10/7/12

Vicisitudes y nuevos estudios de “La ideología alemana”

Marcello Musto

I. Revistas de estudios marxianos

Los múltiples intentos de publicar las obras completas de Marx y Engels han visto florecer, a propósito de sus ediciones, algunos periódicos que tenían el objetivo de acompañar y promover los trabajos, además de ofrecer una contribución a la investigación.

También este capítulo de la Marx Forschung (la investigación sobre Marx) se abre, como muchos otros, con los trabajos de David Borisovič Riazanov, curador de la primera edición histórico-crítica de la obra completa de Marx y Engels, la Marx Engels Gesamtausgabe (MEGA), sin duda, el más importante Marx Forscher del siglo veinte. Gracias a su iniciativa, y bajo el cuidado del Instituto Marx y Engels de Moscú dirigido por él directamente, en el bienio 1926-27 aparecieron los dos volúmenes del Marx-Engels Archiv. El objetivo del proyecto, del cual, en principio, se había excluido cualquier referencia al debate político del momento, era proveer anticipos sobre los manuscritos de los dos pensadores para hacerlos accesibles a la crítica antes de la edición completa de la obra. Como es sabido, sobre la MEGA cayó el hacha del estalinismo, responsable, además de muchos otros crímenes, de haber interrumpido la publicación de la obra de Marx.

A pesar de que han aparecido, desde 1956 a 1968, la Marx Engels Werke (MEW) y, entre 1955 y 1966 en la Unión Soviética, la segunda K. Marks i F. Èngel’sa Sočinenija, durante los cuarenta años trascurridos desde la interrupción del primer intento de Gesamtausgabe en 1935 y la impresión de la segunda (cuyo primer volumen se remonta a 1975) en el campo "socialista" no hubo serias iniciativas editoriales semejantes. La única revista de este ciclo fue el completamente doctrinario Naučno-informacionnyj bjulleten’ sektora proizvedenij K. Marksa i F. Èngel’sa, que surgió en 1958 en el Instituto por el Marxismo Leninismo de Moscú y que prosiguió en 47 números hasta 1989. Por el contrario, en el mismo período, en Occidente, se cuentan numerosos y calificados instrumentos de investigación sobre Marx, y es obligatorio hacer referencia al menos a dos de ellos. En Francia, bajo la dirección del marxólogo Maximilien Rubel, nació la revista Etudes de marxologie. Los 31 números de estos cuadernos algunos de los cuales eran dobles, aparecidos de modo discontinuo entre 1959 y 1994, representan un intento irremplazable de documentación de la obra de Marx y de crítica del marxismo gracias a los análisis críticos, los estudios históricos, las bibliografías y las traducciones inéditas que contienen; todavía hoy, son un instrumento indispensable para quien desee aventurarse de manera rigurosa en estos temas.

Además, en Tréveris, República Federal Alemana, entre los años 1969 y 2000, aparecieron en 49 números los Schriften aus dem Karl Marx Haus. También esta colección, con sus monografías sobre las ediciones de la obra de Marx y Engels acerca de su recepción en el mundo y las relaciones que ellos mantuvieron con terceros, y con la presentaciónn de ensayos sobre la historia del movimiento obrero, es una de las fuentes más especializadas de investigación en el campo.

Luego del nacimiento de la MEGA, los Institutos para el Marxismo-Leninismo de Moscú y Berlín dieron vida al Marx-Engels-Jahrbuch. Este anuario, editado por la Dietz Verlag en trece números entre 1978 y 1991, aunque concebido para contribuir a la divulgación del marxismo soviético y su triunfo ideológico (motivo por el cual carecía del carácter científico que Riazanov había deseado enérgicamente cincuenta años antes), acompañó la impresión de los primeros volúmenes de la MEGA, contando con importantes contribuciones de estudio.

