30/9/12

Antonio Gramsci / El intelectual orgánico

“Tanto Gramsci como el Che Guevara, expresan en cuanto a la ética, que más allá de las diferencias culturales, lo importante es valorar la coherencia entre lo que se dice y lo que se hace [...] podemos seguir considerando a ambos, con verdad, como ejemplo vivo de aquellos ideales ético-políticos por los que combatieron”.

Carlos J. Acosta

PDF
Ubicar un personaje cuya actuación a lo largo de su vida haya sido consecuente con sus planteamientos teóricos, no es una tarea sencilla, pues la historia no nos ofrece muchos ejemplos, sobre todo cuando se habla de teoría y praxis revolucionaria. Generalmente, en Latinoamérica los ojos se vuelven hacia el guerrillero heroico, Comandante Ernesto Guevara de La Serna, el Che, quien reunió en su existencia la preocupación por formarse académicamente y la práctica de una conducta revolucionaria y transformadora de la realidad, continua y permanente.

El dualismo Objetivismo-Subjetivismo / La ‘práctica’ como eje en las propuestas de Antonio Gramsci & Pierre Bourdieu

Francisco Tomás Longa

En el siguiente trabajo intentaremos exponer las perspectivas de Antonio Gramsci y Pierre Bourdieu respecto al dualismo clásico entre Objetivismo y Subjetivismo que ha dividido a las ciencias sociales contemporáneas. Este dualismo, antes que un recorte real de lugares desde donde abordar los fenómenos sociales, ha sido una construcción histórica que, sin embargo, ha tenido incidencia mayúscula en los métodos del conocimiento contemporáneo, constituyendo así una antinomia “ficticia en su contenido pero real en sus efectos” (Belvedere: 2004). 

PDF
Intentaremos desplegar las críticas que Gramsci y Bourdieu realizaron a ambos puntos de vista, para luego indagar en la propuesta superadora que forjó cada uno de ellos. Más adelante intentaremos detectar puntos de encuentro y de oposición entre cada propuesta de superación, sugiriendo que existe un trasfondo común entre ambos autores; este trasfondo común anclado en la práctica no impidió, sin embargo, que los autores mencionados terminen proponiendo diferentes soluciones para la superación del dualismo.

Las tres lógicas de la construcción de la hegemonía

Javier Balsa

La hegemonía se ha convertido en una cuestión clásica en los estudios sociales; sin embargo, no contamos con una teoría suficientemente sistemática y operacionalizable [sic]. Consideramos que un esfuerzo analítico que avance en la discriminación de los procesos que operan en la construcción de hegemonía, puede ser un aporte para pasar de la potencialidad que encierra este concepto a su real potencia heurística y explicativa.

PDF
En este sentido, vamos a intentar discernir tres lógicas diferentes que intervendrían en la construcción de la hegemonía. Aclaramos que se trata de un proceso por demás complejo y que pensamos que estas lógicas no operan en forma aislada sino de manera articulada. Sin embargo, a fines analíticos consideramos que resulta fructífero distinguirlas, pues sus fundamentos son claramente distintos.

La Teoría del Estado y del Poder en Antonio Gramsci / Claves para descifrar la dicotomía Dominación-Liberación

Albert Noguera Fernández

Uno de los principales aportes teóricos de Gramsci fue, como veremos a continuación, la caracterización de la dominación en las sociedades modernas, no sólo como un fenómeno económico, sino también y, sobretodo, como un fenómeno subjetivo o cultural, señalando, precisamente, aquel elemento de su teoría, que mantiene mayor actualidad: su interpretación de la cultura como dimensión esencial de estructuración y desarrollo de la dominación en las sociedades estatales modernas.

PDF
Sobre el concepto de cultura se ha escrito desde muchas disciplinas, la ciencia política, la psicología social (ej. Kuper 1999; Ratner 2000; Morris y Fu 2000). Ahora bien, partiendo de la antropología, podemos definir la cultura como un sistema vivo generado por agentes colectivos socialmente definidos que en unas precisas coordenadas socio-históricas y físicas, dan lugar a producciones materiales, simbólicas e ideacionales de todo tipo, a la vez que son constituidos por ellas.

Antonio Gramsci / Filosofía moral de la utopía concreta

El puño de Gramsci  Gulliveriana
El presente escrito fue extraído de un curso que fue dictado por el profesor Fernández Buey en la Universidad Pompeu Fabra (Barcelona, España)

Estudio de las principales corrientes teóricas de la ética en el siglo XX.

