2/8/12

Alain Beaulieu / Para Gilles Deleuze, el arte es un medio privilegiado de resistencia frente al presente

En “Cuerpo y acontecimiento”, recién publicado, el ensayista canadiense discípulo de Alain Badiou busca puntos de contacto con otros pensadores para explicar la filosofía de Gilles Deleuze, con foco en la fenomenología y la estética.

Pablo E. Chacón & Luciano Lutereau

-¿Existe una estética en la obra de Deleuze? ¿Cuál sería su singularidad?

Alain Beaulieu
-El término “estética” es poco utilizado por Deleuze quien, sin embargo, ofrece análisis originales del estatus de la aiesthesis. Puede hablarse, entonces, de una “estética deleuziana” (así como hay una “metafísica deleuziana” y una “ética deleuziana”), pero debe entendérsela en un sentido determinado. En Deleuze no hay estética en el sentido de Baumgarten, luego retomado por Kant y otros, donde se trataría de distinguir entre, por un lado, el buen juicio y el mal gusto, y en segundo lugar, la belleza y la fealdad, asociando el buen gusto y la belleza. Deleuze sitúa decididamente sus planteos sobre el arte y las sensaciones artísticas más allá de las filosofías de la conciencia de sí mismo (¡¿Qué es filosofía? indica que las aves también pueden expresar potencias artísticas!), así como más allá lo “Bello” y lo “Feo”, siendo que estos últimos remiten a trascendencias de las cuales el inmanentismo deleuziano se disocia de la misma manera que se niega a hacer de la “Verdad” una palabra clave de su filosofía. En Deleuze ya no hay más estudios de estética en el sentido de que se analicen obras ya realizadas para revelar la significación “molar” histórica o historial (Hegel, Adorno, Heidegger, etc.)

Valor interpretativo de la obra de Marx y Engels aplicable a la realidad de América Latina

Sergio Bagú

1. Introducción

Como todo lo que se refiere a Carlos Marx y Federico Engels se encuentra envuelto en un clima de equivocos y aguda polemica, a menudo insustancial, debo aclarar que aquí hablare exclusivamente de la obra escrita y de la correspondencia conocida de ambos. No me referire a ningun otro autor considerado marxista ni mucho menos, a partidos politicos ni a grupos o tendencias. Desde el fallecimiento de Marx en 1883 y el de Engels en 1895, la obra de ambos —una sola obra con dos autores— ha ido atravesando periodos de olvido casi absoluto y de aceptacion generalizada, matizados siempre con actitudes de reverencia extrema y de horror. Cada una de estas oscilaciones tiene su propio sentido historico, que puede no relacionarse sino lejanamente con el contenido conceptual de la obra.

Descargar, PDF
Sergio Bagú
El movimiento obrero britanico se desarrollo desde mediados del siglo xx casi sin contacto con estas ideas, a pesar de que Marx vivio mucho tiempo en Londres y alli escribio la parte fundamental; pero, en cambio, esas ideas tuvieron presencia importante en el movimiento obrero y en la intelectualidad radical de muchos paises del continente europeo. En America Latina su destino ha sido variado. En Mexico, alcanzaron importancia en el movimiento obrero hasta finalizar la presidencia de Cardenas. En Peru, Chile, Argentina, Bolivia y Uruguay la tuvieron en varias etapas del siglo xx. En cambio, desde la decada de 1941 han carecido casi por completo de presencia en los movimientos obreros de Mexico, Venezuela y Argentina.