En el mismo período, en la República Democrática Alemana, surgieron otras revistas para documentar el trabajo editorial en curso sobre la obra de Marx. Desde 1976 a 1988 salieron, editados por la Martin-Luther Universität de Halle-Wittenberg, un conjunto de 23 números, los Arbeitsblätter zur Marx-Engels-Forschung; desde 1978 a 1989, aparecieron en 29 números y, por iniciativa del Instituto para el Marxismo-Leninismo de Berlín los Beiträge zur Marx-Engels-Forschung (la nueva colección se retomó en 1991 con una periodicidad anual y con el agregado "Neue Folge" en el título); finalmente, entre 1981 y 1990, fueron impresos de manera irregular por la Karl Marx Universität de Leipzig los 6 números de la Marx-Engels-Forschungsberichte.

Por iniciativa del Internationaal Instituut voor Sociale Geschiedenis (IISG) de Ámsterdam y de la Karl Marx Haus de Tréveris, a los sucesos del otoño de 1989 les siguió, en el año ’90, el nacimiento de la Internationale Marx-Engels-Stiftung (IMES). Esta fundación, surgida con la gravosa tarea de completar la MEGA 2ª, asumió el empeño de publicar en Ámsterdam los MEGA Studien, publicados en 11 números entre 1994 y 1999.[1] Esta revista, al centrarse exclusivamente en los trabajos de edición de la MEGA 2ª, afirmó el regreso a una renovada objetividad en la investigación científica.

II. Marx-Engels Jahrbuch

La reciente edición del primer volumen del Marx-Engels Jahrbuch, también bajo el cuidado del IMES pero en esta oportunidad redactado en la Berlin-Brandenburgische Akademie der Wissenschaften, marca un nuevo comienzo en la historia de las revistas de la Marx-Forschung. Después de la consolidación de la MEGA 2ª, lograda a través de la publicación, desde 1998 al día de hoy, de trece volúmenes acompañados por una gran repercusión internacional, este nuevo emprendimiento intenta expandirse más allá de la experiencia de los MEGA Studien, dedicados únicamente a las cuestiones editoriales, y apunta a darle vida a un foro científico sobre la obra de Marx y Engels.

Con el auxilio de ensayos, convenios y críticas de la bibliografía especializada, el anuario aspira a definir el estado actual de la investigación sobre Marx, cobijando en sus páginas los aportes útiles para reconstruir el cuadro histórico de elaboración de sus obras, documentando su contexto y sus fuentes. Los volúmenes contendrán además de interesantes aportes inherentes a las problemáticas vinculadas con los trabajos de edición, apéndices, correcciones de erratas documentos integradores y materiales de archivo, también relativos a la historia de la MEGA 2ª. El propósito es establecer una relación recíprocamente interesante entre el trabajo editorial y la investigación científica, de modo que las recientes adquisiciones filológicas puedan proveer nuevos impulsos al debate sobre la teoría marxiana y esto, a su vez, influya productivamente sobre la preparación de los volúmenes.

Otro objetivo del proyecto es dar a las imprentas, tal como sucedió con el "Marx-Engels Archiv", fragmentos de las obras más significativas de los dos autores como anticipo de la obra completa. De hecho, el primer número[2] está completamente dedicado a La ideología alemana. A tal propósito, este artículo pretende recorrer las etapas de la historia editorial, omitiendo deliberadamente las cuestiones teóricas.

III. La roedora crítica de los ratones

En febrero de 1845, luego de que las autoridades francesas ordenaran su expulsión, Marx se ve obligado a dejar París. Después de haber comenzado los estudios de economía política, sintetizados en los cuadernos de resúmenes y anotaciones de los textos leídos y en los célebres Manuscritos económico-filosóficos, y luego de firmar con el editor Leske de Darmstadt un contrato para una obra en dos volúmenes titulada Crítica de la política y de la economía política, partió hacia un nuevo destino. Esta vez, y hasta el estallido de la revolución de marzo de 1848, el teatro del nuevo exilio es la ciudad de Bruselas.