Especial atención a seis corrientes: la ética analítica, la filosofía moral de raíz religiosa, la fundamentación ética de la increencia, ética existencialista, los intentos de fundamentación de una ética marxista, y ética de la modernidad crítica.

Para entender bien hoy en día la vida y la obra de A. Gramsci hace falta: memoria histórica, cierta sensibilidad sentimental y un poco de espíritu compasivo, de piedad. La mejor manera de expresar lo que quiero decir es leer unos versos de Bertold Brecht, del poema "A los que vendrán", a los por nacer, a los hombres del futuro. Dicen así:

29/9/12

El regreso a Karl Marx

Carlos Armando Lazo García

En el folleto “Trabajo Asalariado y Capital,” Carlos Marx explica “las relaciones económicas que forman la base material de la lucha de clases y de las luchas nacionales de nuestros días.” En Venezuela, estamos viviendo directamente, colisiones políticas de masas y en algunos momentos como el 27 de febrero de 1989, las confrontaciones pasaron a ser armadas. La lucha de clases transitó a su forma superior la Lucha Armada. La importancia histórica de este hecho, a nuestro juicio, es que la rebelión militar del 4 de febrero de 1992 fue la expresión política del estallido del 27 de febrero. Esta rebelión militar y la del 27 de noviembre del mismo año señaló el agotamiento del modelo político que se construyó a partir de la Constitución de 1961, la cual consagró la transferencia de la soberanía popular al representante, y el monopolio de los partidos políticos como instrumentos únicos de acceso al poder por la vía electoral.

Apuntes para una crítica a la Teoría de la Elección Racional a través de la Acción Comunicativa de Jürgen Habermas

Misael González Cruz

Respecto al desarrollo de los apartados que componen esto que pretendo sea una crítica al rational choice, inicio con una descripción y breve crítica de las pre-decisiones de abordaje del objeto de estudio de esta teoría, además de revisar algunas de las derivaciones de la misma.

PDF
En cuanto a la oposición de una teoría equivalente que sirva de punto de partida y sostén a mis críticas, no puedo hacerlo sin antes contextualizar los motivos que la impulsaron a establecerse como lo que es, un verdadero paradigma en teoría social, mismos que posibilitaron el abandono de una manera “metafísica” de pensar, para pasar a una “postmetafísica”, que es aquella en la que se inscribe la teoría de la acción comunicativa.

Las 4 etapas de Freire en sus 5 Pedagogías: Del Oprimido, de la Esperanza, de la Autonomía, de la Indignación y de la Tolerancia

Miguel Escobar Guerrero

Dar voz a quienes no la tienen, primera etapa freireana de 1962 a 1970. La construcción de La pedagogía del oprimido (1970); además de La educación como práctica de la libertad (1967) y ¿Extensión o comunicación? (1971).

Cuando a mis manos llegaron los primeros escritos de Paulo Freire, los días y las noches en mi natal Santafé Bogotá, Colombia, cubrían más nostalgias que alegrías en ese mi andar por el mundo en busca del sentido de mi vida, de un sendero para encontrar aliento al paso triste de un no saber para que caminar el mundo. A finales de la década de los 60 e inicios de la década de los 70, la violencia de la eliminación fratricida2, alentada desde una conducta filicida hecha poder económico, político y militar, quería adueñarse de mis noches, pero las estrellas me murmuraban el despertar de un erotismo que se negaba a permanecer llorando entre las sombras.

Teoría Crítica de la Comunicación Alternativa para el Cambio Social / El Legado de Freire & Gramsci en el diálogo Norte-Sur

Alejandro Barranquero & Chiara Sáez Baeza

Desde su conformación, el campo de la comunicación alternativa para el cambio social ha tendido a apropiarse de manera reduccionista de las reflexiones y experiencias prácticas que desde hace décadas se vienen dando en muchos países de América Latina y de la Europa Mediterránea. 

PDF
En este sentido, las tensiones entre saberes y geopolítica se convierten en objeto prioritario de análisis por cuanto revelan las posibilidades y limitaciones para la construcción de una teoría crítica de la comunicación que ofrezca un justo reconocimiento de las idiosincrasias locales en las que nacen las aportaciones y conceptos. El siguiente artículo está orientado a problematizar y comparar el legado de Paulo Freire y Antonio Gramsci en tanto que promotores de una visión compleja y dialéctica de los mecanismos que atañen a la comunicación participativa en sus interacciones con la cultura masiva y popular.

