1/5/12

Contra el estalinismo / Sobre lo que hay o no hay que decir sobre la Renta básica para los iguales

@ Pietari Posti
Escribo aquí la respuesta que le he dado a un oscuro personaje que se ha dedicado a insultarme en la página web Rebelión por mi crítica a la propuesta de la Renta Básica de los Iguales. Valga como mínimo para criticar las posturas estalinistas que se dedican a despreciar al adversario político. Desgraciadamente todavía son muy frecuentes entre la izquierda.

Luis Roca Jusmet

Especial para Gramscimanía
José Iglesias Fernández escribe un artículo en Rebelión como respuesta a una reseña anterior del autor de este artículo al libro Democracia radical. En esta reseña cuestionaba la viabilidad y la pertinencia de la propuesta de Renta Básica de los Iguales (RBi). Mi intención no es descalificar la propuesta sino simplemente debatirla. Pero ya veo que para JIF opinar sobre el tema es una impertinencia.

Para hacerlo no hay que ser un experto en el tema, como afirma de manera antidemocrática JIF. Porque la democracia quiere decir la libre circulación de opiniones entre los ciudadanos, no entre los expertos. La diferencia entre Episteme y Doxa (no entre Episteme y cháchara) es la diferencia entre el saber y la opinión.

Esta diferencia la sostienen Sócrates y Platón para argumentar que sólo puede gobernar los sabios y no el pueblo. En el campo del marxismo la ha mantenido no hace mucho Althusser para separar la teoría científica y la opinión. Su antiguo discípulo Jacques Rancière la cuestionó porque conducía a un elitismo, el de los expertos o el de la vanguardia. Yo no soy un experto en RBi pero he leído sobre ella y entiendo la propuesta. Hablo como ciudadano que opina, que argumenta. Esta es para mí la base de la democracia, la de formarse un criterio, argumentar y participar en las decisiones públicas. Si cada ciudadano ha de se un experto en aquello de lo que se habla entonces la democracia es imposible.

En mi reseña no hay un debate sobre el tema, simplemente una opinión que sirve como material de discusión. Mi blog se llama Materiales para pensar y esto es lo que pretendo hacer con mis escritos y reseñas, que publico en El Viejo Topo y en Rebelión. Tampoco soy especialista de reseñas ni pretendo ser un maestro, si lo que digo es vulgar o no lo dirán los lectores, aunque en general me dicen lo contrario. Las publico sin cobrar porque me gusta leer y escribir y porque mucha gente valora lo que hago y así me lo ha hecho sabe. Este es el estímulo. Porque aparte de esto trabajo por necesidad, para cobrar un salario. Pero como trabajo en la enseñanza pública intento aportar algo a la sociedad, aunque sea capitalista. Porque voy al médico, vivo en una casa, como, dispongo de tecnología que es producto de este trabajo que FIF tanto desprecia porque es "capitalista". Él seguramente también lo hace. No soy opinante de profesión porque nadie me paga para hacerlo, pero quizás es una metáfora para decirme que como solo soy un ciudadano que mejor que calle y deje hablar a los expertos. Ahora bien que me compare con los nazis o que me llame canalla esto no se lo admito. Que me diga que no tengo ideas propias tampoco o que no sé leer. No,señor JIF, el del estalinismo: insultar al adversario y transformarlo en quinta columna del enemigo.

No quiero cansar más al lector pero tengo derecho a defenderme. Pasaré ahora a algunas de sus críticas.

Dice que "considero el capitalismo como un limbo". Aquí dice, sin argumentos, de que se olvida que estamos en el capitalismo y me sitúo en una especie de limbo cuando hablo de democracia y de derechos humanos. La democracia es el producto de la lucha popular por la igualdad política, y en ningún momento digo lo contrario. Vivimos en una oligarquía liberal donde hay elementos democráticos que hemos ganado (como el sufragio universal y las libertades políticas). Dice que hablo de trabajo creativo. Yo hablo de trabajo necesario, de deuda social en el sentido que todos debemos aportar algo y esto en cualquier sociedad. Estamos en una sociedad capitalista, efectivamente, y su lógica es nefasta. Pero la realidad social es más compleja: vivimos en ella y lo hacemos por el trabajo de la mayoría. Si yo utilizo los recursos y bienes de este trabajo debo aportar algo y esta es la lógica del bien común. Dice que la RBi es un derecho burgués operativo (?). JIF considera así que las clases dominantes son partidarias de este derecho o dispuestos a asumirlo, cuando nunca han ni siquiera contemplado esta posibilidad ni es asumible ni compatible con el sistema.

Me echa en cara que le critique cuando él considera los derechos humanos como derechos burgueses. El tema es demasiado amplio como para entrar aquí. Pero la DUDH no es "resultado de la fuerte lucha entre los poderosos". Stephanne Hessel nos ha mostrado en su libro Indignaos que esta declaración, sin tener aspiraciones revolucionarias, surge de una voluntad emancipadora. O Alejandro Tettelbaum, marxista y autor de "la armadura del capitalismo. El poder de las sociedades transnacionales en el mundo contemporáneo" ha escrito artículos muy interesantes sobre "La D.U.D.H como valioso instrumento de lucha contra el capitalismo. Pero es mejor repetir unos cuantos tópicos como hace él para liquidarlos como "derechos burgueses".

Al hablar de movimientos migratorios habla de cosas que no tienen nada que ver con mi argumento.Lo que yo digo que si la Renta Básica fuera posible y deseable se tendría que aplicar en todo el planeta. Si un país diera la renta básica a su habitantes millones de personas emigrarían a este país. Solo un control férreo de la nacionalidad y de la entrada lo haría posible dentro de un solo país.

Finalmente me recuerda que la Historia de la Humanidad es la historia de las utopías. Aquí hay una larga discusión sobre lo que entendemos por utopías.  Aquí me dice JIF que para hacer una crítica a la Rbi me he de leer todos los trabajos que ha escrito sobre el tema. Mi tiempo es limitado y tengo lecturas más interesantes que hacer.Remito a loq ue he dicho al principio sobre el ciudadano y el experto. Bueno, en todo caso lo que resulta penoso es que me diga que si no aplica la Rbi es, entre otras cosas, por artículos como el mío.

Vayamos a mis incoherencias:
La primera incoherencia es que dice que "las ayudas como la Rbi sean compensadas con trabajo". Yo no digo esto. Lo que digo es que hay que garantizar el derecho al trabajo. Hay que hacerlo con inversión pública ( esto es lo que hay que pedir) y, como dice Arcadi Oliveras, repartiendo el trabajo. Esta me parece una exigencia más sensata que la de la Rbi. Otra cosa es que si a alguien no se le puede garantizar el trabajo hay que ofrecerle una renta mínima. Pero el planteamiento es diferente. Esto es lo que debería hacerse para luchar contra la exclusión social.

La miseria y el dolor que provocan los recortes de los gobiernos hay que combatirlos, por supuesto. Pero yo ya le acabo de plantear un línea más realista: inversión pública y reparto del trabajo. En todo caso es menos utópica que lo que usted propone. Y aquí utópica quiere decir imposible a corto plazo.

En todo caso lo bueno de su artículo es que se puede iniciar aquí un debate sobre el tema. Yo estoy dispuesto a colaborar, aunque no con gente como usted, por supuesto, que considera cualquier crítica una impertinencia.