31/3/13

La venganza de Marx, o cómo la lucha de clases está definiendo el mundo / Reflexiones de un veterano periodista atribulado

Michael Schuman
Traducción del inglés por Ernest Urtasun Domènech
  • El corresponsal de la revista Time en Beijing, Michael Schuman, ofrece en la sección de “Negocios y dinero” del conservador semanario norteamericano esta angustiada y reveladora reflexión sobre el mundo actual.
Karl Marx parecía muerto y enterrado. Con el hundimiento de la Unión Soviética y el gran salto chino hacia el capitalismo, el comunismo se desvaneció hacia los mundos pintorescos de las películas de James Bond o hacia el mantra manipulado sobre Kim Jong Un. El conflicto de clase que Marx consideraba como determinante en el curso de la historia parecía desvanecerse en una era próspera de libre comercio y libre empresa. El inabarcable poder de la globalización conectó las más remotas esquinas del planeta con los lucrativos

El saber constituyente

Toni Negri
Traducción del italiano por Nemoriente

In Italiano
Todos dicen que hemos entrado en una fase constituyente, pero ¿constituyente de qué? La Boldrini y Grasso[2], pero también muchos otros, repiten continuamente que la Constitución del 48 es “la más grande constitución del mundo” –entonces, ¿sobre qué rama deberá posarse el saber constituyente?

En realidad, seguimos utilizando palabras demasiado importantes para decir poco o nada. “Constituyente” es una de estas palabras. Para transformar el Senado en Cámara de las autonomías, no debería ser necesario recurrir al espíritu constituyente. Ni tampoco para hacer una nueva ley electoral, ni para abolir las provincias, y menos todavía para establecer los criterios del fiscal compact [3] (que, por otra parte, la Comisión europea ya ha establecido),

Un nuovo Marx. Filologia e interpretazione dopo la nuova edizione storico-critica (MEGA), de Roberto Fineschi

Antonino Infranca

In Italiano
Roberto Fineschi es conocido en Italia como experto en el pensamiento marxiano, tanto como para haber retraducido el Primer Libro de El Capital, a la luz de la nueva edición de las Obras Completas de Marx y Engels (Marx Engels Gesamtausgabe, precisamente de MEGA) que se está llevando adelante en estos años en Alemania. 
Roberto Fineschi

Justamente a esta ciclópea obra de reconstrucción científica de las obras de Marx y Engels está dedicada la primera parte de este volumen, mientras la segunda lo está a El Capital. La lectura del libro puede permitir al conocedor del pensamiento marxiano y engelsiano una mirada sobre el estado de los trabajos de publicación de las obras de Marx y Engels que por demasiado tiempo se han deseado.

Cuando Gramsci descubrió a Turín, la ciudad obrera

El joven Antonio Gramsci
✆ Gianluca Costantini
Francesco Scalambrino
Traducción del italiano para Gramscimanía por Omar Montilla

Estaba cansado. Los transbordadores y los trenes no eran como los de hoy y el viaje desde la isla de Cerdeña hasta Turín había resultado más fatigoso de lo que se había previsto, inclusive para él que ya no era más un niño. Más bien, ‘Nino’, como cariñosamente era llamado Gramsci en su familia, se encontraba en plena juventud. Nacido en 1891, ya era un veinteañero y apenas había completado el bachillerato. Pero era un joven débil y su gracilidad física aminorada, a causa de una caída sufrida cuando era un niño, la cual le traería problemas por toda la vida.