El poder en la anarquía / Un poder anarquista es también un poder y no un antipoder

"Si alguien está por encima de ti,
será porque estás de rodillas"
Para muchas anarquistas las cuestiones acerca del poder son abordadas desde la oposición al concepto, considerando una característica del libertarismo la ausencia de poder –que es muy parecido a otorgar a cada persona el mismo grado de autoridad-. No obstante, ¿se está realizando esta declaración desde la comprensión científica del término? Nos aproximaremos a la teoría del poder para defender la compatibilidad del mismo con la anarquía.

Adrián Tarín

28/9/12

Antonio Gramsci / Ciencia, saber y conciencia

Son las condiciones objetivas; es la producción material de la vida social, la que determina las formas de conciencia. Pero el planteo del problema como de una búsqueda de leyes, líneas constantes, regulares, uniformes, está vinculado a una exigencia, concebida de un modo un poco pueril e ingenua, de resolver perentoriamente el problema práctico de la previsibilidad de los hechos históricos. Puesto que "parece", por una extraña inversión de las perspectivas que las ciencias naturales proporcionan la capacidad de prever la evolución de los procesos naturales, la metodología histórica ha sido "científicamente" concebida sólo si y en cuanto habilita abstractamente para "prever" el porvenir de la sociedad. De donde resulta la búsqueda de las causas esenciales o, mejor, de la "causa primera", de la "causa de las causas". Pero las tesis sobre Feuerbach ya habían criticado anticipadamente esta concepción simplista.

Para leer a Baruch Spinoza

Baruch Spinoza 
 Alexandre Camanho
Francisco Fernández Buey

Baruch Spinoza nació en Ámsterdam el 24 de noviembre de 1632 y murió en La Haya el 21 de febrero de 1677. Procedía de una familia de judíos sefardíes inmigrantes de la península ibérica y fue educado en la comunidad judía de la ciudad holandesa en una época de considerable influencia del calvinismo. En su juventud leyó a algunos de los escolásticos españoles y las obras de la filosofía judía medieval. Pero en su formación entran también la lectura de Descartes y de Hobbes, cuya influencia se percibe respectivamente en lo que serían su ontología, su teoría del conocimiento y su teoría política. También se relacionó con algunos representantes de las heterodoxias judías españolas. Debido a esto último, en 1656, Spinoza fue expulsado de la comunidad judía ortodoxa y desterrado de la ciudad. Se tiene noticia de una Apología para justificarse de su abdicación de la sinagoga, escrita en español ese mismo año, que se ha perdido.

El ser de las imágenes / El espectáculo es la separación del ser genérico, la imposibilidad del amor y el triunfo de los celos

Venus sonrriente  Diego Velázquez
Giorgio Agamben

Los filósofos medievales estaban fascinados por los espejos. En particular, se interrogaban acerca de la naturaleza de las imágenes que en ellos aparecían. ¿Cuál es su ser (o, sobre todo, su no-ser)? ¿Son cuerpos o no-cuerpos, sustancias o accidentes? ¿Se identifican con el color, con la luz o con la sombra? ¿Están dotadas de movimiento local? ¿Y de qué modo el espejo puede acoger las formas? Por cierto, el ser de las imágenes debe de ser muy particular, porque si fueran simplemente cuerpo o sustancia, ¿cómo podrían ocupar el espacio que ya está ocupado por ese cuerpo que es el espejo? Y si su lugar fuera el espejo, desplazando el espejo también deberían desplazarse con él las imágenes.

Volver a Émile Durkheim

El Estado fue uno de los temas centrales en el pensamiento del fundador de la ciencia social. La publicación de varios ensayos inéditos en español lo recuerda

Emilio de Ipola

[Se] acaba de publicar un conjunto de ensayos de Émile Durkheim, poco conocidos en español, entre los que sobresale el dedicado al Estado, tema sobre el cual el fundador de la ciencia social expone una teoría inédita y de sorprendente actualidad. El libro nos hace conocer otros trabajos de Durkheim que abordan temas cercanos al ensayo central: el derecho, la familia, el papel de los grandes hombres, la educación y los fenómenos religiosos. Y precedido de una brillante introducción, a cargo del profesor Pablo Nocera, quien se revela como un talentoso especialista de la obra durkheimniana.

