31/5/13

A atualidade da Economia Política marxista

Alfredo Saad Filho

Quando comecei a ler O capital pela primeira vez, há muitos anos, esperavaque o livro me revelasse os segredos do capitalismo mostrando coisas que, a princípio, não poderia nem imaginar. Implicitamente, eu estava tratando O capital como um livro de profecias. Claro que isso é errado. A Economia Política marxista não oferece segredos aos seus iniciados. O que ela oferece são conexões entre aspectos da realidade que outras teorias sociais tendem a analisar separadamente.

Alfredo Saad Filho
Usando a Economia Política Marxista é possível perceber relações sistêmicas entre as sociedades, dentro de cada sociedade e, através da história, tal utilização permite a explicação da existência das classes, da exploração, do progresso técnico, do imperialismo, do neoliberalismo e de toda uma série de estruturas, processos e relações que não são imediatamente evidentes. Em contraste, teorias ortodoxas (por exemplo, a economia neoclássica) utilizam modelos discretos construídos com conceitos intercambiáveis, como “bloquinhos de lego”, como se a realidade fosse uma aglomeração de elementos ligados apenas externamente e de forma contingente. Isso limita analiticamente essas teorias, tornando-as pouco interessantes.

29/5/13

La globalización neoliberal como revolución pasiva / Política y Cultura

Carlos Javier Maya Ambía

Una valoración crítica de la globalización neoliberal podría enriquecerse considerablemente empleando el aparato conceptual forjado por Antonio Gramsci para explicar la modernización del capitalismo ocurrida en las décadas de 1920 y 1930, designada con los nombres de americanismo y fordismo. Después de apuntar los elementos centrales del planteamiento de Gramsci sobre el tema, el presente trabajo propone recuperar la categoría gramsciana de revolución pasiva, la cual permite colocar en el centro del análisis el tema de la hegemonía y considerar diversas formas de Estado, como el keynesiano y el neoliberal, en función de los intentos de las fracciones de clase dominantes para superar crisis no sólo económicas sino de hegemonía. Mediante la crítica de algunos principios básicos de la ideología neoliberal, el texto persigue aportar elementos para una interpretación no economicista de la globalización neoliberal.

El intelectual cosmopolita Antonio Gramsci sobre Benedetto Croce

Benedetto Croce
✆ Manlio Paolocci
Benedetto Fontana

El periodo en el cual Benedetto Croce se hace prominente y su pensamiento moral e intelectual se propaga en la mayor parte de la cultura y el pensamiento italianos -finales del siglo XIX a principios del XX- es aquel que los contemporáneos denominan como la edad de las dos Italias, una oficial, la de los grupos en el poder y otra, la real, la Italia de las masas . Estas dos "ciudades" se enfrentaban en varios niveles: la ruptura tenía sus raíces en los conflictos socioeconómicos, se reflejaba en los ámbitos moral, cultural e intelectual, y tenía su expresión más visible en los lenguajes hablados en estos dos mundos, por una parte, un lenguaje latino, altamente literario y florido, y por otra, un lenguaje fragmentado, constituido por múltiples dialectos local, regional y socialmente diferenciados. El primero se componía de un sistema denso e intrincado de símbolos conocido por las bases que constituían los intelectuales medios y altos de los grupos en el poder; el segundo era el lenguaje de las masas.

En esta pluralidad de lenguajes encuentra Gramsci fundamentos para su tesis de que la sociedad italiana no existe como entidad moral y colectiva excepto, quizás, en la literatura abstracta y formal de los intelectuales.

28/5/13

Richard Wagner & Karl Marx / El ocaso del amor

  • Wagner y Marx comparten más de un punto en común: un rechazo de toda trascendencia que niegue el valor vital de la vida presente, la comprensión de la religión como mera construcción de los hombres y un rechazo a la sociedad capitalista, su cultura e instituciones
  • Wagner: “El Estado moderno no era más que un modelador de la vida y la cultura que disponía de los ciudadanos como bienes utilizables. La economía unida a esas mismas estructuras construiría una vida para la producción y no para el amor"
Gonzalo Bustamante

Se cumplió el bicentenario de Richard Wagner. Como pocos, su nombre despierta pasiones; inclusive en quienes no le han escuchado y menos leído (no solamente escribió música también prosa de fuerte contenido estético-político). Este mismo mes se han cumplido los 195 años de otro autor que no deja indiferente a nadie: Karl Marx; quien igualmente concitará todo tipo de adhesiones y rechazos hasta en los más ignorantes sobre su obra.

Gramsci en El Salvador / El transformismo en la izquierda

PDF
Julia Evelyn Martínez

El transformismo es un término acuñado por Antonio Gramsci, para interpretar los cambios aparentemente inexplicables que se dan en las ideas y prácticas políticas de intelectuales, partidos u organizaciones de izquierda, que se convierten en acérrimos defensores de la hegemonía capitalista. El transformismo es diferente al realismo político.

El realismo político en la izquierda es la capacidad de plantearse solamente aquellos objetivos que pueden ser alcanzados en un momento histórico determinado. Realismo no significa conformismo, pues al mismo tiempo que se actúa dentro de lo posible, se trabaja activamente en la construcción de las condiciones que en el futuro harán factible el proyecto histórico de liberación de las clases y sectores oprimidos por el capitalismo.

27/5/13

Se necesita de un buen vino moderno para hablar de Gramsci

✆ Foto de Jorge González
Elizabeth Checa  |  El vino es bueno para la salud, pero no es un remedio. Creo en eso que decía Neruda sobre esa mesa que se prolonga con una botella de inteligente vino. Si el vino te avispa o te hace más expresivo o te abre esa puertita, por qué no.

¿Un vino bueno hace pensar mejor que uno malo?

