18/9/12

“Cierto negro brasileño leproso” / Un sueño político-filosófico de Spinoza - III

Nicolás González Varela

“Los esclavos en las colonias europeas son incapaces de llevar a cabo las funciones humanas normales.”: Marie-Jean-Antoine Nicolas de Caritat, marqués de Condorcet, 1788
“Y seguramente que exageran demasiado algunos espíritus débiles sobre la injusticia que se hace a los africanos.”: Barón de Montesquieu, Del espíritu de las leyes, V, 1748
“Aristóteles no se engañaba cuando afirmaba que cierto tipo de personas son por su naturaleza esclavas.”: Hugo Grocio, De iure praedae commentarius, VI, Quest. V, I, 1605
“Los beneficios que obtienen los holandeses después de estar nueve o diez años en esas tierras coloniales son maravillosos, todos vuelven ricos.”: François Pyrard de Laval, Voyage…, 1619

Especial para Gramscimanía
¿Spinoza conocía los hechos básicos de la Esclavitud, tenía plena conciencia de la explotación económica del trabajo forzado en las colonias, y sin embargo, no dijo nada? Si es así, se trata de un silencio irresponsable, racista y revulsivo. Un mutismo teórico, quebrado tan solo por la irrupción en el sueño de lo aciago, como decía Schelling “lo siniestro (das Unheimliche) nombra todo aquello que debió haber permanecido en secreto, escondido, y sin embargo ha salido a la luz.”, tal la extrañeza inquietante del truculentus negro sarnoso brasileño. El Saber tiende a manifestarse, guardado en secreto tiene que vengarse necesariamente, como decía Canetti. ¿Se refleja este trasfondo en la Ideología holandesa y europea de la época?, ¿tiende la filosofía práctica de Spinoza a autorizar la institución de la Esclavitud?, ¿encontramos el doble espacio-temporal que efectivamente existía en lo real en su concepción política? ¿El Spinozismo forma parte de la expresión del amplio movimiento de un agresivo capitalismo mercantil, más racional y calculador?