideológicos de dominación: una dominación que destruye cada espacio para la iniciativa o la creatividad de la masa del pueblo; una dominación de la que solamente la minoría ilustrada de los intelectuales puede liberarse [...] es ésta una triste premisa con la cual debería emprender la teoría socialista (todos los hombres y mujeres, a excepción de nosotros, son originalmente estúpidos) y que conduce naturalmente a conclusiones pesimistas o autoritarias.”  |  E. P. Thompson, Miseria de la teoría

    Ellen Meiksins Wood | E. P. Thompson ha partido siempre, en sus trabajos, de la premisa de que la teoría tiene implicaciones para la práctica. La definición de clase con que inicia su innovador estudio, La formación histórica de la clase obrera, con su énfasis en la clase como proceso activo y como relación histórica, sin duda fue formulada para reivindicar a la clase frente a los científicos sociales e historiadores que niegan su existencia.

    ‘Pasado y Presente’ y la primera recepción de Gramsci en la Argentina

    A propósito de “Los gramscianos argentinos. Cultura y política en la experiencia de ‘Pasado y Presente’ de Raúl Burgos”

    Néstor Kohan  |  Antonio Gramsci [1891-1937], combatiente comunista y uno de los principales pensadores revolucionarios a nivel mundial, marcó a fuego a importantes sectores de la cultura del sur de Nuestra América. Sus libros se conocieron en Argentina antes que en Francia, Inglaterra, Alemania o Estados Unidos. Un número no pequeño de debates, polémicas y emprendimientos editoriales argentinos y latinoamericanos estuvo impregnado por su reflexión teórica. Sus enseñanzas continúan hoy en día inspirando a nuevas generaciones de rebeldes y revolucionarios a escala continental. Abordando esa persistente influencia, el investigador argentino (radicado en Brasil) Raúl Burgos acaba de publicar su tesis doctoral 'Los gramscianos argentinos. Cultura y política en la experiencia de Pasado y Presente'.

    8/7/13

    La actualidad del pensamiento gramsciano en debate | Algunas observaciones a la crítica de Ernesto Laclau

    María Lucila Svampa

    La reflexión teórica en torno al marxismo occidental goza de plena vigencia en el mundo contemporáneo. En este contexto, el pensamiento de Antonio Gramsci ha influido enormemente en las consideraciones de dicho campo de estudio, al haberse configurado como un portavoz innovador en el ámbito del materialismo histórico. Su aporte ha sido promotor por un lado, de una renovación hacia el interior de prácticas políticas concretas, y por otro, de significativas revisiones teóricas sobre el estudio de los análisis socio-históricos marxistas. En este último plano, sus categorías analíticas han sido objeto de variadas recepciones que en general saludan la originalidad de su obra por haber sabido captar la complejidad de las sociedades modernas y generar a partir de ello un enfoque superador de la izquierda ortodoxa.

    La crisis económica mundial y la acumulación del capital, las finanzas y la distribución del ingreso | Debates en la economía marxista

    Juan Pablo Mateo Tomé  |  Este artículo examina algunos ejes de los debates entre autores marxistas sobre la crisis económica mundial que se inició en 2007.

    En concreto, se examinan las distintas caracterizaciones de la crisis, el papel de la tasa de ganancia y las diversas causas de su descenso, junto a las explicaciones de la crisis a partir de las finanzas, el neoliberalismo y la distribución del ingreso. Se constata la variedad de explicaciones, la distancia entre Marx y sus seguidores, así como los ámbitos de discusión que abre la actual crisis para un enfoque en el que la crisis es un momento necesario del proceso de acumulación.

    7/7/13

    Acerca de la crítica marxista del capitalismo

    Rolando Astarita  |  La nota anterior, ‘Capitalismo, manifestaciones, programa’, [publicada en Gramscimanía] dio lugar a dos tipos críticas opuestas. Desde la derecha, se sostuvo que Marx y los marxistas estamos equivocados al realizar una crítica al sistema capitalista, ya que éste habría sido el modo de producción más dinámico de la historia. Y desde la izquierda, se planteó que las actuales luchas ocurren porque no hubo desarrollo capitalista, y que mi enfoque no es consistente con una crítica marxista del capitalismo. De manera que ambas parecen coincidir en sostener que la crítica del marxismo al capitalismo se sostiene en la creencia de una suerte de estancamiento, o postración crónica, de este sistema. En lo que sigue argumento que estas objeciones pasan por alto una temática que es constitutiva del enfoque marxista, y de su crítica al capitalismo.