Desde su partida de Cerdeña se sentía en un estado de ‘sonambulismo’, fuera de su tierra natal y preocupado por sus condiciones financieras: por ello había viajado en tercera clase, gastando 45 de las 100 liras que le había proporcionado la

30/3/13

La idea de partido en Marx

Carlos Pereyra

Como ha sido señalado de manera reiterada, carece de sentido pretender encontrar en la obra de Marx una teoría general del partido de la clase obrera. No obstante la frecuente aparición del vocablo partido en sus escritos, “sería vano buscar en Marx una exposición sistemática y completa de la teoría del partido proletario, de su naturaleza, de sus características“.[1] La dificultad no consiste sólo en la ausencia de una elaboración sistemática de esa teoría, sino en la ausencia también —en la obra de Marx— de ciertos problemas (o preguntas) que el despliegue posterior del movimiento obrero y el desarrollo de la lucha por el socialismo mostraron como problemas centrales. En efecto, Marx se planteó de manera insuficiente la cuestión de si el propio proceso de maduración del proletariado, generado por la lucha de clases, basta para constituir el sujeto revolucionario o si, además, es preciso contar con la intervención de un factor externo a. ese proceso:

Todos están locos por Gramsci

Angelo D’Orsi
Traducción del italiano para Gramscimanía por Omar Montilla

 “The Gramscian Moment” es el título de un reciente libro del británico Peter Thomas, ganador del Premio Internacional Sormani. Y de auténtico “momento gramsciano” se debe hablar, tirando la mirada más allá de las fronteras. Pero sería un error pensar que este momento haya comenzado entre el 2011 y los primeros meses del 2012, cuando un auténtico aguacero de libros, reseñados correctamente por los medios, se abatió sobre las librerías italianas, y la inundación continúa.

La ‘Gramsci-Renaissance’ comienza desde el 2007, cuando se celebraron, en una medida y con una intensidad nunca vistas, los 70 años de la muerte

État d’urgence et dictature révolutionnaire

Slavoj Žižek
Traduit de l’anglais par Stathis Kouvélakis

Une peur hante (ce qui reste de) la gauche actuelle: la peur de s’affronter directement au pouvoir d’État. Ceux qui insistent encore sur la nécessité de combattre le pouvoir d’État, et à plus forte raison de l’objectif de le conquérir, sont immédiatement accusés d’être restés accrochés à l’« ancien paradigme » : la tâche, de nos jours, consisterait à résister au pouvoir d’État en se retirant de son rayon d’action, en se soustrayant à celui-ci et en créant des espaces nouveaux qui échappent à son contrôle. Le dogme de la gauche universitaire actuelle est résumé de la façon la plus claire par le titre du livre d’entretiens de Toni Negri, Goodbye Mister Socialism. L’idée est que le temps de la vieille gauche, dans ses deux versions, réformiste et révolutionnaire,

Ruptura democrática o transformismo / El gobierno de la transición

Manolo Monereo

Uno de los conceptos más importantes de “la caja de herramientas” analíticas de Antonio Gramsci es el de “transformismo”. Esquematizando mucho, se podría decir que para el dirigente comunista italiano es el dispositivo por medio del cual las clases dominantes, sobre todo en tiempos de crisis política, cooptan a las élites (los intelectuales) de las capas subalternas, ampliando su base social y perpetuando su poder.

Para entender lo que se quiere decir, puede resultar útil poner el ejemplo de la crisis de la 1ª República Italiana. Como es sabido, la “tangentópolis” puso de manifiesto que la corrupción se había convertido en sistémica, comprometiendo a una parte sustancial de la clase política y atravesando todas las estructuras del Estado.

29/3/13

Releer a Karl Marx con los lentes de la filología

Karl Marx ✆ Diego Rivera, mural 
Roberto Fineschi
Traducción del italiano para Gramscimanía por Omar Montilla
  • Hace poco fue publicada la nueva edición italiana de El Capital, que forma parte de las Obras Completas de Marx y Engels. El coordinador, que es el autor de esta nota, explica porqué era necesaria la entrega de esta obra de renovación editorial.
Testo in PDF
1. La nueva edición en italiano del primer volumen de El Capital, por mi coordinada y que forma parte de las obras completas de Marx y Engels (Vol. XXXI, Nápoles, La Ciudad del Sol, 1.600 páginas) es un intento de presentar al lector italiano la situación en que se encuentra el trabajo, después de la magnífica noticia de la nueva edición histórico-crítica, la segunda Marx-Engels Gesamtausgabe (MEGA2), extraordinario proyecto que consta de 114 volúmenes en curso de realización, tras transcurrir casi 40 años para su culminación. [1]

