26/8/12

Francisco Fernández-Buey fue, es y seguirá siendo un modelo intelectual, político y personal

Francisco Fernández-Buey ✆ Allan MacDonald 
José Luis Moreno Pestaña

A principio de verano nos dejó Ángel de Lucas y acaba de hacerlo Francisco Fernández Buey, Paco, ligado a muchísima gente que aprecio. He coincidido con él en varias ocasiones y, sobre todo, recuerdo una conferencia en Linares, en el 60 aniversario de la muerte de Antonio Gramsci.

Paco habló acompañado por Juan Carlos Rodríguez. Creo que ninguno de los asistentes a una abarrotada y fría Casa del Pueblo -un 27 de noviembre- deseó aquella noche estar en otro sitio que escuchando al maestro palentino de origen –y barcelonés de adopción- y al maestro vitoriano de origen –y granadino de vida y residencia. Paco y Juan Carlos, personas tan inteligentes como poco pedantes, se animaron a compartir charla y copas con todos los asistentes y se fueron, como buenos invitados, los últimos, cuando empezaba a clarear. Al día siguiente anduvimos hasta la hoy inexistente Factoría de Santana, que en aquellos días representaba la resistencia de los trabajadores. Paco y Juan Carlos, contentísimos de ese paseo al hoy desmantelado pulmón obrero de mi tierra, siguieron hablando con todos, de todo. Fue, para la panda de amigos, un gran día de 1997. Mi amigo Sebastián Martínez Solás, organizador del acto, me ha enviado la trascripción que tuvo a bien realizar. Los lectores la tienen más abajo.

Ante la muerte del filósofo Paco Fernández-Buey

Foto: Paco Fernández-Buey
Además de catedrático y político, Fernández era un prolífico autor de ensayos, libros y artículos sobre teoría marxista y altermundialismo. El histórico militante y filósofo comunista Francisco Fernández Buey, fue uno de los cofundadores de Izquierda Unida, falleció el sábado a los 69 años.

Entrevista con 
Fernández-Buey (I & II)
Impartía una cátedra de Filosofía del Derecho, Moral y Política en la Universidad Pompeu Fabra, en Barcelona. Además, ha sido autor de diversos ensayos: 'Lenin', 'Ensayos sobre Gramsci', 'Contribución a la crítica del marxismo cientificista' o 'La ilusión del método', entre otros. Fernández fue expulsado de la universidad en 1966 por su activismo antifranquista, año en que fundó el Sindicato Democrático de Estudiantes en la Universidad de Barcelona, y fue militante del Partit Socialista Unificat de Catalunya, la rama catalana del PCE.

Posteriormente, estuvo entre los delegados del congreso fundacional de Izquierda Unida. Desde este partido han transmitido ya sus condolencias: "Lamentamos profundamente el fallecimiento de Paco Fernández Buey. El pensamiento emancipador pierde a una de sus mejores cabezas". La formación Izquierda Anticapitalista también ha querido transmitir un mensaje "en memoria de Paco Fernández Buey. Que la tierra te sea leve compañero".

Gramsci y la sociedad / De la crítica de la sociología marxista a la ciencia de la política

Antonio Gramsci Renzo Galeotto
Fabio Frosini

En los Cuadernos de la cárcel la crítica de la sociología conduce a la elaboración de una “ciencia de la política”. En este ensayo se muestra cómo esa crítica —que nace como intervención política en el contexto del comunismo de la Tercera Internacional— se entrelaza con los nudos cruciales de la reflexión de Gramsci, como la relación entre teoría y política (y el estatus de la teoría) y entre filosofía e ideología, y los conceptos de necesidad histórica, ley y ciencia. Se muestra cómo el resultado de la investigación consiste, para Gramsci, no tanto en el rechazo de la idea de una legalidad social, sino en la redefinición de la “ley” social e histórica en términos de “regularidad”, noción en la cual se sintetizan voluntad política y necesidad económica.
Fabio Frosini

Cuestiones de método

PDF
En este escrito quiero examinar algunos aspectos del legado manuscrito de Antonio Gramsci. Como es de sobra conocido, tras su encarcelamiento (8 noviembre 1926) con una condena a 20 años, 4 meses y 5 días de prisión (4 de junio de 1928) por los delitos de conspiración, instigación al cambio violento de la Constitución del Estado y de la forma de gobierno, incitación al odio entre las clases (y varios delitos menores) y el sucesivo traslado a la “casa penal especial” para “detenidos que sufren enfermedades físicas y psíquicas” de Turi di Bari (a donde fue enviado tras una visita médica), Gramsci obtuvo el permiso de tomar apuntes. En el momento de su muerte (el 27 de abril de 1937) dejó 29 cuadernos de apuntes, que después de la guerra fueron publicados (entre1949 y 1951) por Palmiro Togliatti y Felice Platone en una edición temática,1 y finalmente en 1975 Valentino Gerratana publicó la edición crítica con el título de Cuadernos de la cárcel.2 A diferencia de la primera edición, ésta presentaba el manuscrito original completo, publicando los 29 cuadernos, tal y como fueron escritos por el autor, en un orden cronológico establecido por el compilador a través de diversos indicios directos e indirectos.

Francisco Fernández-Buey / Cada día oigo a más jóvenes usar el término utopía

Francisco Fernández-Buey ✆ Alejandro Pérez
Emilia Lanzas

La utopía como un ideal regulador, como una hipótesis de trabajo, como una ilusión natural. Un mundo futuro en el que la persona sea el centro de todas las cosas, sin clases, sin poder, sin propiedad, sin explotación. El último libro de FF-B –filósofo, luchador comunista y profesor–, ‘Utopías e ilusiones naturales’, es un profundo estudio histórico y reflexivo sobre el devenir de las utopías, tan presentes, tan necesarias.

DIAGONAL: La utopía como aspiración y búsqueda, aunque siempre ha estado presente, ha irrumpido con fuerza renovada. ¿Cuáles son los motivos principales de este resurgimiento?

FFB: El renacer de la utopía se puede fechar. Se viene produciendo desde el inicio de la década actual. Y los motivos de este renacimiento son básicamente tres: la agudización del malestar que ha producido en todo el mundo el capitalismo salvaje, eso que se suele llamar globalización neoliberal; la comprobación de que el mundo que ha salido de ahí (el mundo de la guerra y del expolio permanente, de la crisis ecológica global y del aumento de las desigualdades) es un escándalo moral; y la sensación de que otro mundo es posible, de que pensando y luchando con los oprimidos y humillados puede haber alternativas.