La teoría general del derecho y el marxismo

Evgueni Pashukanis

Evgueni Bronislavovich Pashukanis nace el 10 de febrero de 1891 en Staritsa, cerca de Kalinin (Tver). Estudia la carrera de derecho y se hace bolchevique en 1912. Después de la Revolución de Octubre figura entre los primeros y más destacados juristas soviéticos, y ocupa puestos tan altos como los de director del Instituto Jurídico de Moscú, vicepresidente de la Academia Comunista y Presidente de su sección jurídica. En 1924 publica su obra fundamental: La teoría general del derecho y el marxismo.

PDF
En 1930 en un trabajo suyo ("El Estado soviético y la revolución en el derecho") revisa autocríticamente algunas de las ideas expuestas en ese libro por considerarlas anacrónicas y erróneas. En 1936 es nombrado Vicecomisario de Justicia para las tareas relacionadas con la preparación de la nueva Constitución soviética que se proclama ese mismo año. Pero 1936 es también el año en que la estrella de Pashukanis comienza a declinar vertiginosamente.

Karl Marx y el suicidio

Según un sociólogo de la cultura de la categoría de Michael Löwy, estamos ante una pièce unique en la bibliografía del joven Marx. Este corto y olvidado texto reescrito en su exilio en Bruselas, al mismo tiempo traducción y adaptación, publicado en alemán en una revista revolucionaria en 1846, es uno de los más poderosos argumentos contra la opresión de las mujeres jamás publicado. A partir de los datos detallados de un gran estadístico francés, Jacques Peuchet, Marx ilustra los aspectos anómalos, desnaturalizados y contradictorios de la vida moderna, de la existencia bajo el Capital, de la alienación que nos lleva al suicidio, y que afecta no sólo a las clases desposeídas, sino a todas las esferas y manifestaciones de las relaciones humanas. Incluso hoy en día estas historias se nos presentan con una descarnada actualidad.

Marx y Peuchet nos hablan del Patriarcado, de la tiranía familiar, de la violencia de género, pulsiones que sobreviven a la Revolución francesa, que empujan a los más débiles y a los más dignos a cometer el suicidio como salida desesperada. Es una de las pocas veces que Marx tratará el tema de la opresión femenina públicamente. El artículo es una crítica a la vida cotidiana burguesa, una poderosa descripción de la alienación, el extrañamiento entre las personas y un alegato sobre el amplio y universal objetivo emancipador del auténtico Comunismo. Se trata de la primera traducción al español.

27/9/12

El concepto de hegemonía en Antonio Gramsci / Breves notas sobre dominio, dirección intelectual y moral

Origen del concepto hegemonía

El primero de los conceptos que aparecen en el título se identifica con la “neutralización” o “liquidación” y se destina a los grupos enemigos. La segunda se dirige a los aliados (o a las clases subordinadas a las que se quiere “dirigir”) y tiende a captar la adhesión de otros grupos sociales mediante el consenso, por medio de la expansión de una visión del mundo compartida.

El término gegemoniya (hegemonía) fue una de las consignas políticas más centrales en el movimiento socialdemócrata ruso desde finales de 1908 hasta 1917. La idea que codificaba empezó a aparecer en primer lugar en los escritos de Plejanov en 1883-84, donde insistía en la imperativa necesidad para la clase obrera rusa de emprender una lucha política contra el zarismo, y no solamente una lucha económica contra sus patrones.

Crítica al marxismo subjetivista de Néstor Kohan y John Holloway / La elaboración teórica exige rigurosidad

Karl Marx ✆ Avendanyo
Rolando Astarita

Por estos días un lector me envió un mail preguntándome por mi posición frente a la crítica del profesor Néstor Kohan al marxismo “objetivista” y “determinista”. El tema está vinculado a la cuestión de si existen leyes objetivas, sociales, en el modo de producción capitalista. Kohan es un exponente de los marxistas que sostienen que no existen tales leyes objetivas. Ha escrito un libro sobre El Capital, de mucha influencia en Argentina y en América Latina, en el que defiende esta postura. John Holloway, a quien Kohan cita extensamente, tiene un enfoque similar. Mi punto de vista es muy distinto. 

En esta nota reproduzco un artículo que escribí en 2007, de crítica al libro de Kohan. Ahora he modificado el título y varios pasajes. El determinismo en el marxismo lo trataré más específicamente en otra nota, aunque la cuestión ya está contenida en la discusión sobre las leyes objetivas. Aquí va entonces el escrito.