    Cuando “la política pasa al frente de la historia” | Gramsci y Benjamin en el pensamiento de Daniel Bensaïd

    “A todo momento, ustedes suponen otro momento siguiente que no es aquel que acontece: a todo presente imaginario en que se colocan, imaginan otro futuro que no es aquel que se realizó”
    Paul Valery, Discurso sobre la Historia, 2007, p. 114

    Fabio Mascaro Querido  |  Traducción del portugués por Raúl Perea
    […] Daniel Bensaïd es, sin duda, uno de los principales nombres de la izquierda intelectual francesa contemporánea. En toda su trayectoria intelectual y política, el filósofo nacido en Toulouse estableció un amplio espectro de interlocutores. Particularmente en las dos últimas décadas, Bensaïd se dedicó – apoyándose en las reflexiones de Gramsci y, sobre todo, de Walter Benjamin – a la reflexión sobre la política como campo de posibilidades para la reapertura completa de la historia.

    6/7/13

    Antonio Gramsci | La historia detenida

    “La liberación no es un acto mental” | Karl Marx

    Óscar de Pablo  |  [Anteriormente abordamos] las relaciones entre cárcel y escritura, [y] terminaba con un aserto esperanzador: “no hay cárcel para la imaginación”. [Este trabajo está] dedicado a repensar las instituciones y los procesos de justicia criminal, elegimos apegarnos a ese dicho, a fin de explorar las distintas maneras en que el encierro ha puesto de manifiesto el poder liberador de la escritura.

    Apuntes sobre la historia de las clases subalternas | Criterios metodológicos

    Antonio Gramsci

    La unidad histórica de las clases dirigentes se produce en el Estado, y la historia de esas clases es esencialmente la historia de los Estados y de los grupos de Estados. Pero no hay que creer que esa unidad sea puramente jurídica y política, aunque también esta forma de unidad tiene su importancia y no es solamente formal: la unidad histórica fundamental por su concreción es el resultado de las relaciones orgánicas entre el Estado o sociedad política y la "sociedad civil". Las clases subalternas, por definición, no se han unificado y no pueden unificarse mientras no puedan convertirse en "Estado": su historia, por tanto, está entrelazada con la de la sociedad civil, es una función "disgregada" y discontinua de la historia de la sociedad civil y, a través de ella, de la historia de los Estados o grupos de Estados.

    Imperialismo y poder | Una historia desde la óptica de los vencidos

    • MIRA CABALLOS, Esteban: Imperialismo y poder. Una historia desde la óptica de los vencidos. Alicante, Círculo Rojo, 2013, 220 págs.
    Se presentan en este volumen un conjunto de reflexiones en las que se analiza, desde una óptica alternativa, las formas de poder del pasado y del presente así como sus consecuencias. Aunque se estudian aspectos muy diferentes, todos tienen en común el tratamiento que se hace de ellos, pretendiendo desmontar viejos mitos que se han perpetuado a lo largo del tiempo. Al final, buena parte de la historia de nuestra era se resume en las tres palabras incluidas en el título: Imperialismo y poder, que encierran lo esencial de la dramática historia de la humanidad en los últimos dos mil años.

    Especial para Gramscimanía  
    El objetivo último ha sido la divulgación, pero realizada desde el conocimiento, es decir, intentando aunar una literatura asequible con el rigor científico. Se trata de lo que Eric Hobsbawm llamó la alta vulgarización que practican con frecuencia los intelectuales anglosajones. 

    5/7/13

    Gramsci | De la lectura macropolítica a la micropolítica

    Alan Canzutti

    Para iniciar esta breve ponencia se considera necesario aclarar que no es el resultado, la conclusión de una investigación, sino que por el contrario es el inicio, y como tal supone ciertos márgenes de amplitud, que con el correr de las lecturas, se podrían ir acotando y focalizando en aspectos particulares, delimitando con mayor precisión el objeto de estudio. En este sentido, el presente trabajo pretende ser sólo el inicio una aplicación distinta del pensamiento gramsciano. El motivo principal de dicha aplicación estaría orientado a incorporar a las lecturas tradicionales de este autor una perspectiva distinta y a la cual se le completará con nuevos componentes teóricos producto del avance de las interpretaciones sobre la realidad contemporánea y sobre todo, actualizando algunos elementos teóricos a partir de los cambios que se han producido en el sistema capitalista actual.

    Elitismo e democracia depois de Gramsci

    Umberto Cerroni
    Tradução del italiano: A. Veiga Fialho  

    1. A crítica gramsciana do elitismo

    A crítica gramsciana do elitismo apresenta hoje algumas características de particular relevância. Em primeiro lugar, ela dirige a atenção crítica para uma nova escola (Mosca, Michels, Pareto) que só muitos anos depois encontrou no exterior reconhecimento teórico, retornando a nós na vaga da redescoberta realizada pela politologia americana.