28/3/13

Cuando la imaginación tomó el Poder / A los 45 años de la rebelión estudiantil del Mayo Francés

Julio Rafael Silva Sánchez

Especial para Gramscimanía
Durante aquella iracunda primavera europea, en los primeros días del mes de mayo de 1968 1, en el campus de la Universidad de Nanterre, en las afueras de París, a orillas del Sena, una muchacha de 17 años -aretes dorados, dulce mirada y cortísima minifalda-, afirmaba:

...la escuela es un lugar en el cual debo pellizcarme continuamente para no dormirme. En cambio, en el café,  con mis compañeros hablamos siempre de otras cosas: la guerra de Vietnam, la discriminación a los extranjeros (latinos, africanos y asiáticos), la marihuana y nuestra vida sexual.

En torno al concepto de clase / Solo conquistando la hegemonía se podría conquistar y transformar la ciudadela del Estado

Daniel Molina Jiménez 
  • El concepto de clase en la era de internet y de las redes sociales, se acerca más al concepto volátil que Gramsci teorizó para su hegemonía
Decía el historiador Eric Hobsbawm en su último libro «Cómo cambiar el mundo» que la crisis económica y política que atravesamos nos obligaba a retornar a los análisis de Karl Marx para encontrar una solución. Y en cierto modo está siendo así: no paran de crecer los libros, artículos de prensa, tertulias de radio y televisión que reflexionan sobre los agentes de la crisis, sobre las políticas que se están adoptando, sobre el tipo de poder -autoritario- que se va imponiendo en nuestras democracias, sobre la exclusión y la integración de los ciudadanos.

Debates que parten de fenómenos que Marx analizó sobre la acumulación del capital, la plusvalía, el valor del trabajo y, tal vez, el más importante, la composición política y social de nuestros estados.

27/3/13

Dos aproximaciones del marxismo crítico latinoamericano al concepto de ideología

Bolívar Echeverría 
Ludovico Silva
Sandro Brito Rojas

En las siguientes páginas busco ofrecer una mirada introductoria a la forma en que abordaron el estudio de la ideología, a principios de la década de 1970, dos representantes del marxismo crítico latinoamericano: Ludovico Silva, uno de los filósofos marxistas más importantes de Venezuela y Bolívar Echeverría, uno de los teóricos marxistas más relevantes de Ecuador y de la región latinoamericana en las últimas décadas. Básicamente, me interesa dar cuenta del núcleo de sus contribuciones a la renovación histórica de la reflexión teórica sobre la ideología. Al indagar en los estudios que elaboraron en torno a esta cuestión buscamos, al mismo tiempo, contribuir a la comprensión de las formas en las que opera la ideología en el contexto contemporáneo. A nuestro parecer, ambos autores ofrecen elementos pertinentes para pensar la ideología, por lo que es necesario tejer articulaciones entre los mismos.

Antonio Gramsci impuso su originalidad teórica al llamar la atención sobre el problema de los Consejos de Fábrica

Piero Gobetti
Traducción del italiano para Gramscimanía por Omar Montilla

[...] En medio de esta inercia de pensamiento se hizo notorio un hombre joven solitario, Antonio Gramsci, quien a la vez que realizaba sus estudios de literatura en la Universidad, se había unido al Partido Socialista, posiblemente más por razones humanitarias, adquirida en su pesimista soledad de inmigrante sardo, que por un concepto claro de un revolucionario. Gramsci no esperó mucho tiempo para formarse una cultura política y, a pesar de su renuencia y timidez, [Giacinto Menotti] Serrati, con notable perspicacia, lo nombró colaborador y corresponsal político del [diario] Avanti! de Turín.

Más adelante, en la sección del periódico dedicado a la vida en Turín, Gramsci se destacó como formidable polemista sobre temas sociales y literarios, tenía su estilo, feroz, implacable, serenamente destructor, una ruda dialéctica que el periódico socialista no había visto.