Manuel Sacristán: Autodeterminación e internacionalismo

Salvador López Arnal

Especial para Gramscimanía
Salvo desenfoque parcial o incomprensión total por mi parte, una forma fructífera de aproximarse a las posiciones y reflexiones del traductor castellano de Platón, Marx, Quine y Engels sobre la normalmente denominada cuestión nacional es reparar en dos textos breves que escribió para la edición de Poemas y canciones de Raimon. 
Salvador López Arnal

El primero, publicado en castellano en 1976, un año después del fallecimiento del general golpista y asesino, fue escrito en 1973, para la edición catalana del poemario del cantautor valenciano.  

Poco más que las palabras de la presente traducción de las “letras” de Raimon, señalaba el que también fuera amigo de Salvador Espriu, eran de exclusiva responsabilidad suya.
Se publican conjuntamente las partes I & II 

Algunos textos de Marx & Engels sobre la Revolución Francesa

Karl Marx & Friedrich Engels [1953] ✆ Hans Mocznay
Museo de Historia Alemana
Joan Tafalla

La revolución francesa está presente a lo largo y ancho de la obra de Marx y Engels. Fue para ellos un motivo de fecunda inspiración y de impulso teórico. En numerosas ocasiones, fue para ellos un modelo sobre el que reflexionar. Digamos, para emplear la expresión de Hobsbawm, que “La Marsellesa” tuvo en Marx y Engels, en su obra y en su acción revolucionaria, un eco fecundo. 

Puede consultarse una buena selección de los escritos de Marx y Engels (probablemente completa) en “Sur la Révolution Française. Ecrits de Marx et Engels”. Antología publicada bajo la responsabilidad de Claude Mainfroy, Messidor Editions Sociales, Paris 1985 (306 páginas). La presente selección de textos (adecuada en su tamaño a su publicación en Realitat) se ha realizado con la ayuda de dicho libro y siguiendo la investigación realizada en paralelo, por Joaquín Miras y por Jacques Texier en relación a la importancia del concepto de democracia en la obra de Marx i de Engels [1].  Los textos se publican con arreglo a las diversas traducciones españolas que se indican al inicio de cada uno de los textos.

Venezuela / Los dilemas de octubre

Néstor Kohan

La derecha argentina viaja a Venezuela a empujar contra Chávez

El PRO, partido liderado por el empresario Mauricio Macri, que aglutina lo más rancio del viejo videlismo (referencia a la dictadura militar del general Videla) junto con todo lo “nuevo” del empresariado capitalista que supo promover el neoliberalismo de los últimos 20 años, se juega abiertamente a voltear a Chávez.

¿Hacen mal? No! Hacen muy bien. De forma transparente admiten públicamente que en Venezuela se juega una batalla internacional. La derecha es nítida, definida y no se confunde. La izquierda del continente debería hacer exactamente lo mismo en un sentido opuesto. No perder el rumbo ni paralizarse ante lo borroso de la letra chica o confundirse con las limitaciones del proceso bolivariano. La disyuntiva es clara y no es válido mirar para el costado. Hay que apoyar a Chávez y el proceso bolivariano profundizando las transformaciones en dirección al socialismo.

26/9/12

Hegel y el método científico

G.W.F. Hegel Cido Gonçlaves
Olmedo Beluche

"Contribuir a que la filosofía se aproxime a la forma de la ciencia -a la meta que pueda dejar de llamarse amor por el saber para llegar a ser saber real: he ahí lo que yo me propongo" (Hegel, 1993; Pág. 9), declara Hegel en las primeras páginas de su Prólogo a la Fenomenología del Espíritu.

Dialéctica hegeliana, captar el mundo en su movimiento

Olmedo Beluche
Este deseo hegeliano de conciliar la reflexión filosófica con la ciencia, y con un método científico, no constituye un capricho del autor, sino que representa el carácter de una nueva época abierta desde las postrimerías de la Edad Media. Hegel viene a representar la culminación de una revolución en el campo del saber que en el plano de la filosofía tuvo sus inicios con Renato Descartes.

Revolución filosófica que tenía como inspiración fundamental la reflexión respecto a la posibilidad de conocer el mundo que nos rodea, y con qué métodos nos acercamos mejor a la verdad.

Walter Benjamin / Un mesianismo libertario


Iñaki Urdanibia

Acercamiento a una vida errante y a un pensamiento luminoso.