Ahora hay unos vinos modernos, muy alcohólicos, muy maderizados, muy concentrados, muy caros, ideales para tomar solos. Los llaman vinos de meditación. Son vinos que tapan cualquier plato: tienen que beberse solos. Tapan cualquier plato, aún una carne muy jugosa. Con esos vinos tan caros, mejor que te surjan buenas ideas. Son vinos que se toman solos, casi como un coñac. Son vinos que te invitan a hablar de Michel Onfray o Antonio Gramsci...
© Vinos & Sabores

Con la palabra ‘pavide’ Gramsci nombró a las almas pusilánimes

  • Las almas tímidas hacen falta para que nos describan lo que ven, cuando callan, al otro lado de la desesperación.
Belén Gopegui

Fue en 1917 cuando Gramsci escribió que había de acelerar el porvenir:  
“Esperar hasta ser la mitad más uno es el programa de las almas tímidas que creen que el socialismo llegará por un real decreto firmado por dos ministros”. En 1932, como es sabido, el propio Gramsci cuestionaría su afirmación: “Si falta este proceso de desarrollo que permite pasar de un momento al otro, (…) la situación permanece sin cambios, y pueden darse conclusiones contradictorias. La vieja sociedad resiste y se asegura un período de ‘respiro’, exterminando físicamente a la elite adversaria y aterrorizando a las masas de reserva; o bien ocurre la destrucción recíproca de las fuerzas en conflicto con la instauración de la paz de los cementerios y, en el peor de los casos, bajo la vigilancia de un centinela extranjero”.

Los héroes televisivos y sus rasgos estereotipados

Julio Rafael Silva Sánchez

Especial para Gramscimanía
La imagen arquetípica del héroe - cuando es manipulada por los mass-media, específicamente por la televisión -, tiende a uniformar la conciencia colectiva, estableciendo patrones conductuales estereotipados, originándose un proceso en el cual la sociedad, la familia, la nación nos captan e incorporan: nos enseñan, segundo a segundo, a imitar los modelos aceptados y a cumplir con las normas que la tradición ha determinado. Se nos hace creer en la democracia y nosotros suponemos que vivimos en un mundo libre, sin darnos cuenta de que, como lo afirman Edgar Morin y Nathaniel Kattan (1972): “Nuestra libertad es aparente, que nuestra libertad es la que nos permiten tener, y que los sistemas de apetencias que nos motivan están condicionados por el contexto ideológico, anterior a nosotros mismos.” (Morin y Kattan, 1972: 63)

Multitudes y programa / El verdadero rostro del sistema imperante es el del capitalismo neocolonial, salvaje y destructor

  • Gramsci se pregunta: “¿puede la teoría moderna encontrarse en oposición con los sentimientos “espontáneos de las masas”? Y se contesta: “No puede estar en oposición: hay entre una y otros diferencia “cuantitativa”, de grado, no de cualidad: tiene que ser posible una “reducción”, por así decirlo, recíproca, un paso de los unos a la otra y viceversa”
  • “Gramsci estableció un sentido creativo a la espontaneidad, al precisar que esta no existe “pura” en la historia y es característica de la “historia de las clases subalternas”, incluyendo a los marginales y periféricos”
Especial para Gramscimanía
Ricardo Sánchez Ángel

Pensar o repensar la izquierda, mejor las izquierdas, requiere estudiar los cambios en los sujetos colectivos que son su destino y forman su existencia. Desde la Revolución Francesa, cuando la expresión tomó carta de ciudadanía en las calles y en la Asamblea Nacional con los diferentes componentes del pueblo, luego el proletariado que acompañó la revolución industrial, hasta los trabajadores de toda condición en los períodos más contemporáneos. Tales cambios se han operado en entrelazamientos sectoriales con intereses coincidentes y diferentes, de acuerdo a los patrones del desarrollo del capitalismo y de las experiencias de las revoluciones triunfantes y fracasadas.

26/5/13

La crisis del marxismo / Dos o tres palabras (brutales) sobre Marx & Lenin

  • “… cuando releímos a Marx, Lenin y Gramsci para encontrar el marxismo vivo que las fórmulas y las prácticas stalinistas habían sofocado, unos y otros, cada cual a su manera y también con nuestras diferencias, hemos debido rendirnos ante […] el hecho de que nuestra tradición teórica no es “pura”. Que, contrariamente a la apresurada definición de Lenin, el marxismo no es un “bloque de acero”, sino que conlleva dificultades, contradicciones y lagunas…"
Louis Althusser

Nuestro interés por los exiliados de los países del Este no obedece a una simple necesidad de saber, ni a una manifestación de solidaridad. Lo que ocurre en los países del Este nos toca en el corazón y en las entrañas. También nosotros estamos en juego en cuanto allí sucede. Todo lo que allí pasa nos concierne, repercute en nuestras perspectivas, los objetivos de nuestra lucha, la teoría, el combate y nuestras maneras de actuar.

25/5/13

De Marx a Foucault / Poder y Revolución

  • Al igual que Gramsci treinta años antes, Foucault alertó sobre el carácter difuso de las redes de relaciones que afianzan a la dominación, e insistió en que el poder de la burguesía no se apoya tan sólo, ni esencialmente, en el control de las estructuras públicas institucionalizadas de coerción y violencia (a las que se identifica tradicionalmente con el Estado), sino en su capacidad de regular los procesos de producción cultural.
Jorge Luis Acanda

Michel Foucault falleció el 25 de junio de 1984, de SIDA. Atrás quedaba una vida marcada por la turbulencia y el comprometimiento. Por delante se alzaba la tarea de interpretar una herencia teórica rica y compleja, cuyo carácter internamente contradictorio ha dado pie, desde entonces, a la construcción de imagenes encontradas, tanto de esta obra como de su autor. Tras la aparición en 1966 de su libro El orden de las cosas, Jean Paul Sartre lo acusó de querer “... construir una ideología nueva, la última barrera que la burguesía puede aún alzar contra Marx” (citado en Descombes: 147).