Los proyectos de Marx de continuar las investigaciones para el libro que se había empeñado en realizar, y de publicar ofreciendo la traducción alemana una "Biblioteca de los más eminentes escritores socialistas extranjeros", se vieron alterados por la publicación, en octubre de 1844, del texto de Stirner, El único y su propiedad. La primera obra en común de Engels y Marx, La sagrada familia, crítica de la filosofía especulativa de Bauer y consortes, habiendo sido escrita prácticamente en el mismo momento, no pudo dar cuenta de él. Entonces también era necesario combatir esta última manifestación del neohegelianismo. Además, Marx consideraba importante preparar al público para el punto de vista de su "Economía" a través de un escrito polémico contra las más recientes concepciones de la ciencia alemana.

Con este parecer, pues, el plan de la obra se fue ampliando hasta comprender dos volúmenes; Marx y Engels trabajaron mucho junto con Moses Hess. En mayo de 1846, la parte principal del manuscrito del primer volumen fue enviada a Westfalia, a Joseph Weydemeyer, que debía preparar la edición. Sin embargo, distintas circunstancias impidieron la publicación. En los años 1846-1847, Marx y Engels intentaron encontrar editor, pero siempre sin éxito. El título de la obra y de los dos volúmenes que hubieran debido conformarla no aparecen en el manuscrito. Los editores posteriores le han agregado, sobre la base de una declaración de Marx contra Grün publicada en abril de 1847, en la cual se refiere a un "escrito redactado en común con Fr. Engels, La ideología alemana (Crítica de la más reciente filosofía alemana en sus representantes Feurbach, Bruno Bauer y Stirner, y del socialismo alemán en sus diversos profetas)". La obra fue publicada en su totalidad en 1847; solo unas pocas páginas fueron impresas en vida de los autores.

De Marx, la revista mensual alemana Das Westphälische Dampfboot incluyó el artículo "La historiografía del socialismo verdadero (en contra de Karl Grün)". De Hess, la Deutsche-Brüsseler-Zeitung publicó "Obras de Il Dottore Graziano", texto escrito, con la colaboración de Marx, como crítica al libro de Arnold Ruge Dos años en París. De Engels, la misma revista mandó a la imprenta "K. Beck: Cantos del pobre hombre o la poesía del socialismo verdadero". No obstante, este fracaso no significó para Marx un gran problema; de hecho, en el breve bosquejo de autobiografía intelectual utilizado como prefacio a la Crítica de la economía política de 1859, así resumió lo sucedido: "[...] entregamos muy de buen grado el manuscrito a la crítica roedora de los ratones, pues nuestro objeto principal, esclarecer nuestras propias ideas, estaba ya conseguido"[3].

IV. Las ediciones póstumas

Las vicisitudes de la publicación póstuma no son menos intrincadas que las de su preparación y redacción. Es más, sobre las ediciones de Marx y Engels han pesado siempre los conflictos de las distintas corrientes, teóricas y políticas, del movimiento obrero. En relación con La ideología alemana, Eduard Bernstein, que luego de la muerte de Engels entró en posesión de gran parte del legado de los dos autores, tiene una responsabilidad enorme. En 1899 se limitó a reeditar en Die neue Zeit la invectiva contra Grün que Marx ya había publicado en 1847. Sólo más tarde, en los años 1903-1904, se decidió a publicar en la revista por él dirigida -Dokumente des Sozialismus- la parte inédita concerniente a Stirner. Sin embargo, la introducción que la acompañaba no constaba de una presentación del estado del original. Recién muchos años después, y de la mano del primer y mejor biógrafo de Engels Gustav Mayer fue elaborada una descripción válida, puesto que durante la fase de documentación había logrado convencer a Bernstein de permitirle consultar algunas partes del manuscrito. Se remontan, pues, a 1920 (año de la primera edición del Friederich Engels) las primeras noticias dignas de atención.