Bajo el signo de Saturno-como subrayase con el tino que le caracterizaba Susan Sontag- nació este personaje que siempre anduvo acompañado por la compañía  del cheposito  desde su nacimiento el 15 de julio de 1892 en Berlín hasta el 26 de setiembre de 1940 en Port-Bou: el pequeño cheposo, personaje de un cuento infantil germano, que representaba al gafe por excelencia  acompañó a Walter Bendix Schönflies Benjamín a lo largo de su ajetreada existencia, hasta podría decirse sin empacho que le contagió su carácter ya que el pensador, crítico de arte, traductor (Balzac, Proust, Baudelaire, etc.) y tantas cosas más, era la figura de un consumado cenizo. Una “infancia berlinesa” contada por él mismo, marcada por la enfermedad y los retiros campestres para sanar su endeble constitución.

El fantasma de Karl Marx deja huellas: ¡Hay que seguirlas!

Karl Marx ha sido un autor mal conocido. Las causas han sido, por un lado, la esquematización de su teoría crítica, el empobrecimiento de la misma en la divulgación, la manipulación y censura de sus escritos por los regímenes del llamado “socialismo realmente existente” y, por otro, la deformación extensiva e intensiva realizada por el propio sistema capitalista. La nueva edición histórico-crítica de los escritos de Marx y Engels, la Marx-Engels Gesamtausgabe (MEGA 2), devuelve a su obra en parte aún inédita, su originario carácter de incompleta.

De este redescubrimiento emerge cada vez más la diferencia entre el pensamiento original de Marx y su “versión oficial”; entre la riqueza de un horizonte problemático y poliformo que aún queda por explorar y una interpretación doctrinaria que alteró la concepción originaria hasta convertirla en su negación manifiesta.

25/9/12

Argentina / Sobre la izquierda que cacerolea a Cristina Kirchner y una vieja cita de Antonio Gramsci

Juan Dal Maso

La mayoría de comentarios en este blog y en el del IPS sobre los cacerolazos de la semana pasada, son  tendientes a apoyar bizarramente (que no es lo mismo que con bizarría) la movida de las clases medias conchetas, con el argumento de que va contra el gobierno (al cual enfrentamos cotidianamente).

Y digo bizarramente, porque apoyar una movilización en la que se dice al mismo tiempo "basta de inflación" y "Que Argentina no sea otra Cuba", es lo mismo que firmar una declaración que diga "salario igual a la canasta familiar" y "matemos a todos 'los negros' de chiquitos". Los que apoyan el cacerolazo por izquierda ¿le pondrían el gancho?

Aproximaciones de Manuel Sacristán a la obra Antonio Gramsci: Antología mínima

Salvador López Arnal

[...] puede tal vez señalarse algún importante problema pendiente en el pensamiento socialista contemporáneo, problema identificado y abierto en la obra de Gramsci, y no resuelto en ella, probablemente porque todo auténtico pensador descubre problemas más allá de sus soluciones.” Manuel Sacristán Luzón (1967)

“Gramsci ha sido, con interesante paradoja, un característico "filósofo de la práctica" y, al mismo tiempo, el clásico marxista más capaz de contemplación. Contemplación del mundo exterior y del interior.” Manuel Sacristán Luzón (1977)

Junto con José Mª Laso, Jordi Solé Tura y Francisco Fernández Buey, Manuel Sacristán (1925-1985) ha sido uno de los primeros y principales introductores del pensamiento del revolucionario sardo no sólo en nuestro país sino también en el ámbito hispanoamericano (recordemos la publicación de su Antología de Gramsci por Siglo XXI, en México, en 1970).

Las vanguardias históricas en perspectiva

Tristan Tzara ✆ Mar

Jorge Calderón Gómez

El presente artículo analizará las características específicas de algunos Manifiestos vanguardistas con el fin de establecer, a partir de los materiales y contenidos hallados en estos programas, un análisis comparativo y crítico respecto a los elementos revolucionarios establecidos por Marx y Engels en el "Manifiesto Comunista" de 1848. Por otro lado la investigación acerca de los movimientos de vanguardia tomará como base interpretativa la obra de Eduardo Subirats, en concreto tres de sus textos: 1). El final de las vanguardias; 2). La cultura del espectáculo; 3). La linterna mágica. Las aproximaciones de este autor resaltan el carácter ambiguo del proyecto de las vanguardias, así como las estrechas relaciones que guardan estos movimientos artísticos con el proceso de modernización, en cuanto extensión globalizada de una racionalidad instrumental, sustentada en criterios economicistas y productivos.