Años después, Jürgen Habermas incluía a Foucault en el grupo de los por él denominados “jóvenes neoconservadores”. Pese a ello, la policía francesa, al parecer sin mucho tiempo para leer a Sartre o a Habermas, lo encarceló en más de una ocasión por extremismo izquierdista, sin haberle podido ganar la delantera a la tunecina, que ya en el otoño de 1968 lo había golpeado en un cruce de carreteras para hacerle entender su deseo de que abandonara el país

Francisco Fernández Buey: un marxista ‘sin ismos’ que amó a Simone Weil, a Gramsci, al Che Guevara y a Manuel Sacristán

Francisco Fernández Buey
✆ Allan MacDonald 
Salvador López Arnal

Especial para Gramscimanía
Discípulo y amigo del filósofo Manuel Sacristán, destacado (y represaliado) luchador antifranquista, comunista democrático con explícitas aristas libertarias, filósofo de la cabeza a los pies, reconocido estudioso de la obra praxeológica de Bartolomé de Las Casas, amante del cine del autor de “La mirada de Ulises”, gran brechtiano, Francisco Fernández Buey [FFB], de padre gallego y madre castellana, nació en Palencia en 1943.

Entre 1952 y 1960 estudió los bachilleratos elemental y superior en el Instituto Jorge Manrique de su ciudad natal. Allí conoció a dos profesores, que nunca olvidó, que le marcaron profundamente y sobre los que escribió páginas imborrables: José Rodríguez Martínez (de filosofía) y Xesús Alonso Montero (en literatura).

24/5/13

Notas de Gramsci sobre la Escuela

  • Muchos piensan que las dificultades son artificiales, pues están acostumbrados a considerar que sólo es trabajo y fatiga el trabajo manual
  • [Hay que] crear un tipo único de escuela preparatoria (elemental-media) que lleve al niño hasta el umbral mismo de la elección profesional y, a la vez, lo forme como persona capaz de pensar, de estudiar, de dirigir o de controlar a los que dirigen
 [1. La Reforma educativa de Gentile: ruptura entre las enseñanzas elemental y media y la enseñanza superior]

La fractura producida por la reforma Gentile entre la escuela elemental y media, por una parte, y la superior, por otra. Antes de la reforma una fractura semejante sólo existía, de modo mucho más marcado, entre la escuela profesional, por un lado, y las escuelas media y superior, por otro; la escuela elemental estaba situada en una especie de limbo, dadas algunas de sus características particulares.

23/5/13

El Pensamiento teórico de Antonio Gramsci y la Nueva Sociedad

Mirka Gutiérrez Feros, María Julia Hechavarría Lescaille & Luisa Menéndez Rodríguez

La vigencia del pensamiento de Antonio Gramsci en el momento actual, y para nosotros, radica en la complejidad del momento histórico en que este teórico desarrolló sus ideas. Un elemento importante es el hecho de que Gramsci destaca la necesidad de adecuar la teoría a las condiciones históricas y concretas del país y al papel que en este sentido le correspondía al partido. Al respecto señalaba: “Por qué el Partido Socialista, al que damos toda nuestra actividad es también italiano, o sea es la sección de la Internacional Socialista que ha asumido la tarea de conquistar para la internacional la nación italiana. Esta tarea suya inmediata, siempre actual, le confiere caracteres especiales, nacionales, que le obligan a asumir en la vida italiana una función específica y una responsabilidad suya.

Gramsci y la Filosofía de la Praxis

  • Apuntes para una reconstrucción histórica de la inserción del pensamiento gramsciano en la historia del marxismo
Xiomara García Machado

En la historia del marxismo, especialmente en el siglo XX, se reconoce a la filosofía de la praxis como una forma específica de la producción teórica. Sin embargo, resulta necesario descubrir su verdadero contenido para comprender su lugar en dicha historia, como parte inseparable del proceso de conformación, desarrollo y crisis del movimiento comunista internacional. Para comprender el lugar de esta producción intelectual se hace imprescindible recorrer el camino histórico que esta versión presenta como “herencia” para constatar en qué medida realmente existe tal herencia o en qué medida esa “herencia” es una construcción ideológica para justificar un cuerpo de ideas construido al modo filosófico.

Religión, filosofía, política

Antonio Gramsci

El discurso de Croce en la sesión de Estética del Congreso Filosófico de Oxford (resumido en Nueva Italia del 20 de octubre de 1930) desarrolla en forma extrema la tesis sobre la filosofía de la praxis expuesta en la Historia de la historiografía italiana del siglo XIX. Este más reciente punto de vista crítico de Croce sobre la filosofía de la praxis (que innova completamente el sostenido en su volumen Materialismo histórico y economía marxista, ¿cómo puede ser juzgado críticamente? Debe ser juzgado, no como un juicio de filósofo, sino como un acto político de significación práctica inmediata.

22/5/13

El marxismo como teoría científica de la emancipación social

Karl Marx ✆ Evan Walsh
José María Laso Prieto
  • «Mientras que Marx subrayaba la importancia de las condiciones objetivas de la revolución, Gramsci desarrolló, en un periodo posterior, aprovechando la experiencia de la Revolución Soviética, la teoría del consenso como teoría subjetiva de la revolución socialista.» / Adam Schaff
I. Inicios del pensamiento emancipador

Desde que la sociedad humana se dividió en clases antagónicas; y surgió así la explotación del hombre por el hombre, emergieron también los pensadores que se propusieron contribuir a la creación de un modelo de sociedad en el que desapareciesen la injusticia social, la opresión y la explotación del hombre por el hombre. Ni las luchas de los esclavos contra los esclavistas, ni la de los siervos de la gleba contra los señores feudales, propiciaron que en el seno de las clases explotadas surgiese un pensamiento emancipador. Hubo que esperar hasta el Renacimiento –en el que se manifestaba ya claramente la crisis de la sociedad feudal– para que surgiesen comunistas y socialistas utópicos de la talla de Tomás Moro y Tomás Campanella, que fueron seguidos por Meslier, Morelly, Mably, Esteban Cabet, Godwin, etc., hasta culminar en los grandes socialistas utópicos del siglo XIX: Saint Simon, Charles Fourier y Robert Owen.

