23/5/12

El imaginario / Entre Castoriadis y Lacan

La vida en blanco y negro y un toque de color
@ Rery
Luis Roca Jusmet

Especial para Gramscimanía
El término imaginario se utiliza en la filosofía y en las ciencias sociales con la misma ambigüedad que en el lenguaje coloquial. La cuestión me parece especialmente grave si consideramos que esta confusión es inadmisible en disciplinas que por su rigor deben utilizar una terminología precisa.
  
En este sentido hay un giro terminológico muy sutil cuando se empieza a traducir l’imaginaire por el imaginario, en lugar de por lo imaginario y este cambio de matiz en la traducción recoge un cierto desplazamiento conceptual que le da un sentido más sustantivo y menos adjetivizante. Hay un viejo libro de Jean-Paul Sartre, L’imaginaire, que puede ser un buen punto de partida. Contiene un análisis fenomenológico de la imagen mental a la que, en contra de la la teoría de las facultades de los escolásticos y de la teoría asociacionista de los empiristas, le da un estatuto propio diferenciado del de la percepción. Sartre considera la imagen mental y la percepción como dos formas de conciencia paralela, en la que la primera tiene como referencia los objetos mentales y la segunda los objetos físicos.

Syriza o la apertura magistral de una experiencia unitaria, única y original en toda Grecia

Foto: Alexis Tsipras
Yorgos Mitralias / Γιώργος Μητραλιάς

Italiano
Espantapájaros para los de arriba, la esperanza para los de abajo, SYRIZA ha hecho una entrada estrepitosa en el panorama político de esta Europa en crisis profunda. Tras haber cuadruplicado su fuerza electoral el 6 de mayo, SYRIZA ambiciona ahora no solamente convertirse en el primer partido de Grecia en las elecciones del 17 de junio, sino sobre todo, poder formar un gobierno de izquierdas que contenga las medidas de austeridad, repudie la deuda y elimine a la troika del país. No es pues una sorpresa que SYRIZA cause gran curiosidad en Grecia y que prácticamente todo el mundo se pregunte sobre su origen y naturaleza, sus objetivos y sus ambiciones.

Français
No obstante, SYRIZA no es exactamente un recién llegado en la izquierda europea. Nacida en el año 2004, la Coalición de la Izquierda Radical (SYRIZA) tendría que haber llamado la atención de los politólogos y los medios europeos aunque solo fuera porque desde sus comienzos era una formación política totalmente inédita y original en el paisaje de la de izquierda griega, europea e incluso mundial. Primero por su composición: formada por la alianza de Synaspismo (coalición), un partido reformista de izquierdas con un vago origen de extrema izquierda que abarca casi todo el espectro del trostkismo, del ex maoísmo y del “movimientismo”. La Coalición de la izquierda radical constituía, ya desde su nacimiento, una excepción a la regla que que quería (y sigue queriendo) que los partidos más o menos tradicionales de la izquierda, de la socialdemocracia, no fueran nunca organizaciones de extrema izquierda.

El tráfico de mano de obra / El comercio moderno de esclavos

Foto: Walden Bello
Walden Bello

El mayor flujo de mercancías y capitales ha sido una de las características del proceso contemporáneo de la globalización. No obstante, a diferencia de la fase más incipiente de la globalización en el siglo XIX, el mayor flujo de mercancías y capitales no ha sido acompañado por una mayor libertad de movimiento de la mano de obra a nivel global. Los centro dinámicos de la economía global han impuesto, al fin y al cabo, incluso mayores restricciones a la migración que se origina en los países más pobres. A pesar de esto la demanda de mano de obra barata en las partes más ricas del mundo sigue creciendo, incluso auque más y más personas en los países desarrollados tantean la posibilidad de escapar las condiciones de estancamiento económico y pobreza a menudo resultantes de las mismas dinámicas de un sistema de capitalismo global que ha creado prosperidad en el mundo desarrollado.

Filipinas
English 
El número de migrantes a nivel mundial ha crecido de 36 millones en 1991 a 191 millones en 2005, según Guy Arnold, autor de Migración: cambiando el mundo, uno de los más exhaustivos estudios sobre este fenómeno. Los números agregados no alcanzan, sin embargo, a transmitir el papel crucial que la mano de obra migrante juega en las economías prósperas.