Los escritos políticos de Cornelius Castoriadis

Jordi Torrent Bestit

En pocos pensadores contemporáneos es posible advertir un anudamiento tan estrecho y consistente entre interrogación filosófica e interrogación política como el que se da en la obra de C. Castoriadis (1922-1997). Y ello hasta el extremo de poder conjeturarse que si el discurso castoriadiano propiamente filosófico alcanza tan hondo y singular calado -y se sitúa además en tan inclasificable posición con respecto a los parámetros filosóficos convencionales (incluidos los técnicos)- es a consecuencia de encontrarse todo él animado de una explícita voluntad política. 

Acaso sea ésa también la razón por la cual cabe aplicarle a Castoriadis, con mayor justeza que a otros, el apotegma de Moritz Schlick: un pensador que tan sólo es filósofo no puede ser un gran filósofo. A nuestro entender, es justamente la dimensión política, inherente a su singular visión ontológica, la que hace de Castoriadis un filósofo de magnitud tan considerable.

Zygmunt Bauman / Globalización del poder y crisis de la política

Entrevista concedida por el eminente filósofo polaco a Massimo Di Forti del diario Il Messaggero de  Italia, bajo el título de “Globalizzazione del potere e crisi della política”

“La razón de esta crisis, que al menos desde hace cinco años afecta a todas las democracia y a sus instituciones y que no se sabe cuándo ni cómo acabará, es el divorcio entre la política y el poder”. Zygmunt Bauman no se anda con rodeos. No por casualidad posee el don de lo que Charles Wrigt Mills llamaba la imaginación sociológica, la capacidad de condensar en una frase, en una idea, la realidad de toda una época, y el gran estudioso polaco lo ha conseguido con su metáfora de la “Vida líquida” y de la “Modernidad líquida” (¿qué hay más inaprensible o evasivo que el agua y sus flujos?) para describir con genial claridad la precariedad y la inestabilidad de la sociedad contemporánea.

24/9/12

El Gestell totalitario capitalista en crisis / Sus dieciséis leyes

Jorge Veraza Urtuzuástegui
Premio Libertador al Pensamiento Crítico

I. Sobreacumulación cualitativa de capital y Gestell capitalista (Introducción)
“Veinte años después de la [“Cumbre de la Tierra” de Río  [o Eco92] en donde por vez primera se colocó en la agenda de Naciones Unidas el tema de la devastación ambiental] las crisis ambiental, climática, alimentaria, energética, de salud, han empeorado a límites que uno pensaría insoportables, pero la maniobra sigue siendo [en 2011] cómo navegar temas tan grandes sin cuestionar sus causas: el capitalismo y el modelo industrial de producción y consumo”: Silvia Ribeiro, 2011 1
PDF
Iniciemos con una breve Introducción al tema, aludiendo a las caracterizaciones de la crisis, con base en el análisis estadístico, así como en el análisis empírico que permite reconocer la complejidad de la crisis, como crisis múltiple en la que confluyen la crisis financiera y la crisis de la economía real. En síntesis, es una crisis económica pero que se vincula con una crisis alimentaria y, empíricamente, también, es constatable una crisis de salud, una crisis ecológica, una crisis energética y geopolítica de la potencia hegemónica, etcétera.

Heidegger al derecho y al revés

Martin Heidegger 
 Cido Gonçlaves
Jorge Valdez Rojas

Un integrante de la nueva ola de filósofos de la tecnología, Iain Thomson, hace una lectura gestáltica del texto de Heidegger “La Pregunta por la Técnica”, de donde surge una visión positiva de la tecnología, en contra de la lectura canónica distópica. Este artículo presenta una síntesis de la visión tradicional, la de Thomson y una tercera, que se distingue de las dos primeras. Esta última se apoya en la afirmación de Mónica Cragnolini sobre la interpretación parcial e incompleta de Heidegger de la noción de voluntad de poder de Nietzsche.

PDF
La lectura de “La Pregunta por la Técnica” nos permite aclarar las distinciones entre la esencia de la tecnología, la tecnología como noción general y las tecnologías como artefactos, como también la posibilidad de una esencia de la técnica y la posición de Heidegger respecto de la tecnología en el futuro del hombre. La interpretación canónica es que Heidegger ve el peligro supremo en el modo en que la esencia de la técnica domina la vida del hombre, en lo que podría denominarse una visión distópica de la tecnología. El objetivo de este trabajo será repasar la interpretación distinta de Iain Thomson y nuestra propia visión del problema.