21/5/13

Gramsci y la personalidad artística de Luigi Pirandello

  • Su teatro vive estéticamente en su mayor parte solo si es "representado" teatralmente, teniendo a Pirandello como primer actor y director. (Entendiendo todo esto con mucha sal.)
Luigi Pirandello ✆ Center Colwidth 
En otro lugar he observado cómo en un juicio crítico-histórico sobre Pirandello, el elemento "historia de la cultura" debe 'ser superior al elemento, "historia del arte", es decir, que en la actividad literaria pirandelliana prevalece el valor cultural al valor estético. En el cuadro general de la literatura contemporánea, la eficacia de Pirandello ha sido más grande como "innovador" del clima intelectual que como creador de obras artísticas. Ha contribuido mucho más que los futuristas a "desprovincializar" al "hombre italiano", a suscitar una actitud "crítica" moderna en oposición a la actitud "melodramática" tradicional y ochocentista.

La cuestión es, sin embargo, mucho más compleja de lo que aquí parece. Y se plantea así: los valores poéticos del teatro pirandelliano (y el teatro es el terreno más propio de Pirandello, la expresión más completa de su personalidad poético-cultural) no sólo deben ser aislados de su preponderante actividad de cultura, intelectual-moral, sino que también deben sufrir una limitación ulterior ya que la personalidad artística de Pirandello es múltiple y compleja.

Gramsci, Pirandello e un lapsus rivelatore

Luigi Pirandello
✆ Fernando Vicente
Andrea Camilleri

Come si sa, dal 13 gennaio 1916 al 16 dicembre 1920, Antonio Gramsci è stato il critico teatrale dell’Avanti!. Ha avuto modo così di vedere, tra le innumerevoli altre, ben undici messinscene di testi di Luigi Pirandello, alcuni dei quali fondamentali per la comprensione della sua drammaturgia. Vale la pena di ricordarne i titoli: Pensaci, Giacomino; Liolà (in dialetto), Così è (se vi pare), Il Piacere dell’onestà, ‘A Birritta cu i ciancianeddi (naturalmente in dialetto), Il Giuoco delle parti, L’Innesto, La Ragione degli altri, Come prima meglio di prima, Tutto per bene e l’atto unico Cecè. Peccato che non potè assistere alla rappresentazione dei Sei personaggi nel 1921, ma in quell’anno il politico Gramsci era in altre faccende affaccendato: infatti, in quello stesso 1921, il suo giornale, “L’Ordine nuovo” sarebbe diventato quotidiano e poi ci sarebbe stata la scissione durante il diciassettesimo congresso del P.S.I, a Livorno, che avrebbe dato origine, per opera di Gramsci e Bordiga, al Partito comunista d’Italia. Negli anni immediatamente successivi, Gramsci soggiornò molto all’estero, e poco dopo il suo rientro in Italia, venne, nel 1926, arrestato e, nel 1928, condannato dal Tribunale speciale fascista a 20 anni e 4 mesi di reclusione. Morì nel 1937 poco tempo dopo essere stato rimesso in libertà non certo dietro sua domanda di grazia.

Antonio Gramsci critico teatrale di Luigi Pirandello

  • “Sai che io, molto prima di Adriano Tilgher, ho scoperto e contribuito a popolarizzare il teatro di Pirandello? Ho scritto sul Pirandello, dal 1915 al 1920, tanto da mettere insieme un volumetto di 200 pagine e allora le mie affermazioni erano originali e senza esempio: il Pirandello era o sopportato amabilmente o apertamente deriso” / Gramsci alla cognata Tatiana, 19 marzo 1927
Luigi Pirandello
✆ David Levine 
Antonio Gramsci fu critico teatrale dell'Avanti! da Torino per quattro anni, dal 1916 al 1920. Ripubblichiamo qui di seguito tutte le sue  recensioni teatrali delle pièce di Pirandello, sicuramente un po' invecchiate, ma splendidi esempi di giornalismo e di scintillante prosa italiana

“Pensaci Giacomino”

Questa commedia di Luigi Pirandello è tutta uno sfogo di virtuosismo, di abilità letteraria, di luccichii discorsivi. I tre atti corrono tu un solo binario. I personaggi sono oggetto di fotografia piuttosto che di approfondimento psicologico: sono ritratti nella loro esteriorità più  che in una intima ricreazione del loro essere morale. É questa del resto la caratteristica dell’arte di Luigi Pirandello, che coglie della vita la smorfia più che il sorriso, il ridicolo più che il comico: che osserva la vita con l’occhio fisico del letterato, più che con l’occhio simpatico dell’uomo artista e la deforma per un’abitudine ironica che è l’abitudine professionale più che visione sincera e spontanea.

20/5/13

¿Para qué sirve El Capital? / Escrito para ser la obra cumbre de toda la impresionante praxis revolucionaria de Marx & Engels

  • Texto escrito para ser presentado en el 2° Encuentro de la Escuela de Cuadros que se llevará a cabo en Caracas, Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (CELARG), entre el 30 de mayo y el 1° de junio de 2013
Karl Marx ✆ Maugre 
Iñaki Gil de San Vicente

¿Para qué sirve El Capital? La respuesta es simple e inmediata: para avanzar al comunismo mediante la revolución socialista. El Capital fue escrito para ser la obra cumbre de toda la impresionante praxis revolucionaria de Marx, pero también de Engels. Será esta respuesta inmediata la que oriente este texto. Sin la perspectiva práctica revolucionaria, sin la perspectiva política en suma, nada del marxismo es comprensible, y por tanto El Capital es ininteligible. Ahora bien, como iremos viendo, la política marxista no se reduce a la politiquería parlamentarista por muy de izquierdas y de masas que diga ser, y menos todavía burguesa y reformista, sino que en sí misma, la política revolucionaria es la síntesis del resto de prácticas económicas.