En 1923 Riazanov viajó a Berlín, y a su regreso a la Unión Soviética presentó en la Academia Socialista de Moscú un comunicado sobre el legado literario de Marx y Engels.[4] Entonces por fin se pudo conocer la verdadera situación del texto que se había vuelto tan controversial. Las culpas y las lagunas científicas de Bernstein mostraron ser múltiples. Se descubrió, de hecho, que había publicado menos de la mitad de la crítica de Stirner, atribuyendo falsamente a la "roedora crítica de los ratones" aquellos cortes que, en realidad, habían sido practicados arbitrariamente por él; ¡además, se pudo constatar que había creído sin razón que las partes sobre Feuerbach y Bauer pertenecían a un único capítulo que, por considerarlo irrelevante, había decidido no publicar! Utilizando su extraordinaria erudición, que le permitía remontarse a cualquier parte del original, y con su gran habilidad diplomática, Riazanov logró obtener de Bernstein, con enorme fatiga pero en sólo cuatro semanas, todas las partes del texto. Sólo después de fotografiarlo todo, volvió a Moscú. La primera parte de La ideología alemana, incompleta, atribuible verosímilmente a Marx y, sin duda, la más importante de todo el trabajo, se publicó por primera vez en 1926 bajo el cuidado del mismo Riazanov en el primer volumen del Marx-Engels Archiv. Esta sección, titulada "Feuerbach", pero dedicada sobre todo a su concepción de la historia, contiene la primera exposición de la teoría que Marx había elaborado en el transcurso de dos años de estudios filosóficos, históricos y económicos, aquella que luego definirá el "hilo conductor" de sus propias investigaciones.

En la introducción que acompañó la edición, Riazanov resumió las vicisitudes del manuscrito cuyo valor tanto Engels éste comprensiblemente, pues luchaba con los libros II y III de El capital como Mehring habían subestimado. Su importancia, por el contrario, era fundamental ya que permitía llenar el vacío entre La sagrada familia, las Tesis sobre Feuerbach y la posterior Miseria de la filosofía. Se publicó íntegramente recién en 1932, en el volumen I/5 de la MEGA. Como para los Manuscritos económico-filosóficos de 1844, entre la fecha de la redacción y la de la publicación transcurrió casi un siglo. Si no hubiese sido así se habrían evitado muchos malentendidos y confusiones sobre la "concepción materialista de la historia", célebre expresión acuñada y utilizada por Engels.

Finalmente, luego de que el texto se publicara en la edición MEW, en un artículo de Siegfried Bahne de 1962 en la International Review of Social History, aparecieron otras tres páginas del original que también fueron atribuidas al apetito de los ratones, cuando, en realidad, habían sido conservadas bajo un falso encabezamiento.

El texto incluido en el primer número del Marx-Engels Jahrbuch, es un anticipo del volumen I/5 de la MEGA 2ª, Karl Marx, Friedrich Engels, Moses Hess: Die deutsche Ideologie. Manuskripte und Drucke (November 1845 bis Juni 1846), cuya publicación está prevista para 2010.[5] Por primera vez esta edición ofrecerá, entre otras novedades, algunas partes del manuscrito atribuidas correctamente a Hess. Aquellas incluidas en el anuario corresponden a los capítulos: I "Feuerbach" y II "Sankt Bruno". A diferencia de los seis distintos intentos de reconstruir el famoso capítulo "I. Feuerbach. Antítesis entre concepción materialista y concepción idealista" realizados hasta hoy, esta nueva versión publica los manuscritos de Marx y Engels tal como fueron dejados por ellos, esto es, como siete textos independientes y ordenados cronológicamente. Esta edición evidencia claramente el carácter fragmentario del escrito, y que el capítulo de Feuerbach en particular no está en absoluto terminado. Nuevas y definitivas bases, pues, son provistas por la indagación científica para remontarse con exactitud al pensamiento de Marx; por ejemplo, por primera vez se le atribuye el artículo "Gegen Bruno Bauer", publicado en forma anónima en enero de 1846 en la revista Gesellschaftsspiegel. Por fin la obra consta, al igual que los volúmenes de la MEGA 2ª, de un imponente tomo con la descripción del texto, sus aclaraciones, el catálogo de las modificaciones y correcciones, y los índices.

