11/11/12

Grandezas y límites del Manifiesto del Partido Comunista

Dibujo de Fernando Vicente para la edición
ilustrada del Manifiesto del Partido Comunista
Carlos Nelson Coutinho

El Manifiesto del Partido Comunista es sin duda el texto más conocido y leído de Marx y Engels. Escrito a finales de 1847 y publicado sin firma a principios de 1848, fue probablemente escrito por Marx, quien lo utilizó para un bosquejo preliminar redactado por Engels, titulado Principios del Comunismo. El texto que había sido encargado por la Liga de los Comunistas (anteriormente la Liga de los Justos), un pequeño grupo de exiliados alemanes con sede en Londres. 
Carlos Nelson Coutinho

Cuando Marx y Engels murieron respectivamente en 1883 y 1895, el Manifiesto contaba ya con numerosas ediciones en alemán (el idioma en que fue escrito), pero también había sido traducido a varios idiomas y traducciones: estas reediciones casi siempre presentaban nuevo prólogos de autores (sobre todo Engels, quien vivió 12 años más que Marx), en muchos de los cuales – especialmente en los más tardíos – ya se ha señalado autocrítica sobre algunas de las afirmaciones del texto original.

Spinoza y la necesidad de lo colectivo

Frente al neoliberalismo y su política de desarticulación de lo público, Spinoza planteaba ya, en el XVII, la defensa de lo común y de la libertad dentro del Estado.

Manuel Fernández-Cuesta

“Escupid sobre esta tumba. Aquí yace Spinoza": Epitafio sobre su fosa común

Golpeado con saña por el neoliberalismo, el Estado de bienestar se tambalea. Las leyes, antiguas garantes de las libertades, son maniatadas por decretos de urgencia. La pérdida gradual de derechos laborales y prestaciones sociales rompe la cohesión social. Un argumento justifica la lógica política de esta guerra no declarada: la crisis económica obliga a tomar medidas excepcionales. Los gastos (nunca se habla de inversión) del Estado de bienestar, la parte social, no se pueden asumir, repiten cual tétrica letanía.