26/3/13

Solo el socialismo liberado puede ser liberador

David Alfaro Siqueiros ✆ Del porfirismo a la revolución 
Ricardo Sánchez Ángel
  • "Historia y política van estrechamente unidas; incluso son la misma cosa, pero de todos modos hay que distinguir entre la apreciación de los hechos históricos y de los hechos y los actos políticos. En la apreciación de la historia, a causa de la amplia perspectiva hacia el pasado y por el hecho de que los mismos resultados de las iniciativas son un documento de la vitalidad histórica, se cometen menos errores que en la apreciación de los hechos y los actos políticos en curso": Antonio Gramsci – Algunas causas de error
  • "La filosofía de una época histórica no es, pues, más que la "historia" de esa misma época, la masa de variaciones que el grupo dirigente ha conseguido determinar en la realidad anterior; historia y filosofía son inseparables en este sentido, forman un "bloque": Antonio Gramsci – Filosofía e historia
I. La revolución desfigurada

Especial para Gramscimanía 
Una posibilidad de acercarnos a lo que hoy debemos entender por socialismo, consiste en establecer qué no es. Yo digo que esta perspectiva es paradojalmente adecuada, porque descansa en experiencias históricas contemporáneas ricas, complicadas y sobre todo desgraciadas.

Redescubriendo a Abraham Lincoln / Notas acerca de la película ‘Lincoln’ de Steven Spielberg

Marino Canizales
  • Bajo su liderazgo, en palabras de Marx, “el rojo mar de la guerra civil” derrotó para siempre el proyecto de una república esclavista sustentada y defendida por los rebeldes Confederados del Sur de los Estados Unidos.
Especial para Gramscimanía 
El pasado no es evidente, tampoco lo son las verdades que encierra. Siempre ha sido y será esquivo para quienes de una forma u otra intentan desentrañar la complejidad de los proceso s que lo conforman. A veces, un hecho histórico se nos presenta atrapado en un denso juego de manifestaciones simbólicas y, para nuestro infortunio, sólo vemos en él lo que deseamos ver; y en otras, el descubrimiento de su significación múltiple se torna elíptico contentándonos con la descripción.

25/3/13

La revolución permanente contra el Estado / El problema de la transición al comunismo en el pensamiento político de Lenin

Hernán Ouviña & Martín Cortés
  • “La lucha del proletariado no es sencillamente una lucha contra la burguesía por el Poder del Estado, sino también una lucha contra el Poder del Estado mismo”: Antón Pannekoek
A propósito de ‘El Estado y la revolución’, Roque Dalton supo decir que -entre otros motivos- fue escrito para combatir a los que gustan tanto de las citas y las sentencias que terminan por defenderlas de la revolución. Por las paradojas de la historia, el propio Lenin padeció aquello que con insistencia no dejó de denunciar a lo largo de sus textos, como en el Prologo del citado libro: “En vida de los grandes revolucionarios, las clases opresoras les someten a constantes persecuciones, acogen sus doctrinas con la rabia más salvaje, con el odio más furioso, con la campaña más desenfrenada de mentiras

Lo que tienen en común Spinoza y John Stuart Mill y lo que les critican Marx y Freud

Spinoza
Mill
Freud
Marx
Luis Roca Jusmet
Especial para Gramscimanía

Lo peor de los manuales de filosofía es que clasifican con criterios discutibles y una vez determinada esta clasificación limitan enormemente el ejercicio de comparar filósofos diferentes. Así se establecen prejuicios previos sobre su afinidad o no afinidad. Según los manuales el racionalista Spinoza no tiene nada que ver con el utilitarista John Stuart Mill. "Racionalista" y "utilitarista" se convierten así en tópicos excluyentes que no solo empobrecen el pensamiento vivo del autor sino también unas posibles relaciones entre filósofos que resulten fecundos.

Gramsci et les néo-gramsciens / Une véritable théorie de la révolution?