Karl Marx contra el IV Reich neoliberal

Manuel Fernández-Cuesta
  • La estricta política de austeridad de la señora de Ulrich Merkel es una forma de protección a su industria y banca, y recuerda, quizá demasiado, la patriótica reacción ante la crisis de Weimar.
  • "Marx es el máximo investigador de temas económicos y socialistas de nuestro tiempo. A lo largo de mi vida he entrado en contacto con numerosos estudiosos, pero no conozco a ninguno que sea tan erudito y profundo como él” / M. A. Bakunin, 23 de enero de 1872
Esculturas de Marx en Triers (Treveris)
✆ Ottmaer Hoerl 
Hemos leído tanto a Marx que ya no sabemos interpretar sus textos. Hemos citado tanto a Marx, en cualquier situación, con cualquier excusa, que hemos olvidado de dónde provienen las citas y su utilidad práctica. Cubiertos de polvo, en los estantes superiores, olvidados, los libros de Marx, origen judío, bautizado luterano, ateo, nos recuerdan con sus arrugas y subrayados otras épocas, quizá más felices, otras vidas. Como un lejano pariente, aquel que recorrió ciudades de Europa de exilio en exilio, penuria económica, hasta morir, apátrida, en el Londres victoriano, hacedor de lo social, maestro de la sospecha, el analista que entendió lo real como el conjunto de circunstancias socio-materiales y relaciones sociales, nos mira, desde un pequeño retrato, y se interroga incrédulo, sobre nuestra actitud ante la primacía política, casi una dictadura contable, del hegemónico Reich neoliberal.

18/5/13

Tornano le ‘Lettere dal Carcere’ di Gramsci

Donatello Santarone
  • Riproposta da Sellerio dopo quasi venti anni di assenza l'edizione completa delle lettere dal carcere. Un libro che introduce a un'opera che ha segnato il clima culturale dell'Italia repubblicana
«La storia è ciò che ci tocca più direttamente ... perché costituisce l'unico oggetto di studio in cui gli uomini si presentano davanti a noi nella loro interezza». Queste parole di Erich Auerbach possono aiutarci a penetrare nei pensieri e nella sofferta (ma anche a tratti felice) umanità delle Lettere dal carcere di Antonio Gramsci. La frase del filologo tedesco ci rammenta che un corretto approccio alle Lettere, come ai Quaderni e agli scritti precedenti il carcere, non può non considerare l'interezza dell'uomo, dell'intellettuale marxista e del militante comunista, in cui la molteplicità e la ricchezza delle questioni affrontate si comprendono restituendole alla storia. Solo dopo questa paziente ricostruzione, il lascito di Gramsci può divenire, come è ormai accaduto in tante parti del mondo, l'opera di un «classico», capace di parlare al presente anche in contesti storici diversi da quelli che l'hanno generata. 

Antonio Gramsci y los Cuadernos de la Libertad

Rafael Castaño Rendón
  • Los cuadernos sirvieron para mantener a Gramsci en pie de lucha, para evitar su muerte moral y humana, ya que la física la había decretado inevitablemente el gobierno fascista
Mucho antes de ser encarcelado, Gramsci vino a decir que su participación en la lucha social de la clase obrera le había impedido convertirse en el pijo intelectualoide a que social, territorial y humanamente estaba condenado. El comunismo y su compromiso en la lucha impidieron su conversión en un desecho humano.

De muchos seres humanos del planeta –millones- podríamos decir lo mismo durante el siglo XX. El comunismo les insufló, en condiciones de vida muchas veces infrahumanas –en medio de las cárceles, el hambre, la miseria, la explotación más salvaje- el sentido de la dignidad humana.

17/5/13

Martí, Gramsci y los desafíos del siglo XXI

Armando Hart Dávalos

 Italiano
Mortalmente herido por balas españolas, con 41 años, caía José Martí en un lugar conocido por Dos Ríos en el oriente de Cuba, el 19 de mayo de 1895. Al conocer de su muerte en el campo de batalla el poeta nicaragüense Rubén Darío, destacada figura del modernismo exclamó: ¡qué has hecho Maestro! Pero Martí, además de poeta de fina sensibilidad, que figura entre los mejores prosistas de la lengua española era un hombre de acción, organizador de la guerra contra España por la independencia de Cuba y fundador del Partido Revolucionario Cubano para dirigirla.

Hombre profundamente ético, conocedor del valor del ejemplo expresó: “¡La razón, si quiere guiar, tiene que entrar en la caballería! Y morir, para que la respeten los que saben morir.”

La Educación en la teoría de Antonio Gramsci

Rita Ferrari Marchioni

Antonio Gramsci nació en Ales, Cagliari (Cerdeña) el 22 de enero de 1891; entre 1897 y 1903 acudió a la escuela elemental en Ghilarza. En 1903 la situación económica de su familia lo obligó a trabajar durante dos años en la oficina de Catastro de Ghilarza, teniendo que abandonar la escuela, sin embargo, durante ese tiempo estudió personalmente latín. De 1905 a 1908, Gramsci, cursó la escuela media elemental en Santulussurgui, a 15 kilómetros de Ghilgarza. En 1910 se inscribió en el liceo de Cagliari y, en ese mismo año, publicó su primer artículo en el diario de Cagliari, la Unión Sarda.

En 1911 ganó una beca que le permitió inscribirse en la Facultad de Letras de Turín. En 1912 estableció los primeros contactos con el movimiento socialista turinés; para octubre de 1914 intervino en el debate sobre la posición del Partido Socialista Italiano frente a la guerra con un artículo publicado por II Grido del Popolo y denominado “Neutralidad Activa y Operante”.

Gramsci en Cuba

Jorge Luis Acanda González

La recepción de Gramsci en Cuba ha de estudiarse y entenderse como un momento de la recepción del marxismo en este país y lo que es más importante de la interpretación de qué es el socialismo y cómo se construye, y por lo tanto en su vinculación con los derroteros de la revolución cubana en los 40 años de su existencia en el poder.

