28/5/12

Nueva edición ilustrada del Manifiesto Comunista

Acaba de ser publicada una nueva edición del Manifiesto Comunista. Lo particular de esta edición, que ha buscado una forma original de acercarse al revolucionario alemán, y es por medio del dibujo, se trata de una obras ilustrada por lo tanto.

La publicación trata de reivindicar su pensamiento, en una época de crisis del capitalismo y en la que se había dado por muerta la lucha de clases, hoy más que nunca es necesario tenerla en cuenta, y qué mejor manera que por medio de uno de sus máximos valedores. Esta publicación llega de la mano de Nórdica Libros y tal y como explica su título, “El Manifiesto Comunista”, se centra en la obra que escribiera junto a Friedrich Engels, que pasa por ser uno de los análisis más lúcidos de la sociedad capitalista del siglo XIX y que, en muchos aspectos, sigue siendo actual. Además de un texto de gran valor literario y, con el impresionante trabajo gráfico de Fernando Vicente, el mejor acceso a la obra filosófica y política de Karl Marx.

De vita beata / Heidegger y Aristóteles

@ Thosio Ebine
Félix Duque

De todos es sabido –y por muchos, denostado- que Heidegger habla de la muerte (o mejor, del saberse “ir muriendo” en cuanto Sterben) como cierre de la existencia del Dasein. Es más, para el joven Heidegger: “Cuando toma posesión de la muerte cierta, la vida viene a hacerse visible en (an) ella misma.”
       
¿Por qué? Porque sólo desde la inminencia de la muerte (de ahí mi propuesta de traducción de Sein zum Tode como “estar a la muerte”), sólo desde ese impensable adviento se temporalizan (sich zeitigen) a redrotiempo, a contramovimiento el pasado y el presente. Aquí es preciso atender al respecto al doble sentido de Zeitigung, en cuanto “hacer que venga el tiempo”, rompiendo el tiempo cotidiano mediante una opción decisiva en el instante, por un lado, y “dar tiempo al tiempo pasado” por otro. De ahí que Zeitigung signifique habitualmente “maduración”.

Heidegger y Aristóteles

Tras la prolongada crisis de la gran filosofía, luego del agotamiento del sistema hegeliano, Heidegger aparece como el gran pensador del siglo XX. No sólo por la magnitud y la densidad de su obra, sino sobre todo por el hecho de que, con una radicalidad a la que nadie se había atrevido después de Hegel, supo reconsiderar en su conjunto la historia de la filosofía occidental al volver a plantear como problema filosófico la cuestión de los fundamentos de la época presente y su conexión esencial con el pensamiento griego.

En este ensayo Franco Volpi se propone demostrar que Aristóteles constituye una presencia generalizada que impregna toda la obra heideggeriana. Dicha presencia se configura en los términos de una confrontación que tiende a la apropiación y a la asimilación radical del patrimonio de la ontología aristotélica. A partir de esta hipótesis, Volpi demuestra que la fecundidad del vínculo de Heidegger con Aristóteles no reside en la simple interpretación de los textos en cuanto tales, sino en la capacidad de recuperar y volver actuales, con una concepción estimulante e inspiradora, los problemas filosóficos que despliegan.

Heidegger y Aristóteles es un análisis magistral sobre el modo en que el filósofo alemán revitalizó la sustancia especulativa de las obras aristotélicas, volviendo a proponer los interrogantes fundamentales que los griegos plantearon por primera vez y que nuestro tiempo, la edad de la técnica, parece haber desechado.

Traducción: María Julia De Ruschi /  Transliteración de términos griegos: Hernán Martignone
Colección: Filosofía  /  ISBN: 9789505579181
Primera edición: 2012  /  Última edición: 2012
Fecha de aparición: Mayo 2012

Georg Lukács y el realismo / Revisión de un paradigma

Libro ilustrado @ Soizick Meister
Werner Jung

I

 Se dan por admitidos el tradicionalismo de Lukács, su conservadurismo en cuanto a las preferencias estéticas, la orientación a los clásicos, la inclinación hacia la obra de arte cerrada, hacia la armonía y la reconciliación poética. Frecuentemente descriptos y, con suma frecuencia, justificadamente criticados, todos los puntos débiles han sido reconocidos y señalados. Pero, ¿es válida esta crítica in toto? ¿O no se arroja también, a menudo, al niño junto con la bañadera? ¿No se pasan por alto elementos centrales importantes y acertados?

Descargar, PDF
En lo que sigue procuraré discutir nuevamente uno de esos elementos centrales de la teoría estética de Lukács, revitalizarlo bajo las condiciones de la literatura actual. "Se trata del realismo"[1], tanto en 1998 como en 1938. La cuestión sigue manteniendo su actualidad; en todo caso, la conservan el importante preludio y la apertura de Lukács, según los cuales el término realismo designa algo sistemático, y de ningún modo debe ser confundido con la historiografía literaria tradicional, que con ese término designa el período de mediados del siglo xix. También aquí, una vez más, (ya) no vale la pena revisar uno por uno los errores y las deformaciones cometidos por Lukács durante los debates (con Seghers, Bloch y Brecht) desarrollados a finales de la década del treinta. Sin embargo, hay que reflexionar todavía sobre los conceptos empleados por Lukács en ese debate.