Antonio Gramsci ✆ Stephen Alcorn
Né en 1891 et mort en 1937,Gramsci était un intellectuel et homme politique socialiste de tradition marxiste. Italien de nationalité, il a fait ses études supérieures dans la ville de Turin qui à l’époque était
« …le centre du mouvement d’industrialisation de l’Italie et le lieu où la classe ouvrière italienne commença à s’organiser. » [1]
Suite à des problèmes de santé et d’argent [2] (on pourra y voir des facteurs sociopsychologiques pertinents pour la compréhension de sa pensée), Antonio Gramscidevra mettre fin à ses études universitaires, mais son éducation ne s’arrêtera pas là pour autant. En effet, son apprentissage de la politique va se poursuivre sur le terrain avec sa participation régulière aux réunions du syndicat Confederazione General del Lavaro et du parti socialiste.[3] Ainsi, le penseur italien sera amené à côtoyer, tant géographiquement qu’historiquement, les effets sociaux qu’engendrera le

Feminismo y marxismo / Más de 30 años de controversias

Mujer llorando ✆ Pablo Picasso
Andrea D’Atri

Andrea D’Atri
Desde lo que se ha dado en llamar “la segunda ola” del feminismo, las controversias entre esta corriente y el marxismo estuvieron a la orden del día. Creemos que no hubiera podido ser de otra manera: si el feminismo de la primera ola tuvo como interlocutor privilegiado al movimiento revolucionario de la burguesía –discutiendo sus parámetros de ciudadanía y derechos del Hombre que no incluían a las mujeres de la clase en ascenso –, el de los años ‘70 dialogó– y no siempre en buenos términos – con el marxismo, abordando cuestiones que van desde la relación entre opresión y explotación hasta la reproducción de los valores patriarcales al interior de las organizaciones de izquierda y el fracaso de los llamados “socialismos reales”.

24/3/13

Dialéctica y Revolución en Lenin, Trotsky & Gramsci

  • “El llamado de Schelling a la cátedra berlinesa por parte del monarca prusiano tenía precisamente por consigna: “Para que destruyese la semilla de Dragones que Hegel había sembrado desde ella”, directa referencia a la dialéctica.”: Carlos Astrada, 1970
Desde Hegel hasta nuestros días la dialéctica siempre ha estado en cuestión. La relevancia de Hegel y Marx en el debate político y filosófico del siglo XX son una prueba de ello. Aún más, las lecturas enfrentadas acerca del contenido auténtico de la dialéctica, las relaciones de la filosofía hegeliana con el pensamiento de Marx y la relación de método, filosofía y teoría política han tenido un importante papel en el debate marxista. Parte de estas cuestiones queremos abordar en el curso Dialéctica y Revolución en Lenin, Trotsky y Gramsci.

El jefe que hoy lloramos encontró una sociedad en descomposición, un polvo de hombres sin orden ni disciplina

  • “El camarada Lenin ha sido el iniciador de un nuevo proceso de desarrollo de la historia, pero lo ha sido porque él mismo era el exponente y el último momento más individualizado de todo un proceso de desarrollo de la historia pasada, no sólo de Rusia, sino del mundo entero.”
Antonio Gramsci

Todo Estado es una dictadura. Ningún Estado puede carecer de un Gobierno constituido por un reducido número de hombres que se organizan a su vez alrededor de uno dotado de más capacidad y de mayor clarividencia. Mientras haga falta el Estado, mientras sea históricamente necesario gobernar a los hombres, cualquiera que sea la clase dominante, se planteará el problema de tener jefes, de tener un “jefe”.

El pensamiento engelsiano en sus rasgos más genuinos y originales

Friedrich Engels
✆ Alastair Mackinven
Ángelo Altieri

El nombre de Federico Engels suele ser asociado con el de Carlos Marx en un sentido que menoscaba la personalidad relevante del filósofo de Barmen. No nos referimos, por cierto, a la actitud interesadamente malévola de sus adversarios,para los cuales los créditos de Engels se circunscribirían a "su inmutable fidelidad de escudero". Aun muchos de sus admiradores no ven en él sino al colaborador eficiente, al amigo fraternal y al infatigable compañero de lucha de Marx.

