24/6/12

Mercancía y Valor-trabajo / Guía de lectura de Marx

 Karl Marx ✆ Blumpi
Reinaldo A. Carcanholo

“En la misma esencia del dinero se siente algo de la esencia de la prostitución”. G. Simmel

“Si el dinero, según Augier, nace con manchas naturales de sangre en una de sus caras, el capital viene al mundo chorreando sangre y suciedad por todos los poros, desde la cabeza a los pies.”  K. Marx

En verdad, la teoría del valor no es una teoría por construirse. Ella se encuentra mucho más desarrollada de lo que en general se cree y se sostiene. Es sorprendente el número tan reducido de aspectos de ella que no fueron descubiertos y expuestos en El Capital. Ella es mucho más amplia de lo que tiende a pensar. En primer lugar, no se trata de una teoría que se preocupe simplemente con los factores que determinan los precios relativos o el nivel de los precios en el mercado. No es eso. Sus objetivos son mucho mas amplios y complejos y su punto de partida es la comprensión teórica sobre la naturaleza de la riqueza capitalista.

Descargar, PDF
En segundo lugar, ella no se limita a lo que se encuentra expuesto en el primer capítulo de El Capital, aunque sumándose aquellos dedicados al problema de la transformación de los valores en precios de producción. Las categorías de capital e plusvalía, capital industrial, capital ficticio, por ejemplo, son aspectos fundamentales de la mencionada teoría del valor, sin los que ella no estaría completada y sería incomprensible. En verdad, tales categorías no son sino formas desarrolladas del valor y, por lo tanto, los capítulos y secciones de El Capital dedicadas a ellas son indispensables para la referida teoría; ellas aparecen discutidas y desarrolladas a lo largo de todo el mencionado libro, en sus diferentes tomos. Capital, por ejemplo, es el mismo valor en su fase avanzada de desarrollo. Así, podríamos decir, sin exageraciones, que la exposición de la teoría marxista del valor se encuentra dispuesta en el conjunto de la obra económica de Marx y, en particular, en su libro mayor: El Capital.