De los trabajos de la nueva edición histórico-crítica emerge cada vez más un autor desconocido. La distancia que lo separa de las realizaciones y concepciones de las experiencias políticas que se han remitido a él es demasiado grande como para no generar la sospecha de que su espectro, antes o después, volverá a agitarse. Por el momento, las investigaciones filológicas, lejanas al engañoso condicionamiento ideológico del pasado, contribuyen a iluminar su obra y su pensamiento. La ideología alemana, considerada a veces incluso la exposición exhaustiva de la concepción materialista de Marx, devuelta a su originaria incompletud hace imposible cualquier hipótesis de sistematización. La falacia de los marxismos dominantes del siglo veinte y las muchas carencias e instrumentalizaciones de las distintas ediciones y lecturas de Marx que se sucedieron hacen resonar una frase suya contenida en este texto, que no sólo se opone, una vez más, a la crítica alemana a él contemporánea, sino que también es una sarcástica admonición para el futuro: "No sólo sus respuestas, sino también los problemas mismos, llevan consigo un engaño".[6]

Notas

[1] Sucesivamente, en años distintos a los indicados en la portada, se han publicado otros tres números: 2000/1, 2000/2 y 2001.
[2] Marx-Engels Jahrbuch 2003, 2 vol., 400 págs., € 59.80, Berlín, Akademie Verlag, 2004.
[3] Marx, K., Contribución a la crítica de la economía política. Ed. al cuidado de Néstor Casiris. Trad. de Carlos Martínez y Floreal Mazía. Buenos Aires: Estudio, 1975, pág. 10.
[4] Cfr. David Riazanov, "Neueste Mitteilungen über den literarischen Nachlaß von Karl Marx und Friedrich Engels". En: Archiv für die Geschichte des Sozialismus und der Arbeiterbewegung. Hirschfeld, Leipzig, 1925, págs. 385-400.
[5] Es necesario señalar que La Ideología Alemana está mereciendo una renovada atención también en Oriente. De hecho, en 1998, el estudioso Tadashi Shibuya ha curado una nueva traducción al japonés, publicada en Tokio por la Shiinnihon Publishers, sobre la base de los profundos estudios desarrollados a partir de los manuscritos conservados en la IISG de Ámsterdam. También en Japón, en el 2006, ha sido reeditada la famosa y erudita versión de Wataru Hiromatsu publicada en 1974 tanto en alemán como en japonés (Kart Marx- Friederich Engels, Die deutsche Ideologie. Tokio, Kawade Shobo Shinsha Publishers), que ya en su época había reabierto la discusión entre los especialistas. Prueba la importancia de esa edición su reciente traducción también al chino. Es de esperar que estas importantes publicaciones despierten rápidamente también el deseo de los estudiosos de lengua española, italiana y francesa de volver a traducir la obra de Marx y Engels respetando las nuevas adquisiciones filológicas. En tanto, para 2008 se señala la publicación de una nueva traducción al inglés del capítulo sobre Feuerbach, bajo el cuidado de Terrell Carver para la Cambridge University Press, y la organización de un congreso internacional que llamará a discutir a los mayores expertos de la obra.
[6] Marx, K. / Engels, F., La ideología alemana. Trad. de Wenceslao Roces. Buenos Aires, Ediciones Pueblos Unidos, 1985, pág. 17.

Marcello Musto
Traducción de Mora Scillamá
Marcello Musto es Profesor de Filosofía y Política en la Universidad de Nápoles, autor del libro Sulle tracce di un fantasma, trabaja actualmente en los Archivos de las obras de Marx en Berlín y Amsterdam y en la redacción de un ensayo sobre Marx y los MEGA.