26/2/12

De Fernando Collor a Lula

Julián Corvaglia

Vicente Palermo (Org.). Política brasileña contemporánea. De Collor a Lula en años de transformación. Buenos Aires: Instituto Torcuato Di Tella, Siglo XXI, 2004.

La compilación Política brasileña contemporánea nos sumerge en la década de los 90 y en las cuestiones políticas, económicas y culturales que le dieron forma, con una amplitud de temas sin restar profundidad. Nos da pistas cruciales para entender la política y la sociedad, poniendo el foco en los partidos políticos, en las políticas públicas (especialmente en el gasto social y la reforma fiscal), en las instituciones y el proceso democratizador, en el poder judicial, en el sindicalismo y el empresariado, en los planes económicos, en la política exterior y en los medios de comunicación.

As cinzas de Gramsci / Uma dialética do coração à margem do mundo

Ricardo Rizzo

Carlos Nelson Coutinho e Andréa de Paula Teixeira (orgs.). Ler Gramsci, entender a realidade. Rio de Janeiro, Civilização Brasileira, 2003. 293p. 

> Não, meu coração não é maior que o mundo: Carlos Drummond de Andrade

É preciso queimar todo o passado e reconstruir uma nova vida. Ninguém deve se deixar dominar pela vida vivida até agora, ou, pelo menos, só conservar o que foi construtivo e belo. É preciso sair do fosso e lançar o sapo longe do coração (Gramsci, em carta à esposa, de 27 de junho de 1932).

23 años de indignación

 Especial para Gramscimanía
Luis Britto García


Yo me indignaba por la entrega de Venezuela al Fondo Monetario.
Tú te encolerizabas por la liberación de precios.
Él se enfurecía por la subida de los intereses.
Nosotros nos enardecíamos por el alza de la gasolina.
Ustedes se exasperaban por el acaparamiento.
Ellos estallaron por el alza de los pasajes.

Perder la fe en el capitalismo

En memoria de don Samuel Ruiz García
a un año de su muerte
Maciek Wisniewski

Como subraya Susan Buck-Morss, destacada filósofa e historiadora de ideas, cuando a finales del siglo XIX Werner Sombart empezó a hablar del capitalismo (Marx sólo hablaba del capital), éste, aparte del sistema económico, se convirtió en un sistema de creencias. La crisis en curso cuestionó sus dogmas, como el de los mercados autorregulados, y los sacerdotes del capitalismo recurrieron a los rituales de austeridad, sacrificando las generaciones futuras en un altar del Mammón, para restaurar la confianza de los mercados. A la vez llamaron a los fieles a seguir creyendo.

La gran contradicción brasileña

Leonardo Boff

Crece más y más la convicción, incluso entre los economistas sea del establishment sea de la línea neokeynesiana, de que nos acercamos peligrosamente a los límites físicos de la Tierra. Aun utilizando nuevas tecnologías, difícilmente podremos llevar adelante el proyecto del crecimiento sin límites.

Encuentro de hombres notables: El diálogo Lukács-Sacristán

Especial para Gramscimanía
> A propósito del libro Entre clásicos: Manuel Sacristán & György Lukács, de Salvador López Arnal, La Oveja Roja, Madrid, 2011
> “Hie Formalismus! –Hie Inhaltismus!
Das ist doch zu primitiv und zu metaphysisch!”: Bertolt Brecht, ‘Über Realismus’, 1971)

Nicolás González Varela 

Se entiende por clásico a aquella obra que puede soportar infinitas lecturas. De alguna manera, el tiempo no puede con su ser. Se trata de obras (autores) que pueden sobrevivir a las caprichosas variaciones de la perspectiva humana sin sufrir banalización, decadencia, corrupción y olvido. Salvador López Arnal, profesor de filosofía y de matemáticas en la UNED además de prolífico historiador de la historia intelectual del marxismo español, precisamente nos recuerda que un clásico es “un autor que tiene derecho a no estar de moda nunca y a ser leído siempre.” 

¿Quién cerró el diario español Público?

Pascual Serrano

Finalmente el diario Público ha desaparecido en su versión en papel, aunque se mantiene la digital. Público llegó a los quioscos el 26 de septiembre de 2007, editado por Mediapubli, y hoy llevaba perdidos unos 80 millones de euros con una deuda total actual que ronda los 21 millones1. Jaime Roures, principal impulsor del rotativo, anunció a la plantilla que la empresa necesitaba unos nueve millones de euros para mantener la edición impresa en las actuales condiciones, por lo que él y sus socios estaban buscando inversores.