15/9/12

Leszek Kolakowski sobre Spinoza

Leszek Kolakowski 
 David Levine
Que la Totalidad indivisible, o el Absoluto, es “en” todas las cosas particulares, y por lo tanto en cada uno de nosotros, es una creencia que surge, expresada de diversas maneras, en las obras de casi todos los pensadores platónicos, incluyendo Plotino, Proclo, Damascio, Eckhart y Nicolás de Cusa. Por difícil y problemático que hubiera sido el hacer compatible esta idea con la idea del Uno en sí, todos lo intentaron. Ésta idea la encontramos también en Spinoza, que se enfrenta a grandes problemas, casi inextricables, cuando intentó expresar esta visión en su lenguaje básicamente cartesiano, diseñado para un propósito completamente diferente. Así Spinoza, al tiempo que niega que el ser de la sustancia pertenece a la esencia del hombre (E2p10esc), dice que las cosas particulares, siendo “modificaciones” o “afectos” de Dios, son expresión de él (E1p15cor). El cuerpo y su idea son la misma cosa considerados bajo diferente aspecto --como, observa, algunos judíos vagamente percibieron (“quasi por nebulam”) cuando decían que Dios, su pensamiento y las cosas abarcadas por su entendimiento son todo uno y lo mismo. Spinoza afirma incluso que la mente humana es en sí misma parte del pensamiento infinito de Dios (E2p2cor) –no obstante que Dios, siendo indivisible, claramente no puede tener partes (E1p13)-- y que el amor intelectual eterno de Dios del que somos capaces es parte del infinito amor de Dios por sí mismo (E5p36).

Portugal / El lenguaje de la verdad en la lucha de masas

Miguel Urbano Rodrigues
Miguel Urbano Rodrigues

La ilusión de que es posible para las fuerzas progresistas llegar al gobierno a través de elecciones es muy difundida, pero tal convicción es utópica
 
Las medidas anunciadas por el primer ministro portugués el día 7 de Septiembre –ostensiblemente anticonstitucionales- señalaron un vertiginoso galopar para la derecha del gobierno más reaccionario del país desde la Revolución de 1974.  >> Leia em Português