Sujeto y Cultura en Gramsci

Antonio Gramsci  Nino Tedeschi
A propósito de la utilización de la ciencia en el filosofar de Gramsci

Joaquín Miras Alabarrán

La izquierda, la europea al menos, debe reconsiderar su forma de hacer política en general: tanto su cultura política, como el sentido que tiene la propia cultura/civilización en su concepción de la política. Dentro de este proyecto de revisión un punto a discutir es el papel que la ciencia social debe tener en la elaboración de una nueva cultura política y en la orientación de la praxis concreta. Recibimos el otro día el envío de una interesante nota de Gramsci en la que el comunista sardo reflexionaba críticamente sobre el papel de la ciencia en la actividad política El enfoque de esta nota es muy importante. No lo es menos el calado de la disidencia que plantea, con sus críticas, con sus objeciones, con su carácter marcadamente polémico, respecto a las interpretaciones convencionales sobre el uso de las ciencias y del saber teorético en general, en política.

Antes reproduzco aquí el texto de Gramsci enviado, en la misma edición en que se nos envió:

23/9/12

Jacques Lacan & Michel Foucault: ¿El psicoanálisis es un ejercicio espiritual?

Jacques Lacan ✆ Mustapha Saha
Luis Roca Jusmet

Especial para  Gramscimanía
Jacques Lacan y Michel Foucault son para mí dos de las mentes más potentes del siglo XX. No pertenecen a la misma generación (Lacan nace en 1908 y Foucault en 1926) pertenecen a un mismo entorno intelectual. El de un pensamiento creativo y renovador, tan polémico como interesante.
Michel Foucault ✆ Sergio Aquindo

Tuvieron influencias comunes, como la de Heidegger. Puntos de conexión como Georges Bataille. Un espíritu libre, una autocrítica permanente, un espíritu de investigación sin límites. Los dos tuvieron influencias del estructuralismo pero lo superaron. Según mi amigo José Luis Moreno, que conoce la historia de Foucault mejor que yo, me dice que al filósofo no le convencía el Anti-Edipo y mucho menos el esquizoanálisis de su amigo Deleuze. Aconsejaba a sus amigos un psicoanálisis. Es cierto también que el psicoanálisis con el que debatió Foucault, el que más le interesaba era el psicoanálisis lacaniano. 

Lacan & Foucault
Elisabeth Roudinesco, que escribió una interesante biografía sobre Lacan, comenta que éste saludó favorablemente la aparición de La historia de la locura de Foucault y que éste escrito le inspiró su texto Kant con Sade. También cita la presencia de Lacan en la conferencia de Foucault "¿Qué es un autor?" sobre el discurso. Lacan escribiría después su teoría de los cuatro discursos. Foucault, por su parte, es posible que asistiera a alguno de los seminarios de Lacan. Pero seguramente Foucault fue influenciado por los escritos de Lacan, en el tema del sujeto y en el de la verdad.

Subsunción real del consumo bajo el capital y luchas emancipatorias del fin de siglo XX (Internándose en el XXI)

Jorge Veraza Urtuzuástegui
Premio Libertador al Pensamiento Crítico

Jorge Veraza Urtuzuástegui
Describiré las nuevas tendencias y formas políticas emancipatorias con base en el actual condicionamiento histórico que ofrece el capitalismo mundial. No tematizaré el cómo de la articulación entre las nuevas tendencias y las formas existentes de política partidaria, sindical, popular, etc. La previsión de tal forma de conexión es aún prematura y de todos modos ocurrirá en la práctica. Así pues describiré formas de lucha que en su figura acabada deberán surgir necesariamente de modo manifiesto en un futuro próximo independientemente de nuestra voluntad presente. Pero que, además, es posible auspiciar y facilitar su nacimiento si somos conscientes de su pertinencia por supuesto a partir de las figuras espontáneas y más o menos imperfectas de las mismas que ya ocurren por ejemplo en Europa, Estados Unidos, etc. Por eso me interesa aclarar el tema.

PDF
En la actualidad es imposible cualquier "propuesta teórica viable que fortalezca nuestra práctica" si no altera y aún subvierte esta práctica con base en revolucionar la comprensión teórica que tenemos acerca del capitalismo, es decir del campo de batalla y de esa nuestra práctica en él incluida. Es urgente la necesidad de una nueva teoría del capitalismo, del campo de batalla. En verdad no se trata de poner a la teoría como sierva de la práctica actual, sierva que incluso acríticamente la convalide y fortalezca. Pues esa práctica se encuentra sometida ella misma y en crisis. Es desde el germen ya existente de otra práctica realmente emancipadora, desde donde la nueva teorización se demuestra como prioridad práctica si el logro de la autonomía del sujeto revolucionario práctico crítico es lo que interesa.