Escasos son, en verdad, los testimonios de la originalidad y, de la genialidad de su pensamiento, que llegó a coincidir con el de Marx por caminos distintos1 y que, tras el largo periodo de mutua y fecunda colaboración entre los dos grandes fundadores del "socialismo científico", siguió desarrollándose hasta

23/3/13

Gramsci / Langue nationale et grammaire

Antonio Gramsci
  • A propos de l’Essai de Croce: “Cette table ronde est carrée”
L’emploi même que fait Croce de la proposition montre qu’elle est « expressive » donc justifiée : on peut dire la même chose de toutes les « propositions », y compris des propositions qui ne sont pas « techniquement « grammaticales, qui peuvent être expressives et justifiées dans la mesure où elles ont une fonction, même négative (pour mettre en évidence l’« erreur « de grammaire, on peut employer une incorrection).

Le problème se pose donc différemment, en termes de « discipline à l’historicité du langage » dans le cas des « incorrections » (qui sont

22/3/13

Antropologia freudiana & marxiana / Un difficile incontro

Sergio Marsicano

1. Premessa

Mi è difficile cercare coniugazioni tra i lavori prodotti da Karl Marx e da Sigmund Freud, del quale si commemora quest’anno il 150° anniversario della nascita. Ho poco compreso i lavori che hanno tracciato collegamenti tra significanti comuni delle loro opere, durante una stagione della riflessione politica e psicoanalitica in cui alcuni temi avevano fornito una prospettiva parzialmente comune tra i due campi di pensiero. Ho però avuto l’impressione esistessero delle forzature: per esempio nei lavori sul “feticcio”, ove il significante comune non implica le stesse significazioni, poiché i sistemi di coordinate del significato dei due autori sono diversi

Faut-il lire Gramsci à gauche?

Jean-Toussaint Desanti

Gramsci peut être lu à gauche. Il peut être lu à droite. On peut aussi (et ce fut l’attitude du P.C.F.) ne pas le lire du tout, ou l’abandonner à l’exégèse académique des « experts », ce qui revient au même. Maria-Antonietta Macciocchi le lit à gauche. Est-ce la bonne lecture ? Je n’en sais rien. Ce qui me paraît sur en revanche, c’est que là n’est pas la bonne question. En vérité, lorsqu’il s’agit d’écrits d’hommes comme Marx, Lénine ou Gramsci, d’hommes qui ont dû articuler les unes dans les autres, au point d’en faire une unique substance, exigence conceptuelle et décision stratégique, toute lecture devient militante. Je veux dire qu’elle résulte d’un choix politique et de la conscience que le lecteur prend de sa situation, de son rôle possible dans une configuration donnée des forces politiques.

Gramsci dans les textes / Textos de Gramsci en francés

Antonio Gramsci, Gramsci dans le texte. De l’avant aux derniers écrits de prison (1916-1935). Recueil de textes réalisé sous la direction de François Ricci en collaboration avec Jean Bramant. Textes traduits de l’Italien par Jean Bramant, Gilbert Moget, Armand Monjo et François Ricci. Paris: Éditions sociales, 1975, 798 pages. Texte téléchargeable !

Antonio Gramsci, Lettres de prison (1926-1934) Traduit de l’Italien par Hélène Albani, Christian Depuyper et Georges Saro. Paris: Éditions Gallimard, 1971, 622 pages. Collection Témoins. Texte téléchargeable !

Antonio Gramsci, Lettres de la prison (1928-1937). Traduction française par Jean Noaro, 1953. Préface de Palmiro Togliatti. Texte téléchargeable !
[Un grand merci à Jacky BRU pour m'avoir fait parvenir, le 3 novembre 2012, la couvertur du livre publié aux Éditions sociales.]

