16/8/12

Gramsci y la izquierda mexicana

El Arsenal ✆ Diego Rivera
Arnaldo Córdova

México, por la complejidad y la riqueza de su historia, por su carácter paradigmarácter paradigmático en el conjunto de América Latina y por haber sido un país en que se llevó a cabo una de las grandes revoluciones del siglo XX, pudo haber sido y sigue siendo un objeto de estudio verdaderamente privilegiado para el análisis marxista y, especialmente, para el análisis gramsciano.

Descargar o leer en PDF
En ningún otro país de América Latina, para decir lo más elemental, la política ha cobrado tanta autonomía respecto de la vida económica y social; en ningún otro se ha desplegado de tal manera, como en México, la evolución de la política de lo que Gramsci llamaria una «guerra de posiciones» a una «guerra de movimientos» o de «maniobras» (en México oriente y occidente se encuentran, se combinan y se fundan); en ningún otro se ha dado tan compleja y diferenciada la separación de la «sociedad civil» y la ... sociedad política»; en ningún otro en particular, la lucha de clases ha adquirido ese carácter «corporativo» y, a la vez, institucional que ha tenido en México, en ningún otro las masas han entrado en la política en la forma tan variada, plena y distinta en que lo han hecho en México.


Como lo expresara en alguna ocasión el sociólogo brasileño Francisco de Oliveira, México siempre ha representado para la América Latina ese de te fabula narratur en el que se cifra nuestra entera historia continental y su futuro.

Arnaldo Córdova es un politólogo mexicano, miembro del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Autónoma de México-UNAM.