24/11/12

Gramsci / La ciencia de la política y la recreación del marxismo

Miguel Ángel Herrera Zgaib

No es una innovación referirse al marxismo en términos de una teoría general, pues ya la usó también Leonardo Paggi en un famoso ensayo histórico-metodológico acerca de la obra de Antonio Gramsci, con el cual se enriqueció la comprensión de su legado a través de un detallado a la vez que riguroso trabajo historiográfico aún no superado por la profusa literatura especializada consagrada a indagar e interpretar la trayectoria general, político cultural, del ilustre sardo. 

PDF
Insistir en la utilización de la expresión teoría general la juzgo acertada, porque también resaltaré en el marxismo recreado por el militante italiano apresado y muerto en las cárceles fascistas, "la carga novedosa y antidogmática de la obra de Gramsci", para un tiempo como el actual que no sólo pretendía darle un adiós final al aporte original de Marx mismo, sino, sepultar, además, en definitiva la contribución militante de Gramsci con inocultable afán, asociando el derrumbe del muro de Berlín, a la caída ineluctable del legado marxiano y el de sus más destacados cultores e innovadores.

Alfred Rosenberg & Baruch Spinoza / El nazi y el judío paria se enfrentan a 'un problema'

Giuseppe Bailone
Trad. del italiano por Omar Montilla
             
Spinoza no es un filósofo fácil y los manuales frecuentemente lo convierten en abstruso, de difícil comprensión.

Una reciente novela de un psiquiatra norteamericano, apasionado spinoziano y escritor de éxito, ofrece un encuentro extraordinariamente interesante y fácil con este gigante de la filosofía moderna.

Visitando el museo Spinoza en la pequeña ciudad de Rijnsburg, este psiquiatra se entera que, ocupada Holanda, los nazis estaban más interesados en robar los libros y las cosas de aquel pequeño museo que los muy preciados cuadros del Rijksmuseum de Amsterdam.

La indiferencia



Antonio Gramsci

La indiferencia es en realidad el más poderoso resorte de la historia. Pero al revés. Lo que sucede, el mal que se abate sobre todos, el posible bien que un acto de valor general puede engendrar, no se debe enteramente a la iniciativa de los pocos que actúan, sino también a la indiferencia, al absentismo de muchos. Lo que ocurre no ocurre tanto porque algunos quieren que se produzca, cuanto porque la masa de los ciudadanos abdica de su voluntad y deja hacer, deja que se agrupen los nudos que luego solamente la espada podrá cortar; deja que lleguen al poder unos hombres que luego sólo un levantamiento podrá derribar.