    4/7/13

    El legado gramsciano

    Joâo Quartim de Moraes

    La celebridad intelectual de Gramsci es póstuma. Contrariamente a Marx, Engels, Kautsky, Lenin y a otros grandes teóricos del socialismo que publicaron, si no todos, los más importantes y conocidos de sus escritos; la intensa actividad periodística desarrollada entre 1914 y 1926 por el joven ardo, que se volvió en los años veinte el principal dirigente del recién fundado Partido Comunista Italiano, no le valió el reconocimiento por la envergadura teórica y originalidad intelectual de su pensamiento. No porque amigos y próximos colaboradores ignorasen o subestimasen el alcance de la producción escrita del fundador de Ordine Nuovo. Al contrario, después de la muerte de Gramsci, el 27 de abril de 1937 en una clínica de Roma donde Mussolini lo dejara debilitar dos años sin ningún tratamiento médico para su grave enfermedad circulatoria, Piero Sraffa (ya radicado en Cambridge, donde se volvería mundialmente conocido por sus escritos de teoría económica), recibió dos cartas; en una de ellas Palmiro Togliatti le solicitó que anotase por escrito “todo lo que Gramsci le había comunicado, a propósito de la utilización de sus escritos publicados e inéditos y de las cartas de la prisión”.

    3/7/13

    Inaugurado el Monumento a Gramsci en New York

    El artista suizo Thomas Hirschhorn ha finalizado el monumento en honor a Antonio Gramsci en el Bronx, New York y formalmente ha sido inaugurado. La exploración del artista tiene los objetivos de establecer un nuevo término de monumento, crear un evento y pensar al filósofo italiano en la actualidad. “Mi amor por Antonio Gramsci es el amor a la filosofía, el amor a la infinitud del pensamiento”, ha declarado Hirschhorn, que en el pasado realizó otras instalaciones similares en honor, la primera, de Baruch Spinoza en Amsterdam (1999); después Gilles Deleuze y Georges Bataille. La dedicación al filósofo italiano, el cual probablemente pocos conocen en los Estados Unidos, en el sector del Bronx de New York, sus habitantes ya están al corriente de su vida y obra.

    Vea otras fotos del Monumento a Gramsci

    2/7/13

    Marxismo y el carácter social de China

    Fred Goldstein
    Traducción del inglés por J. M.- revisado por Berta Joubert-Ceci

    English
    El tema de China es una de las cuestiones más importantes del siglo XXI para la clase obrera y los pueblos oprimidos, así como para las clases dominantes imperialistas hostiles del mundo. Es de gran interés para los movimientos progresistas y revolucionarios, sobre todo en EE.UU., el llegar a una política correcta hacia China.

    En primer lugar, China fue un país oprimido que logró su liberación del imperialismo británico, francés, alemán, estadounidense y japonés en 1949 haciendo una de las grandes revoluciones en la historia. En ese momento, una cuarta parte de la raza humana fue liberada de las garras del imperialismo.

    El legado de Gramsci

    Atilio Boron

    “¡Hay que lograr que ese cerebro deje de funcionar!”, exclamó entre la desesperación y la impotencia el fiscal del régimen fascista ante la corte que estaba juzgando al fundador del Partido Comunista Italiano. La corte, naturalmente, obedeció a su mandato y lo condenó a veinte años, cuatro meses y cinco días de prisión y una considerable suma de dinero en concepto de multa. Allí pasaría los restantes once años de su vida sólo para ser liberado pocos días antes de su muerte, el 27 de Abril de 1937, cuando múltiples enfermedades agravadas por la falta de cuidado médico habían minado irreversiblemente su salud. Su larga agonía en las mazmorras del fascismo revela no sólo la bajeza moral del régimen sino también el talante ético de su víctima.

    Antonio Gramsci: La voluntad de pensar

    • “Los escritos de Gramsci están inspirados en lo más alto de la voluntad de pensamiento hasta el punto en que ese pensamiento deba ponerse al servicio de lo que estando comprometido con la lógica del partido lo trasciende.”
    Oscar Ariel Cabezas

    El nombre Antonio Gramsci (1891-1937) está compuesto de lo mejor del pensamiento político del siglo XX y de lo peor de las cárceles del fascismo italiano de Mussolini. En América Latina la referencia a este hombre hecho de voluntad de pensamiento y cárcel se suscita casi inmediatamente después del triunfo de la Revolución Bolchevique de 1917. La referencia la encontramos en el periódico El tiempo de Lima, en julio de 1921. Es José Carlos Mariátegui quien menciona al insigne teórico cuando dice que “El Ordine Nuovo es el diario del Partido Comunista y está dirigido por dos de los más notables intelectuales del partido: Terracini y Gramsci”.