Antonio Gramsci, Écrits politiques I. 1914-1920. Textes choisis, présentés et annotés par Robert Paris. Traduit de l’Italien par Marie G. Martin,

La necesidad de Antonio Gramsci

Enric Llopis
  • El politólogo Manuel Monereo analiza la vigencia del filósofo y dirigente comunista italiano
“Nunca como hoy ha sido tan necesario el socialismo, ni jamás ha estado tan lejos. Esto es así porque ha desaparecido de nuestro imaginario la idea de revolución. Se trata, en el fondo, de un problema de Hegemonía gramsciana”. Con estas palabras ha resumido el politólogo Manuel Monereo la vigencia del pensamiento de Antonio Gramsci. [...].

En “Antonio Gramsci, introducción al estudio de la filosofía” (Ed. Crítica, 1985), el filósofo marxista Manuel Sacristán señalaba que la cuestión de la Hegemonía es “la más conocida de las ideas de Gramsci”. Y añadía que esta idea “tiene que ver con su convicción de que la derrota de la clase obrera italiana y europeo-occidental en el momento revolucionario de la primera posguerra mundial era explicable, entre otras cosas, por su falta de autonomía cultural”.

21/3/13

David Riazanov / Humanista, editor de Marx, disidente rojo

Nicolás González Varela
  • “Yo no soy un bolchevique, no soy un menchevique,  no soy un leninista. Soy solamente marxista, y, como marxista, soy un comunista”: David Riazanov, 1924
  • “Corremos el riesgo de conocer a Luxemburg o Lenin de la A a la Z, e ignorar los escritos del propio Marx.” : David Riazanov, 1924
Especial para Gramscimanía 
Un gran biógrafo de Marx, Boris Nicolaïevski,[1] reconocía en 1937 que de cada mil socialistas, tal vez sólo uno haya leído una obra completa de Marx; y de cada mil antimarxistas, ni uno. Y lo peor, concluía, es que Marx ya no estaba de moda. Cuarenta años antes, un gran teórico y militante, Labriola, al participar en el publicitado debate sobre la valencia científica de la obra de Marx en 1897 (la llamada “primera crisis del Marxismo”, y cuyos principales interlocutores eran nada menos que intelectuales de la talla de George Sorel, Eduard Bernstein y Benedetto Croce),[2] se preguntaba con inocencia: “los escritos de Marx y Engels… ¿fueron leídos enteramente por algún externo al grupo de amigos y adeptos próximos, esto es, de los seguidores e intérpretes directos de los autores mismos?... Añádese a eso la rareza de muchos de los escritos aludidos, y hasta la imposibilidad de dar con algunos de ellos.”

20/3/13

Jacques Derrida, lecteur de Marx

Hervé Touboul

C’est une tâche risquée, mais je remercie vivement les organisateurs de ce séminaire: Isabelle Garo, Jean-Numa Ducange et Jean Salem, de me permettre de courir ce risque, que de prendre pour thème Derrida lisant Marx. Tâche risquée, cela pour au moins pour trois raisons:
1/ L’œuvre de Derrida est récente, et nous n’avons pas encore sur elle un recul nécessaire à la lecture, recul qui permet de voir comment cette œuvre, en quelque sorte, et c’est là déjà rentrer quelque peu en elle, diffère d’elle-même.
2/ La deuxième raison est l’abondance de cette œuvre, elle semble relever quasiment d’un infini de titres, au vrai quasiment impossible à englober – mais n’est-ce pas aussi son jeu ?

Contro il pessimismo (degli ‘intellettuali’)

Fabio Frosini

I marxisti hanno interpretato la propria tradizione, finora, con il linguaggio della vulgata o con le raffinatezze del più dotto accademismo. Ai «nuovi marxisti» si richiede invece di far progredire la ricerca (come ricerca sulle cose) impiegando – se possibile – una lingua scarna e largamente accessibile: recuperando – per così dire – alcuni pregi di chiarezza didascalica che furono del vituperato diamat sovietico, senza ripeterne gli schematismi ideologici; o, se si preferisce, assimilando la virtù stilistica della cultura anglosassone, senza ricadere nelle angustie della visione empiristica1.1. 'Contro il pessimismo'. Così titolava Antonio Gramsci l’editoriale pubblicato in grande evidenza nel secondo numero del rinato “L’Ordine Nuovo”. Era il 15 marzo 1924.

