28/6/12

Los problemas de la sobreacumulación en China

Mylène Gaulard

La tasa de inversión de China alcanzó en 2009 un récord mundial, superando el 45% del PIB. Sin embargo, este proceso de acumulación puede ser peligroso para el mantenimiento de la inversión. El acento se pone a menudo en la importancia de los fenómenos de sobreproducción y de las capacidades de producción ociosas: la industria china funciona con sólo el 50 % de sus capacidades de producción. Ello tiene consecuencias sobre la productividad. Sin embargo, la evolución de la productividad puede ser también analizada a través de la teoría de de la tendencia decreciente de la tasa de ganancia, teoría presentada por Karl Marx en el tercer libro de El Capital.

Introducción

Descargar, PDF
Es importante estudiar el proceso de acumulación de China con el fin de percibir mejor los límites con los cuales el crecimiento económico chino corre el riesgo de tropezar en el futuro. Según algunos economistas, China presenta una tasa de inversión muy alta que podría afectar la continuidad del proceso de acumulación. Diversos estudios tratan de explicar los problemas con los que ha tropezado el país en lo referente a las inversiones, pero aquí consideramos esencial retomar los instrumentos de análisis que nos suministra la teoría de la tendencia decreciente de la tasa de ganancia. Esta teoría, planteada hace más de un siglo por Karl Marx, parece efectivamente capaz de explicar la situación que atraviesa hoy en día el gigante económico asiático. <> Marxismo Crítico