Es ya un lugar común entre los estudiosos de la historia del marxismo en Cuba destacar tres etapas de su evolución después del triunfo revolucionario. La primera transcurre durante la década del 60 y finaliza hacia 1971; la segunda abarca desde esa fecha hasta mediados de los años 80, y la tercera comienza en esos años y llega hasta hoy. Es preciso hacer una breve caracterización de esas etapas. Lo que al respecto voy a decir aquí no es nuevo, ni nada que no haya sido ya escrito, publicado y debatido en Cuba ampliamente. En especial me voy a apoyar en los enjundiosos artículos publicados sobre este asunto en el número 3 de 1995 de la revista Temas por Fernando Martínez, Aurelio Alonso y Joaquín Santana.

16/5/13

Gramsci e o Estado: Para uma releitura do problema

Rita Medici

PDF
Pretende-se reler o problema do Estado no pensamento de Gramsci, analisado em seu tempo de forma já clássica por Massimo Salvadori e Christine Buci-Gluksmann, na convicção de que, na realidade, o perfeito alinhamento de Gramsci à tradição marxista da "extinção" do Estado, sustentado quase unanimemente pela crítica gramsciana contemporânea, deva ser reavaliado e até mesmo revogado. A exegese do texto de Gramsci será também levada avante valendo-se de instrumentos de análise lexical, destacando a presença, nos Quaderni del carcere, da expressão "vida estatal", da qual Gramsci faz amplo uso. Dessa expressão, podem decorrer elementos esclarecedores da concepção gramsciana de Estado, úteis para uma reconsideração da complexa reflexão sobre o problema "histórico" da democracia, com seu difícil equilíbrio entre crítica, renovação e exclusão das formas tradicionais da democracia moderna.

13/5/13

Gramsci y el proceso hegemónico educativo

Guillermo Miranda Camacho

El presente ensayo es una aproximación hermenéutica a uno de los núcleos centrales del pensamiento de Antonio Gramsci: la construcción del proceso hegemónico educativo y se destacan la actualidad y vigencia de su pensamiento. Para realizar esta tarea de analizar sus aportaciones, en un primer momento se hace una exploración de la interrelación del concepto de sociedad civil y su interacción dialéctica con el Estado (sociedad política). En un segundo momento se exploran las complejas, poderosas y sutiles formas que asume la hegemonía política y cultural promovida por la clase dirigente, desde el Estado, para consolidar un consenso ideológico en torno a su proyecto hegemónico. En un tercer momento, se exploran algunas dimensiones relativas a la participación directa del Estado en la educación, desde la perspectiva de los procesos que explican la vinculación histórica de lo político y lo educativo.

Colombia / Una reflexión gramsciana sobre el Bloque Histórico en la primera administración de Alfonso López Pumarejo

Julián Andrés Flórez
  • “La crisis consiste precisamente en que muere lo viejo y no puede nacer lo nuevo; y en ese interregno se producen los fenómenos morbosos más variados” / Antonio Gramsci
Alfonso López Pumarejo
Como introducción a este escrito, es conveniente realizar algunas apreciaciones metodológicas que guiaron la elaboración del mismo. La primera parte de este documento está dedicada al análisis de la disgregación de la hegemonía, o crisis orgánica del “Bloque Histórico Nacional” evidenciada durante los años 30 en la caída del dominio por parte del Partido Conservador sobre el andamiaje estatal colombiano, y la posterior formación de un nuevo “Bloque Histórico Regional”, consumado en la ejecución de la llamada “Revolución en Marcha” de corte liberal, que configura las características de la primera administración de López Pumarejo. Es decir, en un inicio se examinarán teniendo en cuenta la realidad colombiana de la época, los dos elementos de la supraestructura, la sociedad civil o dirección cultural y la sociedad política o aparato de Estado y sus relaciones recíprocas (cuadro 1); después se estudiará el vínculo orgánico entre superestructura y base llevado a cabo gracias a la acción de intelectuales (cuadro 2) del entonces, como Jorge Eliécer Gaitán y el mismo López, entre otros.

O Estado em Marx e a teoria ampliada do Estado em Gramsci

Maria Euzimar Berenice Rego Silva

Nessa análise pretendemos identificar alguns aspectos relevantes para compreensão do papel do Estado numa sociedade capitalista, segundo o pensamento marxiano e gramsciano. Privilegiamos como referência fundamental para o enfoque desses aspectos, as visões esboçadas por Marx no 18 Brumário e por Antônio Gramsci na obra Maquiavel, a Política e o Estado Moderno, enfatizando a importância das discussões presentes nessas obras para a atualidade na perspectiva de apontar considerações rápidas sobre seus limites e contribuições para uma teoria do Estado. O 18 Brumário e a análise do Estado em Marx Como tão bem apontou Mandel, a trajetória intelectual de Marx é feita de rupturas e de encontros, na medida que este não só faz uma análise crítica das interpretações, teorias e idéias sobre os acontecimentos do seu tempo, como também participa ativamente desses acontecimentos. Apoiamo-nos nesse autor para afirmar que essas “[...] rupturas e conflitos sucessivos [...] influenciaram a evolução intelectual de Marx”, e, permitiu-lhe analisar sistematicamente a sociedade capitalista em seusdiversos aspectos, dentre eles o papel do Estado.