A função do direito e as dinâmicas do poder na análise gramsciana do fascismo e do comunismo soviético

Entre superação do parlamentarismo e lutas sociais

Fabio Frosini
Tradução de Massimo Sciarretta

Nesse artigo enfocaremos a questão de como Gramsci, analisando a realidade contemporânea a ele, pensa o nexo entre o parlamentarismo, a sua crise, e o conflito social. Nessa reconstrução, as questões em pauta são, pelo menos, três: a) os acontecimentos contemporâneos (da época dele), avaliados e comentados por Gramsci; b) a relação recíproca entre as categorias de direito, poder e conflito (o que põe um problema teórico concernente à reelaboração do materialismo histórico nos Quaderni del carcere); c) as grandes tendências que se desenham,

Actualité d’Antonio Gramsci

François Dietrich

Antonio Gramsci, co-fondateur du Parti communiste italien (PCI), animateur du journal 1'Ordine Nuovo et du mouvement des comités d'usines autogestionnaires de Turin en 1921, marxiste brillant qui aborda de multiples questions théoriques essentielles dans ses "Cahiers de prison", reste plus que jamais d'actualité. Souvent récupérée et détournée, tant par le stalinisme que par le réformisme (politique ou académicien), sa pensée et son apport au marxisme-révolutionnaire mérite d'être restitué dans toute sa richesse et sa force subversive, c'est à dire critique et révolutionnaire. Nous avons choisis d'aborder ici son apport au niveau de la nécessité d'une stratégie d'hégémonie du prolétariat (pour favoriser la rupture révolutionnaire dans les pays capitalistes avancés) ainsi que la question de l'autogestion.

«Transformation» / Antonio Gramsci & Karl Polanyi

Karl Polanyi
Walter Baie 
  • «Il peut être exclu que les crises éco­no­miques de l’immédiat puissent en­gen­drer d’elles mêmes des évé­ne­ments d’importance fon­da­men­tale ; elles ne peuvent que pré­parer le ter­rain pour la pro­pagation de cer­tains nou­veaux usages, fon­da­men­ta­le­ment sou­lever, re­ma­nier, ré­soudre et pro­mou­voir le dé­ve­lop­pe­ment des ques­tions es­sen­tielles por­tant sur la vie politique.» An­tonio Gramsci
Les gens sé­rieux com­prennent bien que nous ne sommes pas vrai­ment face à une crise de la conjonc­ture éco­no­mique ty­pique de l’histoire du capita­lisme, ni à une crise por­tant sur la ré­gu­la­tion ca­pi­ta­liste. Il s’agit plutôt d’une crise por­tant at­teinte au ré­gime d’accumulation ca­pi­ta­liste ainsi qu’à son sys­tème po­li­tique et in­ter­na­tional ; c’est donc une crise systémique.

La si­tua­tion est éga­le­ment pré­caire pour les élites di­ri­geantes.

19/3/13

Antonio Gramsci / Che cosa è l’uomo?

  • Tratto da  Antonio Gramsci, Il materialismo storico, Ed. Riuniti, Roma 1977, pp.32-35
  • Nous présentons deux versions de ce travail: en Italien et en Français  /  Vi presentiamo due versioni di questo lavoro: in italiano e in francese
È questa la domanda prima e principale della filosofia. Come si può rispondere. La definizione si può trovare nell’uomo stesso; e cioè in ogni singolo uomo. Ma è giusta? In ogni singolo uomo si può trovare che cosa è ogni «singolo uomo». Ma a noi non interessa che cosa è ogni singolo uomo, che poi significa che cosa è ogni singolo uomo in ogni singolo momento. Se ci pensiamo, vediamo che ponendoci la domanda che cosa è l’uomo vogliamo dire: che cosa l’uomo può diventare, se cioè l’uomo può dominare il proprio destino, può «farsi», può crearsi una vita.