24/6/12

La actualidad de Friedrich Engels

Friedrich Engels
✆ Fernando Vicente
Maciek Wisniewski

Después de 2008 y la crisis presenciamos un renacimiento de Carlos Marx (1818-1883), de quien muchos, incluso los economistas del mainstream, dijeron que "tenía la razón sobre el capitalismo" y que se volvió "más actual que nunca". ¿Y Engels?

¿Qué pasó con Federico Engels (1820-1895), su amigo y colaborador, del que el propio autor de El Capital escribió que en sus estudios sobre la economía “había llegado por distinto camino... al mismo resultado que yo” (prólogo a la Contribución a la crítica de la economía política)? Un buen intento de rescatar su figura, borrada del imaginario común y acusada –en mucha parte erróneamente– de "torcer" y "codificar" a Marx y al marxismo es el libro de Tristram Hunt Marx’s general: the revolutionary life of Friedrich Engels (Metropolitan Books, 2009).

Según Hunt, Engels se volvió un "chivo expiatorio" por los excesos del marxismo-leninismo para poder salvar a Marx, aunque ni uno ni el otro tienen la culpa por los crímenes cometidos décadas después. Si bien para algunos el estalinismo fue en realidad el "engelsismo" (el contenido de Anti-Dühring y El socialismo utópico y científico, influyentes obras que popularizaron a Marx), para Hunt el problema no son las malas interpretaciones de Engles, sino las interpretaciones a sus interpretaciones: un "teléfono descompuesto marxista" Marx-Engels-Plejánov-Lenin-Stalin.

Mercancía y Valor-trabajo / Guía de lectura de Marx

 Karl Marx ✆ Blumpi
Reinaldo A. Carcanholo

“En la misma esencia del dinero se siente algo de la esencia de la prostitución”. G. Simmel

“Si el dinero, según Augier, nace con manchas naturales de sangre en una de sus caras, el capital viene al mundo chorreando sangre y suciedad por todos los poros, desde la cabeza a los pies.”  K. Marx

En verdad, la teoría del valor no es una teoría por construirse. Ella se encuentra mucho más desarrollada de lo que en general se cree y se sostiene. Es sorprendente el número tan reducido de aspectos de ella que no fueron descubiertos y expuestos en El Capital. Ella es mucho más amplia de lo que tiende a pensar. En primer lugar, no se trata de una teoría que se preocupe simplemente con los factores que determinan los precios relativos o el nivel de los precios en el mercado. No es eso. Sus objetivos son mucho mas amplios y complejos y su punto de partida es la comprensión teórica sobre la naturaleza de la riqueza capitalista.

Descargar, PDF
En segundo lugar, ella no se limita a lo que se encuentra expuesto en el primer capítulo de El Capital, aunque sumándose aquellos dedicados al problema de la transformación de los valores en precios de producción. Las categorías de capital e plusvalía, capital industrial, capital ficticio, por ejemplo, son aspectos fundamentales de la mencionada teoría del valor, sin los que ella no estaría completada y sería incomprensible. En verdad, tales categorías no son sino formas desarrolladas del valor y, por lo tanto, los capítulos y secciones de El Capital dedicadas a ellas son indispensables para la referida teoría; ellas aparecen discutidas y desarrolladas a lo largo de todo el mencionado libro, en sus diferentes tomos. Capital, por ejemplo, es el mismo valor en su fase avanzada de desarrollo. Así, podríamos decir, sin exageraciones, que la exposición de la teoría marxista del valor se encuentra dispuesta en el conjunto de la obra económica de Marx y, en particular, en su libro mayor: El Capital.

El Proyecto Cultural de Antonio Gramsci

Gloria Amparo Giraldo Zuluaga / Docente investigadora de la Universidad de Manizales, de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas. Experiencia investigativa: Narrativas de migración (2011). El capital social en Caldas (2011). La Jubilación (2010). Capital social Manizales (2010). Caracterización, Desarrollo Humano juvenil: Familia (2009). Políticas públicas adulto mayor (2008).

El proyecto Cultural de Antonio Gramsci es la consolidación de un pensamiento crítico y audaz, en permanente movimiento. Se opone a la tradición del pensamiento idealista que desde Kant, planteó unilateralmente un proyecto de "educación para la libertad", que ha servido para perpetuar la sumisión y la intimidación. Gramsci redimensiona el papel del marxismo y le da un nuevo sentido a sus metas de transformación de la realidad. El proyecto Cultural de Gramsci es una sugerente tentativa de oponer otros análisis y otras visiones a la tendencia homogenizadora del capitalismo moderno y una conciencia valiosa para valorar el encuentro entre pensamiento, crítica y realidad. Se realiza un detallado estudio de su obra, no sólo para determinar sus aportes al marxismo y ala filosofía o a la ciencia política, sino para establecer su vigencia y su contribución a importantes concepciones y movimientos actuales, en especial a los conceptos modernos de ideología y cultura.

Alain Badiou sigue batallando por la Democracia

Iñaki Urdanibia Sarasola

El último libro de Alain Badiou desenmascara la "democracia" como expresión del capital-parlamentarismo.

¿Qué democracia?

Cualquiera que siga mis intervenciones se habrá dado cuenta de que soy lector constante, entre otros, del filósofo francés Alain Badiou; desde sus años althusserianos le he seguido la pista y como lo he hecho saber, no hace mucho en esta misma red por partida doble o triple, hay algunos aspectos de su obra y de sus referencias que la verdad me crujen de cara a sostener una apuesta por la emancipación que trate de evitar, y como primer paso comience por denunciarlas, algunas desviaciones que condujeron al terror y a la violencia indiscriminada precisamente aplicados por la nomenklatura sobre quienes se proclamaba que eran los que detentaban el poder: el pueblo, el proletariado, etc. El poder de las masas, usurpado por un auto-proclamado partido de vanguardia, que a su vez era monopolizado-vía “centralismo democrático”- por el comité central, y dentro de éste por el peso aplastante del secretario general. Este proceso del que hablo es similar, o paralelo, al que denuncia, con absoluta clarividencia el filósofo francés, en su última obra,  refiriéndose a la “democracia” en su forma capital-parlamentaria. Si la definición etimológica nos dice que la democracia es el poder del pueblo, en la realidad en los regímenes denominados democráticos el pueblo no pinta nada más que cada cuatro años para depositar sus votos y delegar en los blancos o los colorados-es una manera de señalar- la gestión de los intereses del capital.