Historicidad del Estado Ampliado / Análisis de casos en Brasil & México

María Magdalena Contreras Calzada
  • “Las personas de una nación están esclavizadas cuando ellas sirven al gobierno en lugar de ser el gobierno quién les sirve a ellas.” / Gerry Spence
El estudio a profundidad del Estado Ampliado permite observar las interacciones e interrelaciones entre la economía y la política, el Estado y la sociedad civil. “Crisis políticas, luchas ciudadanas, movimientos sociales, son parte de un proceso fundamental de recomposición del Estado Ampliado, situación que en Brasil y México se ha acentuado a principios del siglo XXI.” (p.12)

En el libro titulado El Estado Ampliado en México y Brasil. Radiografía del poder, las luchas ciudadanas y los movimientos sociales (2009) Lucio Oliver, doctor en Estudios Latinoamericanos y profesor titular e investigador de la Universidad Autónoma de México (UNAM), hace un recuento de las relaciones de la sociedad civil y la sociedad política en México y Brasil desde una perspectiva crítica e histórica que considera el proceso de construcción y deconstrucción de las relaciones de fuerzas tanto institucionales como fluidas en ambas naciones.

Apuntes sobre la Teoría del Estado en Antonio Gramsci

Carolina Weidenmeyer

Gramsci sigue la trayectoria de Lenin a la hora de confrontar con la concepción mecanicista de que la crisis del capitalismo conduce al socialismo, por lo que deduce que la conquista de la hegemonía se convierte en pieza clave y en preocupación fundamental. Otro elemento que caracteriza toda la elaboración teórica en Gramsci es cómo superar esquematismos y cómo concretar la teoría marxista a las situaciones específicas.

Todo ello supone un esfuerzo por desarrollaren toda su creatividad el marxismo, y Gramsci también lo aprendió del propio Lenin y de la experiencia histórica de los bolcheviques.

12/5/13

Conflictos y tensiones en torno del Estado ampliado en América Latina / Brasil & México entre la crisis orgánica del Estado y el problema de la hegemonía

Lucio Oliver

Estudiamos la situación actual de Brasil y México a partir del análisis de la relación de fuerzas en el Estado ampliado en ambos países tomando en cuenta las tendencias generales que viven los Estados en la región. Se busca generar algunas hipótesis para interpretar el sentido y el alcance de los álgidos conflictos y tensiones en curso que las luchas y los posicionamientos de la sociedad civil (en sentido amplio) plantean a las estructuras de poder y a las fuerzas dominantes de la sociedad política en ambos países, manifiestos en las recientes protestas, luchas ciudadanas, movimientos sociales, posicionamiento de las organizaciones sociales y las expresiones de la opinión pública con respecto de los programas y las políticas de los gobiernos, así como su repercusión en los aparatos de gobierno, los órganos parlamentarios, los partidos, las estructuras de poder y los espacios públicos.

Movimientos sociales en el Estado ampliado / Una lectura desde Gramsci

Jaime Ortega Reyna & Stefan Pimmer

El surgimiento de los nuevos movi­mientos sociales en los años sesenta y ochenta del siglo pasado, y del movimiento altermundista a partir de las cumbres de la Organización Mundial de Comercio (OMC) en Seattle, 1999, y del Grupo de los Ocho (G-8) en Génova, 2001, estimularon un extenso debate en múltiples foros y espacios académicos. Es significativo que, sobre todo en la sociología, los movimientos sociales se impu­sieron como objeto de estudio (Sousa Santos, 2001: 177). De esta manera, los debates llevaron a un enriquecimiento de los instrumentos teórico-metodológicos en cuanto al análisis de los movi­mientos sociales como tales. Sin embargo, este enfoque sociológico desatendió un análisis propia­mente político del fenómeno, principalmente en lo que al Estado se refiere. Creemos que los plantea­mientos de Antonio Gramsci alrededor de su concepto de “Estado ampliado” constituyen un marco teórico adecuado para dicha tarea.

¿Tiene actualidad el debate sobre el Estado ampliado? / Un breve recorrido de Maquiavelo a Gramsci

Miguel González Madrid

El análisis puntual de los acontecimientos registrados en la Italia de entreguerras en torno al ascenso del fascismo, así como el estudio de las dificultades históricas para lograr la unidad italiana y la lúcida percepción de cómo había sido preparada cultural y socialmente la revolución francesa de 1789, fueron tareas llevadas a cabo por Gramsci como un esfuerzo intelectual verdaderamente excepcional y significaron una auténtica revolución teórica sobre las cuestiones del Estado y de la estrategia de transformación social, en cuyo centro, en efecto, se encuentra el concepto de hegemonía. Sin embargo, lo que no siempre se ha reconocido a la hora de discutir los aportes gramscianos es el hecho de que Gramsci reflexionó sobre aquellos acontecimientos históricos que representaban el sustrato de la aceptación social de la dominación, trayendo siempre a colación ideas afines de pensadores que con cierta anticipación habían puesto en tela de juicio el gran mito del Estado reducido a las instituciones gubernamentales administrativas y represivas, o el mito inverso, creado por Benedetto Croce, quien redujo al Estado a puro consenso.

El Estado “ampliado” en el pensamiento gramsciano

Mabel Thwaites Rey
  • “¿Cómo es posible pensar el presente, y un presente bien determinado, con un pensamiento trabajado por problemas de un pasado remoto y superado?" Antonio Gramsci: ‘El materialismo histórico y la filosofía de Benedetto Croce’
El interés por la obra de Antonio Gramsci tuvo un pico sin precedentes en la década de los setenta. Cantidades de trabajos se escribieron entonces en torno al pensamiento del comunista italiano, que destacaban diferentes aspectos de su compleja producción, pretendiendo darle un sentido integral a las notas dispersas de su período carcelario. 
Mabel Thwaites Rey

Justamente la característica no articulada de sus Cuadernos de la cárcel y el hecho mismo de que su autor no los haya revisado para su publicación ha dado lugar a las más variadas interpretaciones teóricas y políticas de los mismos. Las preguntas acerca de qué hubiera dado a conocer Gramsci, qué hubiera sostenido en definitiva y qué hubiera desechado por provisional o errado son de imposible dilucidación, pero han servido para provocar fuertemente, como acicate intelectual y político, la búsqueda de respuestas a los constantes desafíos de la dominación capitalista.

