21/3/12

Žižek / La vida en los tiempos finales

Slavoj  Žižek por James Ferguson
Slavoj Žižek / Σλάβοϊ Ζίζεκ

Este video que hoy presentamos con subtítulos en español tiene ya dos años. Se trata de un programa de la televisión holandesa que se emitió en el mes de marzo de 2010, cuando la actual crisis económica estaba en su segundo aniversario. Y, sin embargo, lo que en él afirmó el filósofo marxista Slavoj Žižek sobre la esencia del capitalismo y sus efectos devastadores no ha envejecido un ápice. 

Video: "La vida en tiempos finales"
Es evidente que Žižek no podía adivinar entonces los detalles de lo que ha sucedido después, a saber, la aceleración del hundimiento financiero, el rescate de los bancos con dinero público, el fin del sueño socialdemócrata de un capitalismo con rostro humano o el estado agónico en que ahora malvive la Unión Europea, donde dos primeros ministros elegidos según las reglas de la democracia representativa occidental han sido expulsados sin contemplaciones del poder y sustituidos por banqueros expertos en plusvalía especulativa.

¿Qué es la Política?

Alfredo Lucero-Montaño                         

Especial para Gramscimanía 
El siglo XX fue el siglo de la política por antonomasia. André Malraux decía que la política moderna había reemplazado al destino. Nuestro destino es la política y la política es nuestra tragedia. Quizás en otras latitudes le enmendarían la página a Malraux afirmando: “nuestra tragicomedia”. Ahora, en los inicios del siglo XXI, no sabemos qué es la política. Y porque no sabemos lo que es la política, nos vemos inercialmente sujetos a las fuerzas materiales del capital y el mercado. Así, troquelados por la modernidad capitalista, nos hemos convertido en individuos conformistas y pasivos, indiferentes y rutinarios, sometidos a la mera reproducción de la vida económica. Porque el poder actualmente es el poder del capital financiero y el mercado.

Pinche aquí para leer o bajar el ensayo en formato PDF
Inclusive los propios gobiernos, supuestamente soberanos, son subordinados de estas instancias de poder. Karl Marx decía, en 1848, que “el gobierno del estado moderno no es más que una junta que administra los negocios comunes [del capital]”. Hoy en día eso sigue siendo cierto. De ahí, cuando votamos sólo estamos reemplazando a un CEO (director ejecutivo, por sus siglas en inglés) del capital por otro CEO del capital.

Sociología crítica y políticas públicas / A propósito de algunos textos de Pierre Bourdieu

Foto: Pierre Bourdieu
José Joaquín Brunner 

Ponencia presentada con ocasión del Seminario Internacional Vigencia y Urgencia del Pensamiento de Pierre Bourdieu, patrocinado por el Instituto de Investigación en Ciencias Sociales (ICSO) de la Universidad Diego Portales, Santiago de Chile.

A propósito de Bourdieu, esta ponencia reflexiona sobre el papel del sociólogo como intelectual público en la esfera del poder y las políticas gubernamentales. Con este fin el autor aborda tres cuestiones. Primero, la paradojal ausencia de Bourdieu en el campo contemporáneo de estudios de la educación superior. Segundo, el análisis bourdiano de la institución educacional aplicado a la masificación de los estudios superiores. Tercero, sus propuestas para orientar políticas de reforma educacional en la Francia de los pasados años ‘80. No pretende que estas tres aproximaciones se hallen orgánicamente entrelazadas; sólo que ayudan a articular esta reflexión.

Pierre Bourdieu / Actualidad de un pensador crítico

Javier Rujas Martínez-Novillo

Hace ya diez años nos abandonaba el sociólogo Pierre Bourdieu (1930-2002), dejando tras de sí una extensísima obra sociológica y una profunda labor de crítica social. Si unos se quedan con el agitador de conciencias, megáfono en mano denunciando a los poderosos, otros prefieren al científico “puro”, entregado exclusivamente a la investigación y a la producción intelectual. Sin embargo, se olvida con frecuencia que ambas facetas eran en Bourdieu dos caras de una misma y única pulsión: la indignación ante las formas de dominación que atraviesan el mundo social, del más minúsculo gesto cotidiano a la configuración más compleja, y que paradójicamente se perpetúan sin suscitar revuelta, convirtiendo lo intolerable en natural.

David Riazanov / Editor de Marx, disidente rojo

Foto: David Riazanov 
Nicolás González Varela

Especial para Gramscimanía
Un gran biógrafo de Marx, Boris Nicolaïevski, reconocía en 1937 que, de cada mil socialistas, tal vez sólo uno haya leído una obra de Marx; y de cada mil antimarxistas, ni uno. Cuarenta años antes, en 1897 un gran teórico y militante, hablo del italiano Antonio Labriola, se preguntaba si los escritos de Marx habían sido leídos enteramente por algún lector ajeno al grupo íntimo de sus amigos, colaboradores y albaceas. Concluía proféticamente si "este ambiente literario", esta situación hermenéutica adversa, no era uno de los culpables de la mala asimilación, de la aparente decadencia y crisis del pensamiento de Marx. Con pesimismo recapitulaba en sentencia inspirada: ¿no sería el acceso adecuado a sus escritos un privilegio de "iniciados"? Nikolaïevski y Labriola –no sólo ellos– estaban convencidos que a Marx le esperaría siempre un destino de malas lecturas, infinidad de equívocos, pésimas exégesis, máscaras extrañas e invenciones gratuitas.

>> Lire en français

Luis Beltrán Prieto Figueroa / En sus 110 años de luz

Fue uno de los más importantes maestros venezolanos del siglo XX. Destacado luchador por los derechos del pueblo. Para él la educación debía responder al interés de la mayoría y en tal sentido habría de ser democrática, gratuita y obligatoria.

Luis Beltrán Prieto Figueroa nació en La Asunción (Edo. Nueva Esparta) el 14 de marzo de 1902. Hijo de Loreto Prieto Higuerey y Josefa Figueroa. Prieto Figueroa realizó los estudios primarios en la Escuela Federal Graduada Francisco Esteban Gómez de su ciudad natal (1918). En la misma inició estudios de secundaria en el Colegio Federal hasta 1925 cuando se trasladó a la capital donde se graduó de bachiller en el liceo Caracas (1927) que dirigía el maestro Rómulo Gallegos. Comenzó como maestro de escuela en su tierra natal, la Isla de Margarita, a los 18 años y desde ese momento nunca dejó de dar sus enseñanzas a los niños y jóvenes.