8/1/12

Sin soberanía no hay socialismo

Especial para Gramscimanía
Luis Britto García

1
El 2011 cierra con buenas y malas noticias. La buena: se reactiva el intermitente Consejo de Defensa de la Nación. No queremos estar supeditados a poderes externos. La pésima: la Cámara de Comercio Internacional de Estados Unidos admite una de las demandas interpuestas por la Exxon en el exterior contra Venezuela, y nos condena a pagarle 907 millones de dólares. Estamos supeditados a jueces extranjeros que juzgan y condenan a  nuestro país, sin importarles que la Constitución lo dote de soberanía: del poder de darse sus propias leyes, de aplicarlas y de decidir las controversias sobre ellas sin estar supeditado a poderes externos. La soberanía no siempre se pierde porque extranjeros la arrebaten a la fuerza; también muere porque los nacionales abdican de ella, convirtiéndose en cipayos de los imperios y haciendo innecesaria la invasión. Sin soberanía no hay Defensa.

Los militares chinos replican a Hillary Clinton y a Project 2049 Institute

Alfredo Jalife-Rahme

Los militares chinos no están mudos y replicaron en China Military Online (27/12/11) –mediante uno de sus portavoces, Lin Zhiyuan, experto de Asuntos Estadounidenses del Departamento de Investigación Militar Mundial de la Academia Militar de Ciencias”– las posturas sobre la estrategia de Estados Unidos (EU) para “regresar a Asia” tanto de Project 2049 Institute (ver Bajo La Lupa, 4/1/12) como de la secretaria de Estado, Hillary Clinton (Bajo la Lupa, 18/12/11).

Lin considera que el “objetivo de EE UU es restaurar plenamente (sic) su influencia en la región Asia-Pacífico”, por lo que “implementa una estrategia global que comporta varios enfoques en su despliegue”.

La recepción del pensamiento de José Carlos Mariátegui en Chile


Patricio Gutiérrez Donoso

Resumen

Este artículo presenta un estudio en torno a un período de la recepción en Chile del pensamiento de José Carlos Mariátegui (1894-1930). Trabajando a partir de los documentos existentes en la Biblioteca Nacional hemos ido dando cuenta de cada uno de los momentos en que los testimonios sobre Mariátegui, así como los textos salidos de su pluma que han sido publicados localmente. Esta labor muestra cómo entre 1926 y 1973 se fue enriqueciendo el conocimiento local de la figura de Mariátegui, hasta el momento en que el golpe de Estado bloqueó la posibilidad de continuar recibiendo y trabajando sobre la interpretación de uno de los pensadores más importantes de América latina. La recepción de Mariátegui en Chile a partir de esas fechas deberá asumir una elipse que supera el marco de esta presentación.

Dictadura: Sentido y contexto de un concepto político

Fotografía de ©Koen Wessing
Nicolás Ocaranza

En La Condición Humana, Hannah Arendt plantea que solo a través del lenguaje podemos estar en el mundo: ‹‹Desde que la función del lenguaje está en juego, el problema se torna político por definición, puesto que es el lenguaje lo que hace del hombre un animal político››.[1] Si la realidad del mundo político se vuelve tangible a través de las palabras, el lenguaje es el fundamento a través del cual se funda y construye lo político.

Para J.G.A. Pocock, por su parte, la enunciación de los conceptos en determinados contextos históricos también deviene en acto político desde el momento mismo en que en una palabra o concepto se convierte en una imagen cuya potencia y sensibilidad remiten inmediatamente a un sentido contemporáneo que la vuelve siempre actual.[2] Es por eso que difícilmente cuando hablamos de política los conceptos puedan reflejar el falso atributo de la neutralidad, aunque un buen manejo de la retórica pueda hacerlos parecer como tal. Sea de manera consciente o inconsciente, el lenguaje nunca está desprendido de su propia capacidad para construir sentidos sobre la realidad de la que habla. Esto es lo que Pierre Manent muy bien ha definido como la fuerza política de la palabra.

Cinco cosas que nunca le agradecimos [suficientemente] a la Unión Soviética


Aanchald Anand

1. Derechos de la mujer. Mientras que algunas islas habían otorgado a las mujeres el derecho al voto ya en el siglo xix, la primera gran oleada de cambios ocurrió a comienzos del siglo xx. En el año 1917, sólo cuatro grandes países (Australia, Finlandia, Noruega y Dinamarca) habían adoptado el sufragio femenino. La Revolución Rusa de 1917, que defendió la igualdad de derechos para todos, difundió el temor a que las feministas encontrasen en el comunismo un sistema más atractivo, y pudieran conspirar junto con los bolcheviques para importarlo a los países occidentales. La mejor forma de cortar de raíz semejante amenaza era otorgar a las mujeres el derecho al voto. Gran Bretaña y Alemania lo legalizaron en 1918, les siguieron los Estados Unidos en 1920, y otros pronto tomaron el mismo camino. Francia fue la única gran potencia que no reconocería este derecho hasta 1944.

2. Legislación laboral. Esto es bastante obvio. Contamos con una semana laboral de 5 días, vacaciones pagadas de 2 a 4 semanas, permiso de maternidad, cobertura de salud, estándares de seguridad para operarios, etc. por la presión que ejerció el comunismo sobre el capitalismo. Nunca logramos ver la faceta humana del comunismo, pero gracias a la URSS, sí vislumbramos un lado más humano del capitalismo.

El ejército de EE UU se rinde ante la crisis: Obama anuncia una era de austeridad

El presidente norteamericano, Barack Obama, dijo hoy que Estados Unidos "pasa la página de una década de guerras" y que el Pentágono planea desacelerar el gasto militar, aunque puntualizó que el país mantendrá la supremacía mundial de sus ejércitos. Los expertos opinan que la medida evidencia las graves dificultades que atraviesa la economía estadounidense.

Ver el video sobre este tema
Obama considera prioritario “renovar” la fortaleza económica que, según él, es donde se  sustenta su fortaleza en el mundo. Asimismo, Obama dijo que el ejército estadounidense fortalecerá su presencia en la región de Asia-Pacífico y que las reducciones de presupuesto no se harán a costa de esta región que considera de importancia crítica. "Seguiremos apoyando nuestras alianzas, incluida la OTAN y seguiremos vigilantes, especialmente en Oriente Medio", aseguró el inquilino de la Casa Blanca.

La izquierda mundial después de 2011

Immanuel Wallerstein

Bajo cualquier parámetro con que se mida, 2011 fue un buen año para la izquierda en el mundo –no importa lo amplio o estricto que se defina la izquierda mundial. La razón básica fueron las condiciones económicas negativas que sufrió casi todo el mundo. El desempleo era alto y creció aún más. Casi todos los gobiernos tuvieron que enfrentarse a elevados niveles de deuda con ingresos reducidos. Su respuesta fue tratar de imponer medidas de austeridad a sus poblaciones mientras que intentaban proteger a sus bancos al mismo tiempo.

El resultado fue un revuelta por todo el mundo que los movimientos que conformaron Ocupa Wall Street (OWS) llamaron el 99 por ciento. La revuelta ocurrió en contra de la excesiva polarización de la riqueza, contra los gobiernos corruptos, y contra la naturaleza esencialmente antidemocrática de estos gobiernos –sea que contaran o no con un sistema multipartidista.