Le devoir & l’inquiétude / André Tosel ou l’acuité du marxisme

Claude Monet
✆ Crepúsculos en Venecia
Vincent Charbonnier
  • “Songez qu’ailleurs, tant d’hommes n’ont pas plus de son que les pièces de bronze dont on paie leur misère” / Paul Éluard, Le devoir et l’inquiétude
  • “Il est difficile de devenir marxiste. Puis il est difficile de l’être […] Personne ne naît marxiste. Chacun peut le mesurer par sa propre expérience : il n’est pas aisé, dans le monde capitaliste d’apprendre à vivre et à penser contradictoirement à l’ordre établi, quand il repose sur la force d’intérêts si puissants, d’illusions si subtiles et de si vieilles habitudes. La tentation n’en est que plus grande, pour qui s’est dépris de l’ordre ancien, de chercher quelque repos dans les sécurités de l’ordre nouveau, de la théorie qui l’annonce comme de la pratique qu’il l’institue.” / M. Verret, Théorie et politique
Assurément, chaque voix est singulière et l’écriture son lieu le plus commun. Certaines, toutefois, le sont plus que d’autres. Ainsi la voix d’André Tosel est-ellesingulièrement singulière, en particulier dans le marxisme français. Par son écriture tout d’abord. Dense, précise, contractée, «sur-synthétique» parfois, au risque d’irriter tant plusieurs lectures sont parfois requises pour pleinement saisir le sens du propos, il s’agit clairement d’une langue exigeante qui accomplit la pensée. Par l’empan de sa réflexion ensuite dont la variété des thèmes et le nombre des travaux publiés impressionne. Par le caractère authentiquement marxiste de son intervention, indissociablement historique et philosophique, théorique et politique – une intervention nullement restreinte au champ «spécialisé» du marxisme, ni enfermée en sa dimension philosophique.

10/5/13

La conquista dello Stato / La creazione dello Stato proletario non è un atto taumatúrgico, è un processo di sviluppo

Antonio Gramsci
  • Alcune correnti del movimento socialista e proletario avevano posto esplicitamente come fatto essenziale della rivoluzione l’organizzazione operaia di mestiere e su questa base fondavano la loro propaganda e la loro azione.
La concentrazione capitalistica, determinata dal modo di produzione, produce una corrispondente concentrazione di masse umane lavoratrici. In questo fatto bisogna cercare l’origine di tutte le tesi rivoluzionarie del marxismo, bisogna cercare le condizioni del costume nuovo proletario, dell’ordine nuovo comunista destinato a sostituire il costume borghese, il disordine capitalistico generato dalla libera concorrenza e dalla lotta di classe.

Nella sfera dell’attività generale capitalistica, anche il lavoratore opera sul piano della libera concorrenza, è un individuo-cittadino. Ma le condizioni di partenza della lotta non sono uguali per tutti; nello stesso tempo: l’esistenza della proprietà privata porta la minoranza sociale in condizioni di privilegio, rende impari la lotta.

Gramsci y L’Ordine Nuovo

Manel Ros

Recientemente, y por suerte, se habla mucho de las ideas del marxista revolucionario italiano Antonio Gramsci. Pero de lo que no se habla es del periódico que él, y otros tres jóvenes revolucionaros, fundaron en Turín en el mes de mayo de 1919 bajo el nombre de L’Ordine Nuovo. Este periódico, que salía de forma semanal, no era un periódico que sólo informaba desde otro punto de vista. No se limitaba a informar de las luchas para crear lo que muchos hoy llaman “contra hegemonía”. Era un periódico revolucionario, y por tanto, informaba de las luchas, pero también formaba parte de ellas. Pretendía influir en ellas, alejándose de una visión muy difundida hoy en día del medio de comunicación que es un mero informador de las luchas. El periódico conectaba perfectamente con el ambiente de revolución y movimientos de masas que se vivían en Europa durante esa época, y por supuesto también en Italia.

Crisis y lucha política en Gramsci

Aldo Casas
  • Ponencia presentada el 1° de noviembre de 2003 en San Miguel de Tucumán, en el marco del Seminario "La actualidad del pensamiento de Gramsci" dictado los días 31 de octubre y 1° de noviembre de 2003, organizado por el Instituto Interdisciplinario de Estudios Latinoamericanos (UNT), la Asociación Argentina Antonio Gramsci (filial de la International Gramsci Society) y la revista Herramienta.
Antonio Gramsci escribió en la cárcel más de treinta cuadernos entre los años 1929 y 1935, publicados tiempo después de su muerte como Cuadernos de la cárcel [1]. Por las mismas condiciones en que debía realizarlo, su trabajo no tenía objetivos políticos inmediatos: él mismo anunció que quería escribir algo "desinteresado" y "für ewig". Pero revela sí una profunda motivación política, reflejada en un desplazamiento temático de la investigación: el tema de la crisis, ausente en el esbozo original, se va precisando a medida que, podríamos decir, se politiza el proyecto.

8/5/13

Comprendre le capitalisme actuel

Michel Husson

Ce texte reprend deux contributions publiées dans « Le marxisme face au capitalisme contemporain », Cahiers de critique communiste, 2004. Il cherche à éclairer cette question : dans quelle mesure les apports de Marx peuvent-ils permettre de mieux comprendre le fonctionnement du capitalisme contemporain ?

Se réclamer de travaux datant du XIXe siècle pour analyser la réalité d’aujourd’hui expose évidemment au reproche de sombrer dans un archaïsme dogmatique. Une telle objection est légitime, mais à deux conditions qui méritent d’être précisées. En premier lieu, il ne s’agit pas de dire que les outils conceptuels de Marx peuvent être mobilisés tels quels et que leur usage dispense de toute analyse concrète : par définition, la méthode marxiste interdit de telles facilités. Ensuite, le procès en archaïsme ne peut être mené qu’en s’appuyant sur deux postulats, dont un seul suffirait d’ailleurs à rendre caduque la référence marxienne.