28/2/12

Hegel / Concepto de modernidad

/ Benjamin Vautier
El principio de subjetividad en Hegel se ve en la modernidad, es claro que demuestra que es una característica primordial de esta época. “En términos generales Hegel ve caracterizada la Edad Moderna por un modo de relación del sujeto consigo mismo, que él denomina subjetividad.” [1] Al mismos tiempo Hegel le da una caracterización particular, es decir, explica la subjetividad por la libertad y la reflexión. Menciona Hegel: “la grandeza de nuestro tiempo consiste en que se reconoce la libertad, propiedad del espíritu de estar en sí cabe en sí.” De este contexto al que se refiere Hegel se señalan cuatro parentescos: “a) individualismo la peculiaridad infinitamente particular puede hacer valer sus pretensiones, b) derecho de critica exige que aquello que cada cual ha de reconocer se le muestre como justificado. c) autonomía de la acción queremos salir fiadores de aquello que hacemos. d) filosofía idealista. Hegel considera como obra de la Edad Moderna el que la filosofía aprenda la idea de que sabe a sí misma.” [2]


Algunos de los acontecimientos bases para la implantación del principio de subjetividad son la Reforma, la Ilustración y la Revolución Francesa. La dominación de un sujeto que reclama insistentemente la capacidad de atenerse a sus propias intelecciones. La proclamación de los derechos del hombre y el código de Napoleón han hecho valer el principio de libertad de la voluntad como fundamento sustancial del estado.

El principio de la subjetivad determina además las manifestaciones de la cultura moderna. Así ocurre en el caso de la ciencia objetivante. Los conceptos morales de la edad moderna se fundan en una parte en el derecho del individuo a inteligir una validez de aquello que debe de hacer; cada uno puede perseguir los objetivos de su bienestar. El arte moderno la autorreflexión se convierte en un principio que se presenta como forma de vida.

Pues si la modernidad ha de fundamentarse a partir de sí misma. Hegel no tiene más remedio que desarrollar el concepto crítico de modernidad a partir de la dialéctica inmanente al propio principio de la ilustración.

Hegel se halla en el centro de la evolución científica. Es el primero que incluso terminológicamente de expresión a una conceptuación adecuada a la sociedad moderna, estableciendo una separación adecuada a la sociedad moderna, estableciendo una separación entre la esfera política del estado y la sociedad civil. “En la sociedad civil cada uno es fin para sí mismo, todo lo demás no significa nada para él. Pero sin relación con los otros no puede alcanzar sus fines. Esto se convierten, por tanto, en medio para el fin del individuo particular.”  [3]

La filosofía no puede instruir al mundo acerca de cómo debe ser; en sus conceptos sólo se refleja la realidad como es. Hegel no es el primer filosofo que corresponde a la Edad Moderna pero si el primero para el que la modernidad se torna problema. No solventó el problema del autoacercamiento de la modernidad. “Para la época que sigue Hegel la moraleja de todo ello es que para poder en general tener la posibilidad de seguir elaborando este tema en menester articular el concepto de razón en términos mucho más modestos.” [4] 

Notas

[1] Habermas Jürgen, Discurso filosófico de la modernidad, Taurus, Humanidades, Madrid 1993. Pág. 28
[2] Ibídem Pág. 29
[3] Ibídem Pág. 53
[4] Ibídem Pág. 60